«

»

Ago 19 2011

Leyes de Murphy en la astronomía

Aquí os presento algunas leyes de Murphy en el mundo de la astronomía:
– Siempre esta despejado cuando hay Luna Llena.
– Tres hechos son mutuamente excluyentes: o no tener que trabajar al día siguiente, o no hay nubes o no hay Luna Llena.
– Si está despejado y sin Luna, hará un frío aterrador y el viento soplará como un huracán.
– Un alineamiento polar perfecto implica que le pegaras una patada a la pata del trípode en la oscuridad.
– Al hacer una fotografía astronómica; la importancia y dificultad de conseguir la imagen son directamente proporcionales a la posibilidad de que un avión,con montones de luces parpadeando, cruce a través del campo que esta fotografiando.
– En el momento que estés comprando el telescopio, el tiempo será esplendido. Para cuando llegues a casa, el cielo se habrá llenado de nubes; y durante varios días [algunos dicen que durara tantos días como centímetros de apertura tenga el telescopio adquirido].
– Si su espejo principal es inaccesible -como en muchos Schmidt-Cassegrain- las probabilidades de que haya manchas en el espejo se incrementara en un orden de magnitud.
– Si necesita apuntar el telescopio a la Polar para alinearlo; su terraza tendrá árboles que la ocultarán.
– La cantidad de nubosidad es directamente proporcional al deseo del astrónomo de observar.
– Bajo cielos parcialmente nublados, las nubes cubrirán exactamente esos objetos que tenga mas ganas de observar, dejando otras áreas totalmente libres de nubes.
– En invierno, la temperatura es siempre al menos 10 grados menor que aquella para la que se había vestido.
– Durante el verano, la cantidad de mosquitos es siempre un diez por ciento superior a lo que se ha previsto.
– Un lugar de observación no tendrá más de dos de las condiciones siguientes: Cielos oscuros, horizontes sin obstáculos, suelo firme, o servicios.
– La distancia al lugar de observación es directamente proporcional al numero de piezas importantes que habrás olvidado llevar.
– La posibilidad de que se enciendan luces, linternas, faros, luces interiores o pilotos traseros es directamente proporcional al número de obturadores abiertos y al número de observadores que hayan empezado su adaptación a la visión nocturna.
– Justo cuando encuentre el objeto que lleva buscando toda la noche, el vecino encenderá las luces de casa destrozando su adaptación visual a la oscuridad.

– Los oculares sufren una atracción magnética irresistible hacia el cemento, a diferencia de los tornillos y tuercas pequeñas que sufren una atracción magnética irresistible hacia la hierba alta.
– La probabilidad de que alguien gire su linterna o la encienda justo sobre sus instrumentos es directamente proporcional a la duración de la exposición de la imagen que esté tomando.
– Todos los apagones suceden en noches nubladas o de Luna Llena.
– Un termo cae siempre sobre el mapa mas cercano. Los ejemplares caros o los que estén sin plastificar tienen prioridad. Este principio no es aplicable si el termo estuviera vacío.
¡Que grandes verdades!
🙂
Fuente: AANM

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Jaime

    Muy buenos!
    XD

  2. Francisco Sevilla

    Gracias.
    Saludos,

    Fran

  3. Verónica Casanova

    Lo del avión me suena,…..X-DDDDD

  4. Francisco Sevilla

    Cierto cierto. Cierta fotografía circumpolar desde Goiuria!
    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*