«

»

Mar 11 2014

Pagar por poner tu nombre en el firmamento: una manera rápida de tirar tu dinero a la basura

Es frecuente encontrar anuncios de empresas que nos ofrecen la posibilidad de poner nombre a estrellas, exoplanetas u otros cuerpos. Tal y como os hemos recordado en algunas ocasiones en este blog, el único organismo que tiene potestad para otorgar nombres a cuerpos celestes, exoplanetas, estrellas, asteroides, cráteres en superficies planetarias, etc… es la International Astronomical Union (IAU).
Hoy mismo la IAU ha publicado una nueva nota de prensa titulada “Concerns and Considerations with the Naming of Mars Craters“, al respecto de esta práctica fraudulenta por parte de algunas empresas/organizaciones, y que es bastante clara en el propio resumen inicial:
“Recently initiatives that capitalise on the public’s interest in space and astronomy have proliferated, some putting a price tag on naming space objects and their features, such as Mars craters. The International Astronomical Union (IAU) would like to emphasise that such initiatives go against the spirit of free and equal access to space, as well as against internationally recognised standards. Hence no purchased names can ever be used on official maps and globes. The IAU encourages the public to become involved in the naming process of space objects and their features by following the officially recognised (and free) methods.”

Os incluimos la traducción del mismo (vía Google Translator):
“Recientemente iniciativas que aprovechan el interés del público en el espacio y la astronomía se han multiplicado, algunos poniendo un precio a nombrar a los objetos espaciales y de sus características, tales como cráteres de Marte. La Unión Astronómica Internacional (IAU) desea hacer hincapié en que estas iniciativas van en contra del espíritu de libre e igualitario acceso al espacio, así como contra las normas internacionalmente reconocidas. Por lo tanto no hay nombres comprados que se pueden usar en los mapas oficiales y globos. La IAU alienta al público a participar en el proceso de nombramiento de los objetos espaciales y sus funciones siguiendo los métodos reconocidos oficialmente (y gratis).”
En el siguiente enlace podréis encontrar información sobre como nombra la IAU los cuerpos celestes: Naming Astronomical Objects. Os puede resultar muy interesante el artículo publicado por Daniel Marín enen su magnífico blog Eureka y que se titula “La guerra por Marte entre Uwingu y la Unión Astronómica Internacional“.
Así que ya lo sabéis, si no queréis tirar vuestro dinero a la basura, no paguéis por poner nombre a algún cráter o exoplaneta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*