«

»

Jun 27 2012

Reflexión personal sobre la coherencia del Universo

Ya son varias las personas que me han preguntado (tanto a través del blog como en mi entorno personal) acerca de mi opinión sobre la capacidad que los seres humanos tenemos de entender el Universo. No soy partidario de expresar opiniones personales en el blog dado que o bien se pueden entender incorrectamente con una afirmación o bien dar a malentendidos. No obstante, hago una excepción, una breve nota sobre el tema, recordando que únicamente es opinión personal: cada uno es libre de opinar lo que quiera y su opinión es tan válida como la mía.
Básicamente nuestra capacidad de entender el Universo parte de que éste se podría considerar como coherente. De este modo, las leyes de la física que conocemos, se comportan igual en nuestro planeta, que en una galaxia lejana. Una manzana cae por la fuerza gravitatoria igualmente en la Tierra que el exoplaneta Corot-7b: cumple la ley de la gravitación. Asumimos que las leyes son iguales en todo el Universo. Aceptamos que el Universo es coherente en el presente, de modo que el comportamiento (según las leyes de la física) de un fenómeno en la Tierra es de esperar que sea igual en la Luna. Pero no solo eso, es coherente también mirando al pasado: el comportamiento de un fenómeno en la Tierra es el mismo hoy que hace mil años. En el primer caso es una coherencia espacial (igual en todos los sitios) y en el segundo es una coherencia temporal (igual en todos los instantes de tiempo). A partir de ambas coherencias, somos capaces de hacer un pronóstico de cómo ocurrirá un fenómeno, por ejemplo, dentro de diez años. Como ejemplo, un eclipse de Luna.
Obviamente todo esto se debe tomar teniendo en cuenta que los fenómenos no ocurren en mundos ideales en los que únicamente unos pocos factores intervienen. El Universo es extremadamente complejo en sus más sutiles iteraciones (como ejemplo, la meteorología). No obstante, teniendo en cuenta una cantidad limitada de factores, la Ciencia es capaz de hacer asombrosos pronósticos y de explicar gran variedad de fenómenos en todo el Universo.
Pero evidentemente, somos nosotros los que, en base a lo que observamos y a nuestra experiencia, asumimos como válida dicha coherencia. Sin asumirla en nuestros estudios, seriamos incapaces de comprender el Universo. Asumiéndola quizás nos estemos equivocando, pues no tenemos garantía de que las leyes sean realmente válidas en todo el Universo, aunque, sin embargo nos permite avanzar en nuestro camino.
Pero ¿por qué aparentemente es coherente el Universo? Aquí hay corrientes que intentan abordar el problema. Hay quien explica dicha coherencia gracias la existencia de algo que lo regula, y hace el Universo coherente, de modo que podemos entenderlo (y es más, existir). Dicha figura sería un dios que se ha encargado, cuando menos de “poner todo en marcha”. 
La segunda forma de ver el problema, plantea que no es necesaria la existencia de dicho dios. Las cosas son así de siempre, de otra manera o no existiríamos o simplemente estaríamos preguntándonos lo mismo pero en un universo con estructura diferente. Es más, la figura del dios sería un añadido innecesario que complicaría la búsqueda de la razón última, por la que el Universo es como es.
No obstante creo que ambas posturas son fácilmente refutables (lo que no quiere decir que incorrectas): carecemos de conocimiento suficientemente profundo del Universo. La Ciencia, desde mi punto de vista no puede especular con hipótesis que no se puedan contrastar. Por ejemplo, hablar sobre lo que había antes del Big Bang, cuando aún no tenemos evidencias directas (que no indirectas) del mismo es una especulación, que incluso si en un futuro podemos entender mejor, casi con total seguridad, será incorrecta. Camino se hace caminando, estudiando el entorno: solo sabremos que hay detrás de una colina cuando alcancemos su cima. 
Y con esto ni afirmo ni niego la existencia de un dios. Sería entrar en contradicción con el párrafo anterior. No tengo acceso a dicho conocimiento (y no creo llegar a alcanzarlo -sobre todo la no exitencia-), y por lo tanto, es un tema en el cual no entro: ni creo ni dejo de creer (llámalo agnosticismo).

Finalmente estaría la cuestión del determinismo. ¿Es el Universo determinista? Según la visión de la física clásica, así debería ser: los estados (espacio de fases) de un sistema determinan completamente como evolucionará. Tal y como comenté antes, la cantidad de factores que intervengan nos difuminará más o menos nuestra capacidad de pronosticar su evolución. ¿Y esto es siempre así? La física cuántica dio un fuerte revés a esta idea con su principio de incertidumbre, el problema de la medida cuántica, el reino de las probabilidades.

Pero ¿esto implica que existe el libre albedrío? La experiencia cotidiana analizada con las leyes de la física parece que nos quiere decir que vivimos en un universo determinista. Por otro lado, al menos en mi caso, hay algo que nos impulsa a desear que efectivamente la incertidumbre reine en lo mas profundo y esencial de nuestro Universo, tal y como parece indicar la física cuántica. ¿Esta aparente falta de determinismo en el mundo cuántico es simplemente nuestra incapacidad para comprender la verdadera naturaleza de su comportamiento? Este es un terreno en el que aún queda mucho (por no decir todo) camino por recorrer. Ahora vendría una cuestión importante: Si realmente el Universo no fuera determinista ¿hasta que punto podemos considerar que es coherente?

Conclusión: De momento creo que está más allá de nuestro alcance comprender el porqué de un Universo que muestra aparentemente tanta coherencia (¡algún lector quizás se decepcione al no ver una respuesta definitiva!), pero sin duda alguna, aceptarla nos permite evolucionar a mayores niveles de comprensión. Y la herramienta de dicha evolución es la Ciencia, la cual se hace a base de observación, experiencia, contraste y perder el miedo a abandonar caminos que aunque inicialmente parecían buenos, finalmente no llevan a ninguna parte. 
Y por supuesto, dentro de esta categoría [Ciencia] no entran las llamadas pseudociencias. Éstas afirman sin evidencias contrastables, se resisten a ser sometidas a análisis objetivo, cuando son refutadas lo justifican con conspiraciones que pretenden ocultar la verdad o mecanismos que están más allá de nuestra comprensión.
… recuerda… es únicamente una opinión personal. ¡La tuya es igual de válida!

1 comentario

  1. Francisco Sevilla

    Hola,

    Lamentablemente la cantidad de comentarios que se están recibiendo con un marcado carácter de discusión y crítica hacia las diversas opiniones religiosas, me obliga a hacer algo que no había hecho hasta ahora: bloquear la publicación de comentarios del post.

    Quedamos este post simplemente como una reflexión personal (lo que realmente es).

    Un saludo y disculpad la molestia.

    Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*