«

»

May 31 2012

En breve podremos observar el tránsito de Venus

Tal y como ya adelantamos en Febrero, podremos observar en pocos días el tránsito de Venus por delante del disco Solar. Los tránsitos son fenómenos periódicos ocasionados por Venus y Mercurio (en esta ocasión no nos referimos a otros tipos de tránsitos, como pueden ser los causados por los exoplanetas, aunque el principio es el mismo) cuando, estando alguno de estos planetas en conjunción inferior, pasa por delante del disco solar. Quizás el tránsito más famoso fue el observado por el capitán Cook en 1769. En aquella época estos fenómenos eran de gran utilidad pues permitían determinar las distancias en el Sistema Solar. El primer astrónomo en determinar la frecuencia de los tránsitos de Venus fue Kepler, indicando que ocurrían cada 121,5 años. Más tarde, se calculó que estos tránsitos ocurrían en parejas, separadas entre ellas por 8 años. Por ejemplo, un tránsito ocurrió en 1631 y el siguiente en 1639, el siguiente ya tardaría 121,5 años. Los posteriores tránsitos fueron en 1761, 1769, 1874, 1882, 2004 y ahora toca en 2012. Los siguientes ya serán en 2117 y 2125.

Por desgracia, a contra de como ocurrió en 2004, tendremos muy malas condiciones para la observación en ese momento. Será visible justo al amanecer del día 6 de Junio, y además solo en la mitad este de España. Es tan justo que observadores en la zona de visibilidad, si tuviesen montañas en el horizonte podrían no llegar a observarlo. En Norteamérica y Centroamérica será visible completamente al atardecer del día 5 de Junio. En Sudamérica no tendrán tanta suerte: desde países como Brasil, Chile o Argentina no podrán observarlo. También se incluye en el post un mapa de las zonas de visibilidad (Fuente: NASA)

Precauciones para la observacíón

Al igual que para otros fenómenos en los que se observa el Sol, a continuación se vuelve a indicar unos consejos para observarlo. Lo primero que hay que tener claro es que cualquier error al observar el Sol puede causar daños irreparables en la vista. Por ello, ante la menor duda es preferible no realizar la observación.

Evidentemente no se debe observar el Sol sin protección. Al usar un telescopio, se tiene que extremar mucho el cuidado. Jamás usar los típicos filtros “Sun” que incluían antes los telescopios sencillos: son peligrosos. Como mínimo se debe usar un filtro de tipo Mylar en el objetivo del telescopio. Alternativamente puedes usar el llamado prisma de Herschel, un prisma que desvía el 99% de la luz solar. Actualmente la mejor opción para observar el Sol es comprarse los famosos PST de Coronado, unos telescopios con filtro H-alfa, que son completamente seguros. Sin embargo su coste ronda los 500 a 600 euros.

No obstante la forma más segura de observar el Sol por un telescopio consiste en proyectar su imagen sobre una pantalla, y no mirar a través del ocular.

Pero si es la primera ocasión observando este tipo de fenómeno, recomiendo que se contacte con alguna agrupación astronómica de la zona donde se vive, para que recibir asesoramiento o incluso observar con ellos el fenómeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*