«

»

Ene 14 2015

Destellos desde Vega: Nuevo modelo de Eta Carinae

Crédito: NASA/ESA/Equipo Hubble SM4 ERO/Phys.org

Investigadores de la NASA, empleando datos de diversos satélites, observatorios terrestres y el propio Telescopio Espacial Hubble, han desarrollado el modelo más exacto del comportamiento del sistema estelar Eta Carinae. Eta Carinae, situado a 7.500 años luz en la constelación de Carina, está compuesto de dos miembros muy masivos, cuyas excentricidades orbitales alrededor del centro de gravedad hace que durante su periastro, cada 5,5 años, se aproximen a unos 225 millones de kilómetros (similar a la distancia que separa Marte y el Sol).
Los investigadores, liderados por Ted Gull (Centro Goddard de la NASA) han empleado datos de 11 años que incluyen 3 periastros del sistema estelar. Durante dichos momentos se ha observado cambios en el sistema (meses antes y después de la culminación), entre ellos erupciones en rayos X y apariciones/desapariciones de estructuras cercanas a las estrellas. Eta Carinae es el sistema más luminoso y masivo 10.000 años luz y presentó dos erupciones notables durante el siglo XIX.

Una de las componentes, la primaria, es la más brillante y fría. Tiene 90 veces la masa del Sol y brilla cinco millones de veces más. Por otro lado, la componente secundaria es más pequeña, pero más caliente. Tiene una masa 30 veces superior a la solar y brillo un millón de veces más intensamente.
El modelo, desarrollado con el superordenador Pleiades (Ames Research Center, NASA, California),  pretende pronosticar el próximo ciclo. Durante este tiempo lo alimentarán con nuevos datos e irán refinándolo. Según el modelo, la componente primaria emite un viento solar denso y lento (con una velocidad de más de un millón de kilómetros por hora), arrastrando cerca de una masa solar de materia cada cien años.
Por su lado, el modelo pronostica que la componente secundaria tiene vientos más rápidos (superiores en 6 veces a la componente principal) aunque arrastrando bastante menos material (unas cien veces menos).

Se puede ampliar información en el artículo “NASA observatories take an unprecedented look into superstar Eta Carinae” de Phys.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*