«

»

Feb 25 2014

Destellos desde Vega: El radar de vigilancia espacial de la ESA detecta los primeros objetos

El radar de vigilancia espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha comenzado de detectar los primeros objetos. Este radar, situado en Madrid y cuyo objetivo es la vigilancia de los fragmentos de basura espacial en órbita baja, fue entregado a la ESA el pasado mes de Noviembre, y ya ha detectado satélites como Landsat-5, GOCE, Swarm y diversos fragmentos de vehículos de lanzamiento y cuyo tamaño ronda un metro. Estos resultados son mejores que las expectativas iniciales para el periodo de pruebas.
De este modo, a pesar de no estar a pleno rendimiento, es capaz de detectar (resolución), dependiendo de la altitud, hasta cuerpos de 1 metro. Se espera que en el futuro sea capaz de detectar hasta cuerpos de tan sólo 10 centímetros. La detección de estos fragmentos, de los que se estima que existen más de 700.000, es fundamental para la seguridad no solamente de los satélites ya en órbita, sino también para futuras misiones. 

Se puede ampliar información en el artículo “El rádar de vigilancia espacial de la ESA detecta sus primeros objetos” de Astrofísica y Física.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Mauricio Frapiccini

    Buena noticia¡
    Preguntas: Si trabajaras en un proyecto e.DeOrbit donde el suministro de energía eléctrica no fuera un problema. (Tipo Curiosity o similar sin paneles solares). ¿Que método utilizarías para atrapar restos y limpiar el cielo?

  2. Francisco Sevilla

    Hola Mauricio,

    En principio la e.DeOrbit lo que haría es capturar la basura y llevarla a una órbita más baja, de modo que pueda reentrar en la atmósfera y desintegrarse. No se si te refieres a la técnica de captura como tal del objeto. Supongo que usarán un brazo robótico o algo fiable cara a evitar una colisión del objeto con la sonda.

    Saludos,

    Fran

    1. Mauricio Frapiccini

      Si tuviera energía ilimitada sin paneles solares, pero propulsión limitada:
      1) Enviaría un pequeño acorazado al cual no le importe el roce con los desperdicios espaciales.
      2) Me le pegaría electro-magneticamente a las partes ferrosas del objetivo.
      3) Con potentes giróscopos estabilizaría su rotación (si es que está descontrolado o a la deriva).
      4) Una vez estabilizado le adoso un pequeño propulsor controlable a distancia.
      5) Apago el electroimán y me alejo del desecho.
      6) Desde tierra activan el pequeño propulsor adosado al desecho.
      7) Busco mi próximo objetivo…
      8) Regreso al paso 1. xDDDD

    2. Francisco Sevilla

      Hola. Si tienes presupuesto para hacer el primer paso, desde luego es buena idea aunque no todos los fragmentos tienen porqué ser metálicos.
      De todos modos, creo que el proyecto e.DeOrbit no contempla este tipo de "acorazados"
      Saludos,
      Fran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*