«

»

Dic 27 2014

Destellos desde Vega: Nueva propuesta para explicar el origen del agua de los océanos terrestres

[This post participates in Carnival of Space #386, at Everyday Spacer

Crédito: USGS/Wikipedia

Si tal y como comentamos hace unos pocos días se abría el debate acerca del posible origen del agua de los océanos terrestres como consecuencia de los últimos datos obtenidos del cometa 67P, ahora los investigadores Jeff Pigott y Wendy Panero (Universidad Estatal de Ohio) han publicado un estudio donde sugieren otra posibilidad: nuestro propio planeta.

Según su propuesta, la Tierra podría retener agua en el interior durante miles de millones de años, e irla liberando poco a poco a través de la tectónica de placas, alimentando de este modo los océanos. Está generalmente aceptada la posibilidad de que el manto terrestre contenga agua, pero la cantidad es un completo misterio. Piggot y Panero se plantearon una posible explicación a la peculiaridad de nuestro planeta, en los sentidos de tener una tectónica de placas activa y agua en su superficie.

Las rocas aparentemente secas a primera vista, pueden ser fuente de agua. Si contienen átomos de hidrógeno atrapados en vacíos de su interior o en defectos de la estructura cristalina, podrían bajo ciertas condiciones reaccionar químicamente con el oxígeno (bastante abundante en los minerales) y recombinarse para formar agua.
Inicialmente en su laboratorio sometieron a muestras de un mineral llamado bridgmanita a las presiones y temperaturas propias del manto terrestre. Posteriormente mediante cálculos con ordenador simularon el ascenso de las muestras hacia la superficie. Los datos indicaban que este mineral aportaría insuficiente hidrógeno. Sin embargo otro grupo de investigadores sugirieron que la ringwoodita podría ser un buen candidato.
Así, Pigoot y Panero repitieron las pruebas con ringwoodita, y la conclusión que obtuvieron es que podría efectivamente ser un buen candidato. Tras una simulación llegan a la conclusión de que en profundidad podría existir una reserva de agua equivalente hasta la mitad del agua oceánica existente en superficie (o similar a la cantidad total de agua del océano Pacífico).
¡El debate se vuelve cada vez más interesante! Se puede ampliar información en el artículo “Study hints that ancient Earth made its own water-geologically” de Phys.org.

[This post participates in Carnival of Space #386, at Everyday Spacer]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*