«

»

Jul 21 2013

Los prismaticos: el gran aliado del observador

Ya estamos en verano, y es tiempo de observación. Buen tiempo y temperaturas agradables nos invistan a dedicar unas horas al estudio del firmamento nocturno. Unos de los instrumentos que más momentos de disfrute proporcionan al aficionado a la astronomía, son sin duda alguna, los prismáticos. Los prismáticos nos permiten observar el firmamento fácilmente por su gran portabilidad y gran luminosidad. Al combinar esta luminosidad con los pocos aumentos que suele tener, permiten la observación de grandes campos. 
Las características a tener en cuenta son:
Diámetro de las lentes objetivo: expresadas en mm, los recomendables para astronomía comienzan a partir de 40 mm. Hay muchos astrónomos amateurs que los usan como instrumento principal, teniendo prismáticos verdaderamente gigantes: en muchos casos alcanzan los 150 mm (se han usado muchísimo en búsqueda de supernovas y cometas, con mucho éxito). Con diámetros de 50 mm ya podemos observar fácilmente objetos de la magnitud visual +10,0.
Aumento y pupila de salida: los aumentos normalmente varían desde los 7 a los 20 o más, dependiendo de las lentes objetivo. Si dividimos el diámetro por el aumento, nos proporciona la llamada salida de pupila. Por ejemplo, un prismático típico de 7×50, tendría 7 aumentos y unas lentes de 50 mm. Así, si hacemos 50/7=7 (redondeando), 7 sería la salida de pupila. Este valor es importante.La pupila de una persona joven en la oscuridad suele tener típicamente un diámetro de 7 mm y de una persona mayor, 5 mm. Así una persona joven podría captar toda la luz proporcionada por el instrumento, sin embargo una persona adulta no, pues su pupila es menor. A la inversa, un instrumento de muchos aumentos (p.e. 20×50) su pupila de salida es muy pequeña. Tampoco son muy recomendables los prismáticos “zoom” (excepto en instrumentos de gran calidad óptica).

Además, evidentemente también cuenta la calidad de la óptica. En este sentido los instrumentos con mejores ópticas aumentan sensiblemente en precio. Es muy importante tener en cuenta, que en observaciones prolongadas necesitaremos un trípode robusto. Así mismo, por encima de los 15 aumentos, también se hace imprescindible el uso de trípode. Son típicos los prismáticos de 8×40, 7×50, 10×50, 10×60, 11×80 y 20×100.
Por experiencia personal, sin duda alguna estoy convencido de que os proporcionarán grandes momentos de observación, y acabarán convirtiéndose en un instrumento básico dentro de vuestro equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*