«

»

Jun 24 2013

Destellos desde Vega: Mas cerca de aclarar el misterio de las GWSs

Datos tomados por la misión Cassini en Saturno, han permitido avanzar en el conocimiento de las gigantes tormentas que ocurren periódicamente en el planeta de los anillos. Cada 30 años terrestres (un año de Saturno) aparece una gigantesca tormenta cuya denominación es Gran Mancha Blanca (GWS -Great White Spot-) por sus dimensiones y color característico. En 1990 fue observada y no se esperaba su aparición hasta el año 2020. Sin embargo, para sorpresa de todos, en diciembre de 2010, apareció nuevamente, llegando a rodear el hemisferio norte del planeta en tan sólo dos meses, causando un aumento de 60º C en la temperatura de la alta estratosfera y una alta actividad eléctrica durante 7 meses.
En esta ocasión, además de los observatorios terrestres, se pudo estudiar el fenómeno meteorológico con mayor detalle gracias a la misión Cassini. Un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio y con la colaboración de la Universidad del País Vasco y la Universidad Europea Miguel de Cervantes, gracias a las imágenes de la sonda y con el uso de modelos computerizados ha dado una explicación al fenómeno.
Entre otros, los resultados demuestran que el foco de la gran tormenta está situado en las capas inferiores de la atmósfera -región no visible desde el espacio y situada a 250 kilómetros de profundidad- desde donde se transportó grandes cantidades de gas a las capas superiores, siendo en dichas capas liberada gran cantidad de energía. Dicha energía interaccionó con los vientos existentes en dicha región, creando la tormenta cuyos vientos alcanzaban hasta los 500 kilómetros por hora. No obstante el origen de dicha energía aún es desconocido.

Para más información sobre el estudio se puede visitar el artículo “Desvelado el comportamiento de las tormentas gigantes de Saturno” de Agencia Sinc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*