«

»

Mar 10 2016

Ariel. Orbitando el gigante Urano

 

Ariel, satélite de Urano, fue descubierto el 24 de Octubre de 1851 por William Lassell a la vez que descubrió Umbriel. Su nombre procede de una sílfide de un poema de Alexander Pope a la vez que es el nombre de una personaje de La Tempestad, de Shakespeare.
Se trata de un satélite cuya órbita de 190.000 kilómetros de radio es prácticamente es circular, con una muy baja excentricidad (de tan solo 0,0012), y orbita alrededor de Urano con una baja inclinación orbital. Posee una rotación síncrona de 2,52 días y muestra siempre la misma cara al planeta.
Físicamente, este cuerpo de 1.158 kilómetros de diámetro, es el satélite de Urano con mayor albedo: 0,4. Presenta en su superficie gran cantidad de impactos. Aún así, su superficie es de las más jóvenes y con menor densidad de cráteres de los satélites de Urano. Algunos de los cráteres llegan hasta 10 kilómetros de diámetro. Además, su superficie presenta valles y cañones, algunos de varios kilómetros de profundidad. Según algunos modelos, la juventud de la superficie de este satélite se podría deber a una actividad volcánica que borró los cráteres del proceso de bombardeo de cuerpos que se observa en otros satélites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*