«

»

Abr 24 2013

Calculando el número de Wolf

El pasado martes hablamos sobre el Sol y sobre su principales características (ver artículo “poco del SolEl ciclo solar 24 ¿Realmente es tan activo como algunos anuncian? Hablemos un poco del Sol“). Hablamos de su ciclo de actividad, pero sin embargo, no tratamos sobre el método empleado para cuantificar dicha actividad. Para ello se calcula el llamado número de Wolf que a continuación os describimos.

El número de Wolf, también conocido como número de Zurich, es un valor que permite evaluar numéricamente la actividad de grupos y manchas solares. Se calcula mediante una fórmula presentada en 1849 por Rudolf Wolf con la forma:
      W = k ( 10 x G + F )
donde W es el número de Wolf, G el número de grupos, F el de manchas/focos individuales y k un factor de corrección llamado factor del observatorio, y que intenta estandarizar los valores calculados por diferentes observadores con diferentes condiciones de observación. Los grupos tienen una clasificación (de la A a la J -excepto la I-)  en función de su forma y tamaño. Se puede ver dicha clasificación el la imagen de cabecera del post.

Recordad que si vais a observar el Sol, lo primero que hay que tener claro es que cualquier error al observarlo puede causar daños irreparables en la vista. Por ello, ante la menor duda es preferible no realizar la observación.

A simple vista, sin instrumento, hay gafas (Fotografía 3) expresamente diseñadas para observar el fenómeno. Evidentemente no se debe observar el Sol sin protección, y recuerda que ni las gafas de sol ni incluso los cristales de soldadura, negativos fotográficos o cristales ahumados protegen adecuadamente. Estos últimos no  protegen adecuadamente de la radiación ultravioleta. No obstante usando incluso las gafas indicadas, no se deben hacer observaciones prolongadas.
Si se usa un telescopio, se tiene que extremar mucho el cuidado. Jamás usar los típicos filtros “Sun” que incluían antes los telescopios sencillos: son peligrosos. Como mínimo se debe usar un filtro de tipo Mylar (Fotografía 2)en el objetivo del telescopio. Alternativamente puedes usar el llamado prisma de Herschel, un prisma que desvía el 99% de la luz solar. Actualmente la mejor opción para observar el Sol es comprarse los famosos PST de Coronado (Fotografía 1) unos telescopios con filtro H-alfa, que son completamente seguros. Sin embargo su coste ronda los 500 a 600 euros.
No obstante la forma más segura de observar el seguro por un telescopio consiste proyectar su imagen sobre una pantalla (Fotografía 4), y no mirar a través del ocular.
Pero si es la primera ocasión que realizáis este tipo de observación, recomiendo que se contacte con alguna agrupación astronómica de la zona donde se vive, para que recibir asesoramiento o participar en alguna observación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*