3 Jun / 2015

Destellos desde Vega: Estructuras filamentosas en la Vía Láctea

Crédito: ESA/Herschel/SPIRE/Ph.André

Un nuevo estudio realizado con el Telescopio Espacial Herschel (ESA) nos ayuda a comprender mejor la estructura de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Según el nuevo estudio nuestra galaxia está cruzada por estructuras filamentosas a diversos niveles de escala. Desde nubes de gas con filamentos de escasos años luz de longitud, hasta enormes estructuras situadas en los brazos y con longitudes de cientos de años luz.
Se cree que estas estructuras podrían tener un rol importante y destacado en la formación estelar, que se da en regiones más densas del medio interestelar. Gracias a la capacidad de observar desde infrarrojo lejano hasta longitudes de onda submilimétricas de Herschel, se ha logrado una resolución sin precedentes, observando una red intrincada de filamentos en cada región examinada. Los filamentos se encuentran en prácticamente cualquier punto del medio interestelar observado.

Uno de los estudios, conocido como Gould Belt Survey, se ha centrado en un gran anillo de regiones de formación estelar a no más de 1.500 años luz de la Tierra. Allí han observado, tal y como indica Philippe André (CEA/IRFU, Francia), investigador principal del estudio, regiones más densas que podrían ser indicadores de formación estelar, aunque existen otras que no lo presentan.
El modelo propuesto a partir de estos resultados es que los pasos previos a la formación estelar tendrían dos etapas. En la primera movimientos turbulentos ocurridos en gas y polvo interestelar crearían los filamentos. En una segunda etapa la gravedad causaría que los filamentos más densos se comprimiesen fragmentases, dando lugar a regiones aptas para la formación estelar.
Se puede ampliar información en el artículo “Herschel’s hunt for filaments in the Milky Way” de Phys.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*