Esta mañana a las 9:31 GMT despegaba un cohete Protón M / Breeze M desde el Cosmódromo de Baikonur con la nave espacial ExoMars 2016, comenzando su viaje rumbo a Marte. Compuesta por un orbitador y un módulo de descenso, la misión es una de las más complejas y puestas en marcha por la ESA. A las 19:50 UT se espera el último encendido que nos indique que la misión transcurre sin problemas.

Uno de los objetivos de esta misión es investigar el pasado húmedo de Marte y la posibilidad de que hubiera vida en su superficie en la actualidad o en el pasado.

ExoMars, es una colaboración entre ESA y Roscosmos, y está formada por el orbitador TGO (Trace Gas Orbiter) y el módulo de descenso Schiaparelli.

En el vídeo que ilustra este post podéis visualizar el despegue.

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

wp_Video-icon

Illustration Proton flight

ExoMars. Crédito: ESA

Mañana 14 de marzo a las 9:30 CET comenzará la retransmisión en directo del esperado lanzamiento de la sonda ExoMars.

Si no queréis perderos este evento, la ESA a puesto a disposición de los amantes del espacio este enlace.

El lanzamiento está previsto para las 10:31 CET, pero no se espera recibir la primera señal hasta las 22:29 CET.

El calendario provisional de las retransmisiones en directo es el siguiente:

09:30 CET: cobertura en directo del lanzamiento de ExoMars.

12:00 CET: comentarios sobre el estado de la misión, presentación de los objetivos científicos de ExoMars, y retos operativos. Turno de preguntas.

22:10 CET : confirmación de la separación de la nave espacial, el despliegue de los paneles solares y adquisición de la primera señal.

22: 45 CET Fin del evento.

Los tiempos están sujetas a cambios.

Fuente de la noticia: Astrofísica y Física

2_3_California_from_Sentinel-3A_node_full_image_2

California vista por Sentinel-3A. Crédito: ESA

Philippe Brunet (director de la European Commission’s Directorate-General for Internal Market, Industry, Entrepreneurship and Small- and Medium-sized Enterprises) indicó que “El lanzamiento del Sentinel-3A amplía la flota de misiones dedicadas a Copernicus. Esta misión es particularmente importante debido a que contribuirá al Copernicus Marine Environment Monitoring Service y al componente global terrestre del Copernicus Land Service”.

2_4_Sentinel-3A_liftoff_node_full_image_2

Lanzamiento del Sentinel-3A. Crédito: ESA

Siguiendo el lanzamiento del satélite y en una fase temprana de operaciones, la cual fue completada en un tiempo record, se está acelerando los próximos 5 meses casa a entrar en servicio.

Una vez que esté en funcionamiento, ESA cederá las operaciones del satélite a EUMETSAT. La misión será entonces dirigida de manera conjunta por la ESA, ambientes terrestres, y EUMETSAT, ambientes marinos, a través de los servicios de Copernicus.

Para Alain Ratier, director general de EUMETSAT, “Esta primera imagen es una promesa para la comunidad de usuarios de la comunidad marina. Como operado de la misión marina del Sentinel-3, estamos encantados de ver el primer fruto de nuestra cooperación con ESA y la Comisión Europea, y estamos mirando para entregar muchas más imágenes y productos a los usuarios tras estar operativo”.

Estas primeras imágenes son justamente el comienzo. OLCI fue el primer instrumento en ser conectado. En los siguientes días habrá más noticias del altímetro del Sentinel-3, que medirá la altura de la superficie oceánica, y el radiómetro, diseñado para medir temperaturas superficiales.

Fuente de la noticia: “First views of Earth from Sentinel-3A” de ESA.

 

insight_marte

InSight. Crédito: NASA

La NASA ha anunciado la nueva fecha para el lanzamiento de la misión InSight (recordemos que se decidió atrasarla en diciembre. Ver artículo “Última hora: La NASA cancela el lanzamiento de la misión InSight de marzo de 2016“). Será el próximo 5 de mayo, con lo que llegará a Marte el 26 de noviembre de 2018. El anunció fue realizado el pasado 9 de marzo, y se puede consultar en el siguiente artículo de la NASA: “NASA Targets May 2018 Launch of Mars InSight Mission“.

El objetivo de InSight será proporcionar información lo más detallada posible de la estructura en capas (núcleo, manto y corteza) del planeta rojo, y de este modo, ayudar a comprender mejor la formación y desarrollo del propio planeta y de los planeta de tipo terrestre. La misión tiene previsto una vida de 720 días y estará equipada con gran cantidad de instrumental de investigación geológica.

Entre los más destacados se encuentra el instrumento SEIS, cuya función será medir las ondas sísmicas procedentes de terremotos marcianos e incluso colisiones de meteoritos en la superficie. Otro instrumento clave en la misión será el denominado Heat Flow and Physical Properties Package, que medirá el calor que desde el interior alcanza la superficie planetaria. Para ello penetrará con sus sensores entre 3 y 5 metros bajo la superficie. Además irá equipada de un sensor para viento y temperatura construido por el Centro de Astrobiología (España), un sensor de presión, un magnetómetro y otros instrumentos.

También te recomiendo el artículo “InSight has a new launch date: May 5, 2018” de Emily Lakdawalla en The Planetary Society para ampliar información.

 

2_1_First_image_from_Sentinel-3A_node_full_image_2

Primera imagen desde Sentinel-3A. Crédito: ESA

Justo dos semanas después del lanzamiento, el último satélite Sentinel ha mostrado lo que es capaz de aportar al programa Copernicus de la Unión Europea.

La primera imagen de Sentinel-3A, capturada el 29 de febrero a las 14:09 GMT, muestra la transición entre el día y la noche sobre Svalbard (Noruega). A la vez que muestra el archipiélago cubierto de nieve, la imagen también muestra detalles del hielo del Ártico y algunas nubes.

2_2_Iberian_Peninsula_node_full_image_2

Península Ibérica. Crédito: ESA

Otra imagen tomada el mismo día muestra California (Estados Unidos). Muestra también Los Ángeles, casualmente donde está teniendo lugar el International Ocean Colour Coordinating Group Meeting.

Al siguiente día, una de las imágenes mostró España, Portugal, el estrecho de Gibraltar y el norte de África. Estas imágenes fueron capturadas con el instrumento OLCI (Ocean and Land Colour Instrument). Con la herencia del Envisat, este nuevo instrumento tiene 21 bandas espectrales, una resolución de 300 metros y un campo de visión de 1.270 kilómetros.

Aportando unos nuevos ojos en la Tierra, este instrumento permitirá monitorizar los ecosistemas oceánicos. También permitirá estudiar la vegetación y las aguas continentales, a la vez que hacer estimaciones de aerosoles atmosféricos y nubes -todo lo cual aporta significativos beneficios a la sociedad a través de toma de decisiones mejor informadas-.

Para Volker Liebig, Director de los programas de observación de la Tierra de la ESA, “Esta primera imagen muestra la verdadera versatilidad del Sentinel-3A”.

Llevando un conjunto de instrumentos que trabajan juntos, Sentinel-3A es probablemente el más complejo de los Sentinels de Copernicus. Una vez que comience a operar con normalidad, medirá sistemáticamente los océanos terrestres, tierras, hielos y atmósfera para monitorizar su dinámica en una escala global y aportar información crítica casi en tiempo real para los pronósticos meteorológicos.

Fuente de la noticia: “First views of Earth from Sentinel-3A” de ESA.

 

1_Orion_s_wings_article_mob

Crédito: Airbus/ESA

El pasado 29 de febrero un modelo de pruebas del array de paneles solares de la Orion fue desplegado en las instalaciones de pruebas Brook Station de la NASA (Sandusky, Ohio), para verificar que todo funciona según lo esperado. Los paneles solares fueron construidos por Airbus Defence and Space (Holanda) para el módulo de la ESA que proveerá de energía y soporte vital para hasta cuatro astronautas.

Cada ala, que se extiende más de 7 metros, está plegada dentro de los sistemas de lanzamientos del cohete espacial que lanzará la nave para su primera misión sin tripulación en 2018. Orión tiene cuatro alas de tres paneles cada una con 1.242 celdas por panel para aportar 11,1 kW de potencia. Las características alas con forma de X son una evolución y mejora del Automated Transfer Vehicle de la ESA.

El test con el array desplegado (configuración de vuelo) de 260 kilogramos fue superado. El esfuerzo de volar hasta la Luna y más allá -y volver- implica que el array está diseñado para doblarse hasta 60º adelante y atrás.

Según Arnaud de Jong, director del equipo del Airbus Defence and Space Solar Array (Leiden, Holanda), “Un movimiento tan amplio implica que tenemos que diseñar el ala con paneles solares más gruesos, y bisagras y vigas reforzadas, lo que requiere un testeo más extenso”.

Una cámara en la punta de cada ala, apuntando hacia la nave, permitirá monitorizar de cerca el movimiento. Las pruebas adicionales de próximos meses serán enfocadas a ver como el array de paneles solares soporta ondas acústicas, vibraciones y otras golpes.

Fuente de la noticia: “Orion’s wings” de ESA

 

 

Tenemos disponible una nueva aplicación web de la NASA, llamada “Eyes on the Solar System” donde la NASA nos presenta las diferentes misiones espaciales en un mapa 3D del Sistema Solar. Podéis acceder en el siguiente enlace: http://solarsystem.nasa.gov/eyes/

 

Crédito: ESA 

Si el orbitador de Mercurio de la misión BepiColombo parece estar en un ángulo inusual respecto al suelo de la cámara de pruebas, es debido a que así se ha querido hacer -intencionadamente-. El orbitador fue sometido durante el último mes a un test de “compatibilidad electromagnética, emisión radiada y susceptibilidad” dentro de la cámara Maxwell en el centro de pruebas ESTEC de la ESA, en Holanda.
Las paredes y puertas de la cámara Maxwell forman una “jaula de Faraday” para bloquear radiación electromagnética externa no deseada, mientras sus paredes internas son cubiertas con espuma formando unas pirámides que absorben la radiación. 

Según Marco Gaido, directo de ensamblado, integración y pruebas para BepiColombo, “Estamos desarrollando dos tipos de pruebas de compatibilidad. Primero, estamos chequeando que la nave es eléctricamente compatible con el campo eléctrico generado por el lanzador Ariane 5 usado para ponerlo en órbita, sin posibilidad de interferencia con los receptores de BepiColombo. Segundo, estamos probando si existe algún riesgo de incompatibilidad entre los diferentes subsistemas de la nave cuando entre en órbita alrededor de Mercurio. En particular queremos chequear que el trío de antenas pueden comunicarse con la Tierra. Así, ha sido orientado de forma que simulemos el peor escenario posible para las pruebas”.
El orbitador fue posicionado para permitir el despliegue de su antena de media ganancia en gravedad terrestre. El reflector de la antena de alta ganancia fue desplegado en la peor posición posible, sujetada con un accesorio dedicado. La nave se inclinó por medio de una gran plataforma, mientras que la antena de alta ganancia fue sujetada por una torre de madera, transparente a las ondas de radio. Todos los cables de prueba utilizados fueron protegidos para reducir la potencial interferencia.
El orbitador planetario de Mercurio será lanzado hacia el planeta junto con el Mercury Magnetospheric Orbiter japonés a bordo de una nave construida por la ESA, el Mercury Transfer Module. 
Fuente de la noticia: “Radio testing of BepiColombo orbiter” de ESA

Crédito: Thilo Kranz/DLR

La red europea de satélites Galileo acaba de ampliar el número de ellos situados en órbita a 12. El pasado 17 de diciembre, a las 12:51 horas de España, un lanzador Soyuz fue lanzado desde Kourou (Guyana Francesa) llevando a bordo los satélites Galileo 11 y Galileo 12.
Tras poco menos de 4 horas, ambos satélites llegaron a una órbita de 23.500 kilómetros. La red de satélites Galileo contará con 30 satélites en órbita, y a partir de 2016 está previsto que la frecuencia de lanzamientos aumente.
Se puede ampliar información en “What is Galileo?” de la ESA.
Crédito: ESA

Esta imagen, tomada por la Mars Express (ESA) el 15 de julio de 2010, muestra un cráter de impacto de 42 kilómetros de ancho y numerosos cráteres menores situados en la noroeste del borde de la cuenca Schiaparelli de 460 kilómetros de diámetros.
La cuenca mayor recibe el nombre del astrónomo Italiano Giovanni Schiaparelli (1835–1910). El módulo de entrada, descenso y aterrizaje de la misión ExoMars (ESA–Roscosmos) en 2016 también llevará el nombre del astrónomo Italiano, Schiaparelli.
Giovanni Schiaparelli es famoso por observar detalles lineales en Marte y que denominó ‘canali’. Este término fue traducido incorrectamente al inglés como ‘canal’, llevando a la mente de las personas la imagen de enormes redes de riego construidas por seres inteligentes.

Ahora sabemos que los canali de Schiaparelli fueron ilusiones creadas por los telescopios ópticamente de baja calidad de la época (comparados con los actuales) y que no llevan agua -pero existen muchas evidencias de que el agua estuvo presente en el pasado de Marte-. La cuenca Schiaparelli fue una de dichas localizaciones: capas en sus paredes y depósitos en su fondo sugieren que alguna vez albergó un lago. También sufrió modificaciones por flujos de lava y la erosión del viento.
Por otro lado, el ‘otro’ Schiaparelli, el de la misión ExoMars, está de camino -junto con el Trace Gas Orbiter- para su lanzamiento, en Kazakhstan. Se lanzarán el marzo de 2016 a bordo de un cohete Ruso Protón, y llegaran al planeta rojo en octubre del mismo año.
Mientras Schiaparelli probará las tecnologías Europeas para aterrizar en Marte, el orbitador realizará detallados análisis de gases traza de Marte. Aunque presentes en la atmósfera en pequeñas cantidades, estos gases, incluyendo el metano, podrían estar vinculados con la actual actividad geológica y/o biológica.
Fuente de la noticia: “On the rim of Schiaparelli crater“, ESA