3 Ene / 2015

Destellos desde Vega: Marte quizás no tuvo enormes océanos en el pasado

Nuevamente el meteorito conocido como ALH84001 vuelve a ser protagonista. Este meteorito, recogido hace 30 años en la Antártida y procedente de Marte, fue centro de un intenso debate sobre la posibilidad de vida en el pasado en Marte, al encontrarse unas pequeñas estructuras de carbonatos en forma de tubos, en las cuales, algunos científicos interpretaron como una potencial evidencia de vida microbiana. Estudios más detallados descartaron el origen biológico de dichos tubos.
Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la NASA, la Universidad de California en San Diego y el Smithsonian, y liderados por Robina Shaheen, ha analizado este meteorito que cayó en la Tierra hace unos 13.000 años. El origen de ALH84001, dado que es un magma solidificado, fue una erupción volcánica ocurrida en Marte hace unos 3.900 millones de años. Gracias a su antigüedad ha permitido obtener información sobre el clima del planeta rojo en aquel entonces.

Los investigadores han encontrado que algún líquido (probablemente agua, aunque no está confirmado) se filtró por los poros de la roca y depositó carbonatos y otros minerales. La abundancia relativa de los isótopos, en concreto del oxígeno, detectados en los carbonatos da pistas acerca de la cantidad de agua y ozono existente cuando se formó. En base a las estimaciones realizadas, el equipo de investigaciones concluye que si bien Marte tenía agua en aquella época, no sería suficiente para crear enormes océanos, aunque si pequeños mares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*