«

»

Abr 29 2014

Destellos desde Vega: Nuevo estudio sobre el ozono troposférico

Un nuevo estudio relacionado con el ozono troposférico, liderado por Jessica Neu (NASA), ha sido publica en Nature Geoscience. En dicho estudio se relaciona la variación del ozono en la troposfera (la capa más baja de la atmósfera) con la variación de la intensidad de los vientos en la siguiente capa atmosférica, la estratosfera. Según el estudio de Neu y su equipo, el ozono troposférico se ve afectado por la variación de los vientos estratosférico debido a un efecto de transporte entre estas dos capas contiguas. Las variaciones tanto de aumento de intensidad como de debilitamiento de estos vientos significarían hasta un 50% de los cambios detectados en el ozono troposférico, y un aumento del 40% en estos vientos llegaría a significar un aumento de hasta el 2% del ozono existente en la capa atmosférica inferior.
Una consecuencia adicional sería el incremento del efecto invernadero debido a que el ozono es un gas que genera, pero el impacto global de esta variación se desconoce. Hay modelos que a largo plazo, y durante el próximo siglo, estiman que los vientos estratosféricos se intensificarán de media un 30% debido al efecto invernadero, y por lo tanto, de acuerdo al nuevo estudio presentado, la cantidad de ozono en la troposfera también aumentaría.

Para la realización del estudio se han centrado en la llamada oscilación estratosférica casi-bienal y el la oscilación del Pacífico Sur, conocida popularmente como El Niño. Así mismo se han centrado en latitudes medias donde la circulación del ozono estratosférico hacia la troposfera es mayor. Los datos, del periodo de 2005 a 2010, han sido tomados por el instrumento MLS (Microwave Limb Sounder) a bordo el satélite Aura de la NASA. 
La troposfera es la primera capa de la atmósfera, llegando hasta lo 10 kilómetros sobre la superficie (en concreto 8 kilómetros en los polos y 12 kilómetros en el ecuador). En esta capa, que constituye el 80% de la masa atmosférica total, se dan la mayor parte de los fenómenos de interés atmosférico. En esta región, el gradiente de temperatura es de -6,5 K/Km (la temperatura disminuye 6,5 K [*] cada kilómetro).
La estratosfera se extiende desde los 11 kilómetros a los 50 kilómetros de altitud. Ahora el gradiente de temperatura cambia de signo, por lo que aumenta la temperatura (inversión térmica). Puede parecer extraño que aumente la temperatura cuando debería ser más fría a medida que nos acercamos al espacio exterior, pero en esta región, el ozono absorbe los rayos ultravioletas procedentes del Sol. Dicha absorción, provoca que las moléculas tengan mayor energía, aumentando la temperatura (recordemos que la temperatura es función de la energía cinética del átomo o molécula). Constituye el 19,9% de la masa atmosférica total, y en ella disminuye la presencia de gases traza y vapor de agua. Esta disminución del vapor de agua es la causante de la prácticamente nula presencia de nubes en la estratosfera.
Se puede ampliar información en el artículo “Natural ozone changes suggest good news for future” de Phys.org.
[*] Nota: 0 K equivale a -273,15 grados celsius

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*