«

»

Abr 24 2013

Destellos desde Vega: Detectada agua en Júpiter cuyo origen fue la colisión del Shoemaker-Levy 9

Casi 20 años después de la colosal colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 contra Júpiter (Julio de 1994), el Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha sido capaz de detectar agua en la estratosfera de Júpiter gracias a la gran sensibilidad de su instrumental. Las observaciones indican que las concentraciones de agua es casi tres veces superior en el hemisferio sur (donde colisionó el cometa) que en el norte, y en concreto en latitudes altas, coincidiendo nuevamente con la región de la colisión.
Estas investigaciones, realizadas por investigadores del Laboratorio de Astrofísica de Burdeos (Francia) y liderado por Thibault Cavalié, han sido publicadas en la revista Astronomy & Astrophysics, y en ellas sugieren que hasta el 95% del agua detectada podría proceder el cometa. No obstante, en 1997, el Observatorio Espacial Infrarrojo (ISO) de la ESA también detectó marcas de agua en la estratosfera, si bien, en aquella ocasión no fue posible una vinculación clara con la colisión.
El cometa Shoemaker-Levy 9 fue descubierto por David Levy, Carolyn Shoemaker y Eugene Shoemaker el 24 de marzo de 1993, y pronto se descubrió que su trayectoria era hacia el gigante joviano. El cometa, debido a las intensas fuerzas de marea ejercidas por Júpiter se fragmentó en 21 trozos, los cuales colisionaron contra la atmósfera del planeta el 9 de julio de 1994, en una latitud 44º sur. Los efectos de la colisión fueron observados durante semanas incluso con telescopios de aficionado (en mi caso personal, pude observarles con un telescopio reflector de 150 mm)
Fuente de las imágenes: NASA-JPL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*