«

»

Mar 25 2014

¿Entrará Eta Carinae nuevamente en erupción?

¿Entrará nuevamente Eta Carinae en erupción? Esta es la pregunta que han intentado responder un grupo de investigadores liderados por Andrea Mehner en base a observaciones de 40 años de dicha estrella. Eta Carinae es un monstruo estelar (tiene una compañera descubierta en el año 2005) que tiene más de 100 veces la masa del Sol y radia un millón de veces más de luz, convirtiéndose en una de las estrellas más pesadas y luminosas de la Vía Lactea. En el siglo XIX y durante dos décadas, los astrónomos -entre ellos William Herschel- registraron un gran aumento de brillo (hasta 1843). Fue tan notable dicho aumento que llego a brillar con magnitud 0 (tanto como Vega).
Observaciones posteriores han determinado que dicho episodio fue ocasionado por la eyección de una enorme cantidad de materia (unas 10 veces la masa del Sol) y que actualmente se puede ver en forma de nebulosa que la rodea. Mehner y su equipo, usando el telescopio de 0,75 metros del Observatorio Astronómico Sudafricano (Ciudad del Cabo), han intentado descubrir si existe algún indico que pueda indicar que se puede volver a repetir lo ocurrido en el siglo XIX. Tomando datos de 40 años y que arrancan en 1976 han encontrado cosas muy interesantes.

La más notable resulta ser que desde el año 1998 se ha detectado un aumento de la luz en longitudes de onda próximas al azul (filtros H y J). De ello se podría deducir que tal y como explica la radiación de cuerpo negro y el ley del desplazamiento de Wien, la estrella ha aumentado su temperatura. Sin embargo este efecto podría explicarse de otro modo.
Alrededor de Eta Carinae existirá un disco de polvo, que o bien se está dispersando (debido a la expansión de la nebulosa) o bien está siendo destruido por la radiación estelar. El polvo absorbe preferentemente la luz azul, y por lo tanto, si está siendo destruido o se dispersa, la luz azul tiene más facilidad para escapar de dicha envoltura de polvo que rodea la estrella y llegar hasta nosotros.
Sin embargo, los autores consideran que la destrucción/dispersión del polvo no es lo suficientemente rápida para explicar las observaciones e indican que otra explicación a lo observado sería que Eta Carinae se aproxima a otro episodio de erupción. Evidentemente, que se aproxime a otra erupción -si realmente la interpretación es la correcta- no quiere decir que ocurra mañana…. en astronomía dicha proximidad hay que entenderla como quizás diez años, o cien, o un millón….
Para aquellos que queráis ampliar información podéis consultar el paper titulado “Near-Infrared Evidence for a Sudden Temperature Increase in Eta Carinae” y que está disponible en arXiv.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*