«

»

May 04 2015

Destellos desde Vega: Enorme vacío en el mapa de la Radiación de Fondo Cósmico

Crédito: ESA Planck Collaboration/Phys.org

Se observó por primera vez en 2004 gracias al WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe) de la NASA, y fue posteriormente confirmado por el satélite Planck de la ESA. Se trata de un gigantesco “hueco” conocido como mancha fría (Cold Spot) que aparece en los mapas de la distribución de la Radiación de Fondo Cósmico (CBR) realizados por ambos instrumentos. Está situado en la constelación de Eridiano y supera los 30 grados. Muchos han sido los intentos de explicar satisfactoriamente su existencia pero han fracasado.
Ahora un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de astrónomos y liderados por Istvan Szapudi (Instituto de astronomía de la Universidad de Hawaii, EEUU) ha propuesto una nueva posibilidad. Se trataría de un supervacío. Los vacíos son colosales regiones con forma de burbuja existente entre los filamentos de materia (y por tanto donde se agrupan los cúmulos y supercúmulos de galaxias). Dichos vacíos tienen una muy baja densidad de material. En concreto, sí esta mancha fría fuese uno de estos vacíos, sería el mayor conocido.

En el mapa de la distribución de la Radiación de Fondo Cósmico, dicha región aparece con una temperatura 70 microkelvins más fría que su entorno (a unos 2,7 K). Dicha diferencia es muy grande teniendo en cuenta que las variaciones en la distribución no suelen variar más allá de 18 microkelvins.
El estudio propone como responsable del fenómeno a la propia expansión del Universo. En el momento en el cual el fotón emitido por la Radiación de Fondo Cósmico entra en dicho vacío, dicho región tiene una densidad mayor que cuando la abandona. La propia expansión hace que la densidad del vacío varíe con el tiempo, y disminuya a lo largo del viaje del fotón a través del mismo. Como hay menos densidad el tirón gravitatorio que experimenta el fotón al salir es menor que el experimentado por otros fotones en otras regiones, causando que su pérdida de energía sea mayor (y por lo tanto, también la temperatura).
No obstante, esta explicación es una posibilidad y necesita más observaciones, no sólo para determinar si realmente es un vacío, sino también si existen otros similares.
Se puede ampliar información en el artículo “Enormous hole in the universe may not be the only one” de Phys.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*