«

»

Ago 23 2014

Cronología de la aproximación del cometa Siding Spring a Marte (parte 1 de 3)

El próximo 19 de octubre, el cometa Siding Spring pasará a tan sólo 134.000 kilómetros del planeta Marte. Este encuentro presenta un problema para los científicos que trabajan con las sondas espaciales que orbitan el planeta rojo, ya que deben mantener a salvo todo el equipo. Siding Spring es un cometa de largo periodo y este es su primer viaje al interior del Sistema Solar. ¿Podrán aprovechar los astrónomos su paso cercano a Marte para poder estudiar este cuerpo con las sonda que estudian el planeta?
La preocupación primordial, y la más importante, es mantener a salvo todos los orbitadores. Los cometas son cuerpos con núcleos pequeños, pero que están rodeados por una basta nube, denominada coma, repleta de partículas de polvo y hielo que se han desprendido del cometa debido a la actividad de los propios núcleos activos. Los rovers que circulan por la superficie marciana no van a tener ningún problema, porque aunque la atmósfera de Marte es muy tenue, es lo suficientemente gruesa como para impedir que estas partículas alcancen el suelo del planeta rojo. La preocupación de los científicos se centra en los orbitadores. Aunque las probabilidades de que sufran algún percance es muy baja, los científicos quieren asegurar su buen estado. Para ello están modificando sus órbitas para colocarlos en el lado opuesto de Marte y utilizar así al planeta como escudo. Además hay dos orbitadores que se dirigen en estos momentos al planeta rojo y que también verán modificadas sus órbitas para protegerse del polvo del cometa.
Las maniobras programadas para proteger a los orbitadores ya han comenzado. La Mars Reconnaissance Orbiter realizó una maniobra el 2 de julio y está programada otra para el próximo 27 de agosto. El 5 de agosto Mars Odyssey realizó otra maniobra para protegerse. Por su parte, MAVEN modificará su plan inicial en la reducción de velocidad programada para el 9 de octubre.
Los  científicos también han debatido sobre la observación y estudio del cometa tanto desde la Tierra como desde instrumentos espaciales. Cada orbitador marciano cuenta con instrumentos específicos que los investigadores emplearán también para analizar la coma del cometa y tratar de analizar su composición, extensión, la forma en la que varía con el tiempo, tamaño de las partículas, como se desprenden los materiales del núcleo, etc,…Otra área importante de estudio será el efecto que causará el cometa en la atmósfera marciana. Hasta ahora nunca se había podido estudiar la influencia de la coma de un cometa sobre la atmósfera de un planeta, por lo que los científicos esperan con expectación los resultados. En cuanto al núcleo, posiblemente sólo pueda ser fotografiado por uno de los orbitadores.
El cometa se mueve extremadamente rápido, a una velocidad relativa de 57 kilómetros por segundo. Probablemente, su núcleo sólo posea un o dos kilómetros de diámetro, pero la coma de gas se extiende más de 100.000 kilómetros en todas las direcciones desde el núcleo. Los iones podrían extenderse aún más lejos, y la cola alcanza millones de kilómetros. Así que aunque la mayoría de los orbitadores no serán capaces de distinguir el núcleo del cometa, sí verán la coma y tal vez puedan analizar los efectos de ésta sobre el planeta.continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*