«

»

Jun 16 2014

Destellos desde Vega: Las estrellas enanas rojas podrían no ser tan aptas para la vida como se esperaba

Las estrellas enanas rojas constituyen aproximadamente un 80% de las estrellas existentes. Esta alta cantidad de estrellas las convierte en destinos habituales de las búsquedas de exoplanetas, y cada vez es más habitual localizarlos. A pesar de que son estrellas más débiles que el Sol (ya de por sí, una enana amarilla), son estrellas generalmente muy activas magnéticamente, teniendo una luminosidad en las longitudes de onda de rayos X y ultravioleta extremo muy superior.
Esta luminosidad en rayos X y EUV superior hace sospechar que los entornos próximos a la estrella deben ser muy extremos para la vida. La zona de habitabilidad de una estrella es aquella distancia a la que sobre un exoplaneta podría existir agua líquida. En el caso de las estrellas enanas rojas, dicha zona es mucho más cercana, siendo en muchos casos menores a la distancia que separa a Mercurio del sol.

A estas distancias, la presión del viento estelar (radiación emitida por la estrella como consecuencia de su actividad) sería enorme. La Tierra posee un campo magnético que le protege de esta radiación. Ahora, un equipo del Harvard Smithsonian Center for Astrophysics (Cfa) liderado por Ofer Cohen y Jeremy Drake han usado un modelo numérico en tres dimensiones para simular la órbita de tres exoplanetas conocidos alrededor de enanas rojas.

Tras la simulación pudieron comprobar que era muy probable que el intenso viento arrancase las posibles atmósferas e incluso evaporar el agua de sus superficies, tal y como se sospechaba. Estos resultados incluso serían posibles en casos de campos magnéticos de intensidad similar al terrestre.

Se puede ampliar la información en el artículo “Red dwarf planets face hostile space weather within habitable zone” de Phys.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*