«

»

Abr 14 2014

Ruta turística para una noche de eclipse

Aprovechando la noche del eclipse total de Luna, y que hemos sacado el telescopio y/o los prismáticos para disfrutar del espectacular fenómeno astronómico (por estos lares, no será posible), podemos visitar algunos objetos más, que desde luego nos resultarán interesantes. Un tour similar ya nos recomendo Verónica Casanova en su artículo del 25 de Marzo titulado “De Spica a Marte, y tiro porque me toca a Vesta y Ceres“. Antes de empezar, no olvides retratar el eclipse de Luna. Para ello puedes usar las instrucciones dadas en el artículo “Guía práctica para fotografiar el eclipse de Luna del 15 de Abril“.
En primer lugar, muy cerca de la Luna -en la figura podrás ver su posición detallada. Haz click para ampliarla-, durante esta noche se encontrará el planeta rojo, Marte. Justo, hace unas semana se encontraba en oposición (punto orbital más cercano a nuestro planeta) y por lo tanto es un momento perfecto para su observación. No te lo puedes perder. En el artículo “Guía para observar Marte durante la oposición” encontrarás detalladas instrucciones sobre como observarlo.

También muy cerca, podréis observar un asteroide: Vesta. Se encuentra cerca de la estrella zeta de Virgo. También en la figura que encabeza el post podréis encontrar un recuadro donde se ve mejor las estrellas que rodean visualmente el asteroide y que os permitirán localizarlo usándolas como referencia. Vesta, también denominado 4 Vesta (por ser el cuarto en ser descubierto) fue descubierto el 29 de Marzo de 1807 por Wilhelm Olbers: no se volverían a descubrir nuevos asteroides hasta 38 años después. Se trata de un asteroide situado en el cinturón de asteroides que existe entre Marte y Júpiter, y su nombre proviene de la mitología romana, donde Vesta era la diosa del hogar.
Se trata de un cuerpo de 530 kms de diámetro, con albedo superficial de 0,42 y una densidad de 3,8 g/cm3, que rota sobre su propio eje cada 5,34 horas. Es el segundo cuerpo con más masa (9%) del cinturón de asteroides y el tercero por diámetro. Se cree, en base a fragmentos encontrados en la Tierra, que Vesta perdió un 1% de su masa hace unos mil millones de años. Se cree que Vesta es un asteroide cuyo interior está diferenciado en capas, con un núcleo de hierro y níquel, aunque ésto será ahora estudiado por la misión Dawn.
La órbita de Vesta está inclinada 7,1º respecto de la eclíptica, una excentricidad orbital de 0,088 y con un semieje mayor de 2,36 UA, completando cada órbita alrededor del Sol en 1325 días. Al ser un asteroide cuyo brillo alcanza en ocasiones la sexta magnitud, es posible llegar a verlo a simple vista, y es fácilmente observable con prismáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*