«

»

Mar 21 2014

Destellos desde Vega: Detectadas olas en Titán

No hace mucho tiempo (ver por ejemplo el artículo “¿Por qué no hay olas en los lagos de Titán?“), nos llevamos la sorpresa de que no se detectaban olas en los mares de hidrocarburos de Titán, el mayor de los satélites de Saturno. Ahora, un nuevo estudio liderado por Jason Barnes (Universidad de Idaho) y realizado en base a imágenes tomadas por la misión Cassini de la NASA entre los años 2012 y 2013, concluye que si que existen, si bien éstas no son la ideales para hacer surf: no superan los 2 centímetros de altura.
En concreto, las imágenes muestras extraños reflejos en el Punga Mare, que serían explicables aceptando que su origen es la presencia de oleaje en la superficie del mismo. De ser confirmado el descubrimiento, supondría que este oleaje es el primero en ser detectado en un mundo diferente a nuestro planeta Tierra.
Titán tiene un diámetro ecuatorial de 5.150 kilómetros y es el único satélite del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera notable.

La atmósfera de Titán, actualmente centro de intensas investigaciones, fue descubierta por el astrónomo español Josep Comas Sola en 1908. Se trata de una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y que tiene una alta abundancia de metano y otros hidrocarburos (Se cree que estos hidrocarburos se forman como resultado de la disociación del metano por la luz ultravioleta del Sol y que son los causantes de la bruma anaranjada), de modo muy similar a como se cree que era la atmósfera primitiva de la Tierra. Esto le ha convertido en objetivo de las numerosas investigaciones. En 2005, la sonda Huygens descendió a la superficie de este satélite para su estudio en detalle. 
En cuanto a su composición geológica, tiene una baja densidad, de 2 gramos por centímetro cúbico. Se compone de 50% de roca y otro 50% de hielo, siendo el núcleo una mezcla de ambos materiales.
Su observaciones con telescopios sencillos es fácil, pues tiene una magnitud aparente que varía entre +8 y +8,5, y puede llegar a separarse angularmente hasta 10 veces el diámetro aparente de Saturno. Incluso en condiciones favorables incluso se puede observar con unos buenos prismáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*