«

»

Dic 13 2013

Destellos desde Vega: Nuevos datos sobre los mares de Titán

[This post participates in Carnival of Space #332, at Everyday Spacer]

La misión Cassini de la NASA, ha logrado realizar nuevas observaciones de Titán, el mayor satélite de Saturno. Tras la realización de un estudio con rádar del hemisferio norte del satélite, han logrado obtener el mosaico más detallado creado hasta la fecha. En concreto el estudio se ha centrado en dos mares, el Kraken mare y el Ligeia mare.
Mediante la técnica de tomar imágenes desde diferentes ángulos, han podido descubrir que los procesos que ocurren en Titán son mas parecidos a los terrestres de lo que se pensaba hasta ahora. También se cree que el Kraken mare, podría contener el 95% del líquido de todo el cuerpo. Además, gracias a este estudio, se sabe que la mayor parte del líquido es metano, y se podrá en el futuro hacer una estimación bastante precisa de la cantidad total de líquido existente.
Descubierto el 25 de Marzo de 1655 por Christiaan Hygens, se trata del satélite más grande que tiene Saturno, y además es el segundo más grande del Sistema Solar (Ganímedes, alrededor de Júpiter). Orbita a 1.221.850 kilómetros y tiene un periodo de 15,5 días. Titán tiene un diámetro ecuatorial de 5.150 kilómetros y es el único satélite del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera notable.

La atmósfera de Titán, actualmente centro de intensas investigaciones, fue descubierta por el astrónomo español Josep Comas Sola en 1908. Se trata de una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y que tiene una alta abundancia de metano y otros hidrocarburos, de modo muy similar a como se cree que era la atmósfera primitiva de la Tierra. Esto le ha convertido en objetivo de las numerosas investigaciones. En 2005, la sonda Huygens descendió a la superficie de este satélite para su estudio en detalle.
En cuanto a su composición geológica, tiene una baja densidad, de 2 gramos por centímetro cúbico. Se compone de 50% de roca y otro 50% de hielo, siendo el núcleo una mezcla de ambos materiales. Su observaciones con telescopios sencillos es fácil, pues tiene una magnitud aparente que varía entre +8 y +8,5, y puede llegar a separarse angularmente hasta 10 veces el diámetro aparente de Saturno. Incluso en condiciones favorables incluso se puede observar con unos buenos prismáticos.

Se puede consultar más información en el anuncio de la NASA.

[This post participates in Carnival of Space #332, at Everyday Spacer] 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*