«

»

Dic 15 2015

¿Se ha encontrado realmente una súper-Tierra en las fronteras del Sistema Solar?

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]


Es probable que durante los últimos días os haya llamado la atención del descubrimiento de un cuerpo masivo en nuestro Sistema Solar, una súper-Tierra. Hoy queremos hacernos eco de esta importante noticia, pero no precisamente para presentar dicho descubrimiento, sino más bien para lo contrario.
Es sabido por parte de muchos aficionados que los astrónomos buscan un cuerpo masivo muy lejano que explique muchas propiedades dinámicas que observamos en los cuerpos situados más allá de Neptuno. Entonces, ¿qué hay de verdad en esta noticia?
Dos equipos de investigadores independientes (uno de México y otro de Suecia) han publicado recientemente dos documentos en los que describían dos objetos de grandes dimensiones observados en los bordes exteriores del Sistema Solar, gracias a los datos aportados por ALMA.

Uno de los equipos encontró el cuerpo cerca de W Aquilae, y el otro equipo situó su descubrimiento cerca de Alpha Centauri. Los científicos informaron que observaron un débil resplandor que cambiaba de posición, lo que indicaría que el objeto está relativamente cerca y orbitando alrededor del Sol. Pero ninguno de los investigadores pudo aportar más datos acerca de estos cuerpos y sus propiedades ya que sólo habían sido capaces de realizar dos observaciones. Aún así, sugirieron tener datos suficientes como para descartar que el objeto observado se tratara de una estrella ordinaria.
El equipo sueco ha apodado a este objeto Gna, dios nórdico conocido por su rapidez. Además, comentaron a la prensa que no tenían intención de sugerir que habían localizado al mítico planeta X, la supuesta súper-Tierra que algunos científicos creen que podría encontrarse más allá de Plutón. En su lugar, sugirieron que podría tratarse de un gran asteroide. Por otra parte, el equipo mexicano apuntó más alto y comentaron que podrían haber localizado una enana marrón.

Pero son muchas las voces de los profesionales que han leído los documentos que apuntan que estos resultados podrían ser fruto de una ilusión, debida al ruido de los instrumentos, es decir, a su error en la medida.

A pesar del escepticismo generalizado, es probable que otros grupos de investigación se encuentren precisamente observando esas mismas zonas del cielo y puedan aportar más datos para confirmar o descartar ambos descubrimientos. Así que tenemos que esperar para saber si los científicos han observado errores en la medida debida a los instrumentos o realmente han realizado un gran descubrimiento.
Más información en el enlace.

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*