Estos días de marzo, durante el crepúsculo vespertino, al oeste, todavía podemos ver brillar a Venus a punto de ocultarse, en PISCIS, extinguiéndose conforme pasean los días; y desde mediados de mes empezamos a ver a Mercurio, también en el crepúsculo vespertino y también en PISCIS. Marte, cuando oscurece un poco, se deja ver en PISCIS, pasando a ARIES el día 8.
Las Pléyades. Cortesía de Juan P. Ramón Pérez
Entre el final del crepúsculo y la medianoche, podemos ver, cruzando nuestro meridiano local, el popular asterismo de “El Triángulo de Invierno” conformado por las estrellas Sirio (Alpha CMa) la estrella principal del Can Mayor; Proción (Alpha CMi), la principal del Can Menor; y Betelgeuse (Alpha Ori), en el hombro oriental de ORIÓN “el cazador”.
También vemos cruzando nuestro meridiano local la constelación de GÉMINIS, con Cástor y Pólux. (Alpha y Beta Gem), y a su derecha vemos TAURO, con Aldebarán (Alpha Tau). y el cúmulo abierto de Las Pléyades (M45),
También al final del crepúsculo vespertino, al este, ya podemos advertir sobre la eclíptica a Régulo (Alpha Leo), la estrella principal de LEO; y a su derecha, la discreta constelación de CÁNCER. Un poco más tarde vemos levantarse Arturo (Alpha Boo) la estrella más brillante del hemisferio norte, y enseguida vemos a su derecha a Júpiter en VIRGO junto a Espiga (Alpha Vir), la estrella principal de esta primaveral constelación.
A medianoche, extendida sobre todo el horizonte meridional, vemos completa la más extensa y alargada de todas las constelaciones, HIDRA.
Por el cénit, durante el crepúsculo advertimos a Capella (Alpha Aur) la principal de AURIGA; más tarde también vemos cerca del cénit las tenues estrellas de discretas constelaciones como LINCE y LEÓN MENOR.
Mirando al norte, tras el crepúsculo, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR levantándose por el noreste, y en la parte alta de la región circumpolar, la OSA MAYOR; la tenue CAMELOPARDALIS comienza a descender por el noroeste, y cayendo sobre el horizonte norte-noroeste vemos a CEFEO y CASIOPEA; levantándose por el este podemos ver DRAGÓN.
[…]
Las tempranas puestas de Sol en enero nos permiten ver numerosas constelaciones en la eclíptica; todavía, y desde el final del crepúsculo distinguimos las tenues estrellas de las constelaciones otoñales; las de ACUARIO, ocultándose por el SO entre las que encontramos a Venus y Marte, y las evasivas de PISCIS que se llevarán el planeta Urano hacia medianoche. Al final del crepúsculo vemos culminar a Hamal, (Alpha Ari) la estrella principal de la pequeña constelación de ARIES, que pasa desapercibida a la derecha de la más llamativa Aldebarán (Alpha Tau) una gigante roja y estrella principal de TAURO, que también podemos ver culminando a gran altura antes de medianoche. También podemos llegar a ver emergiendo por el horizonte oriental a las de primavera, CÁNCER, LEO, y alrededor de la medianoche, los brazos de la doncella VIRGO.Aunque durante el crepúsculo tal vez advirtamos todavía las estrellas del Triángulo de Verano hundiéndose por el NO, los anocheceres de enero son idóneas para disfrutar de la observación de las constelaciones de invierno con sus brillantes estrellas que ya han comenzado a atraer nuestra atención en diciembre. Destaca sobre todas la estrella Sirio (Alpha CMa), la principal del CAN MAYOR y la estrella más brillante del firmamento nocturno; que junto con Betelgeuse (Alpha Ori) la gigante roja en el hombro de ORION, el cazador, y Proción (Alpha CMi), la principal del CAN MENOR, conforman el conocido como Triángulo de Invierno, asterismo que vemos culminar a medianoche.
[…]

resultado_obs_20161028_parrilla

Aquí os mostramos en una única imagen los resultados finales obtenidos de la observación realizada el 28 de octubre de 2016 desde La Parrilla (Valladolid). Una magnífica noche y muy contento con los resultado. Pero sobre todo muchas cosas aprendidas cara a la siguiente salida y un muy buen rato con mis compañer@s de la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid.

 

CONSTELACIONES, ESTRELLAS BRILLANTES y PLANETAS VISIBLES A SIMPLE VISTA EN 2016

mapa-noviembre

 

Con el cambio del horario de verano al de invierno y con los ocasos adelantados, los anocheceres se han alargado, y mediado el otoño ya advertimos cómo el círculo máximo de la eclíptica se alza y muestra sus constelaciones cada vez a mayor altura según pasan los días, lo que también advertimos cada noche cuando van pasando las horas y se adentra la madrugada.
Tras el crepúsculo podemos ver culminando en la eclíptica la constelación de ACUARIO, en la que, aunque no brillan mucho, destacamos Sadalmelik (Alpha Aqr) y Sadalsuud (Beta Aqr), y debajo de ellas nos llamará la atención la brillante Fomalhaut (Alpha PsA), en el PEZ AUSTRAL. Una hora después tendremos que agudizar la vista para ver las tenues estrellas de la constelación de PISCIS. También tras el crepúsculo podemos ver culminando a gran altura la constelación de PEGASO.

[…]

01_capella_10x5s_1600iso_20161028

Se trata de la primera fotografía procesada de la observación de ayer (28-10-2016) desde la Parrilla (Valladolid). Se trata de la hermosa estrella Capella, la estrella más brillante de la constelación de Auriga. Fue obtenida con una Canon EOS500D, focal 250mm, f/5,6. ISO1600. Apilado de 10 fotografías de 30 segundos cada una y 3 darks.

 

En su momento ya comentamos que nuestra otra página web, Vis-FJSevilla, había tomado un nuevo rumbo (ver artículo “fjsevilla.com renovada“). Tal y como lo describimos en la propia pagina:
Con la ayuda de Verónica Casanova (autora de la página web Astrofísica y Física) compartiremos nuestras observaciones visuales. Es una época de telescopios computerizados, CCDs, fotografías espectaculares, pero aquí pretendo un enfoque más personal y desvinculado de la tecnología.
Ahora hemos realizado un nuevo cambio en Vis-FJSevilla. El contenido sigue siendo el mismo. Pero cambia el continente. Internamente hemos cambiado su hosting y el CMS (Content Manager Software/Software Gestor de Contenidos) usado con un objetivo: mejorar la experiencia del visitante. Visualmente su nuevo diseño, posible a este cambio, es más sencillo, claro y fácil de leer.
Obviamente a futuro, si la experiencia se muestra positiva, hay otro blog que seguirá los mismos pasos…
Esperamos que os guste el cambio. No dudéis en contactar con nosotros (en la página “Sobre Vis-FJSevilla” hay un formulario de contacto) para hacernos llegar vuestras sugerencias, opiniones, …

Hemos renovado el diseño y contenido de nuestra otra página web, fjsevilla.com. A partir de ahora estará más enfocada en sentido más personal, no incluyendo artículos, noticias o efemérides. Nos centraremos en nuestras experiencias observando visualmente.

¡Esperamos que os guste!

Con el cambio del horario de verano al de invierno y con los ocasos adelantados, los anocheceres se han alargado, y mediado el otoño ya advertimos cómo el círculo máximo de la eclíptica se alza y muestra sus constelaciones cada vez a mayor altura según pasan los días, lo que también advertimos cada noche cuando van pasando las horas y se adentra la madrugada.
Tras el crepúsculo podemos ver culminando en la eclíptica la constelación de ACUARIO, en la que, aunque no brillan mucho, destacamos Sadalmelik (Alpha Aqr) y Sadalsuud (Beta Aqr), y debajo de ella nos llamará la atención la brillante Fomalhaut (Alpha PsA), en el PEZ AUSTRAL. Una hora después tendremos que agudizar la vista para ver las tenues estrellas de la constelación de PISCIS. También tras el crepúsculo podemos ver culminando a gran altura la constelación de PEGASO
Siguiendo en la Eclíptica, en el cuadrante SO, al final del crepúsculo vemos a baja altura la constelación de CAPRICORNIO, y por encima, las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO, junto con las estrellas del conocido asterismo del “Triángulo de Verano” que conforme avance el anochecer irán declinando hasta desaparecer totalmente de madrugada; primero Altair (Alpha Aql) por el Oeste, luego Vega (Alpha Lyr) y finalmente Deneb (Alpha Cyg) por el NO. Es cerca de la medianoche cuando los “peces atados por las colas con un sedal” terminan de culminar.
En el cuadrante SE, por la eclíptica, además de Los Peces terminando de culminar, vemos a ARIES comenzando a hacerlo, aunque ya casi de madrugada. Debajo nos llaman la atención Menkar (Alpha Cet) y Diphda (Beta Cet) estrellas de la gran constelación de BALLENA Cetus. Y a su izquierda la constelación de ERIDANO que lleva el nombre del mitológico, largo y “misterioso” río del sur que vemos nacer a los pies de ORIÓN, en Cursa (Beta Eri) pero que, por nuestra septentrional latitud, no vemos dónde desemboca tras desaparecer debajo de nuestros horizontes meridionales. También vemos alzándose al Cazador junto con la LIEBRE. Y un poco antes de medianoche, vemos a asomar a Proción (Alpha CMi) principal del CAN MENOR y poco después a Sirio (Alpha CMa), del CAN MAYOR
A la vez, por el Este, podemos ver en la eclíptica a Aldebarán (Alpha Tau) la estrella principal de TAURO, junto con Las Pléyades; y saliendo por el NE a Cástor (Alpha Gem) y Pólux (Beta Gem) Los Gemelos y destacando sobre ellos a la brillante Capella (Alpha Aur) la estrella principal de AURIGA.
Cerca del cénit, tras el crepúsculo, vemos culminando la discreta y leve constelación de LAGARTO, y antes de medianoche le seguirá ANDRÓMEDA, con Alpheratz (Alpha And) su estrella principal; un buen momento para localizar con prismáticos y observar con telescopios a la Galaxia de Andrómeda, M31.
Mirando al norte, durante el crepúsculo náutico, cuando vemos brillar a Polaris (Alpha UMi), en la OSA MENOR, advertimos a la izquierda su pequeño asterismo del trapecio, que a lo largo del anochecer desciende por el N-NO en su rotación hasta cruzar el meridiano inferior cerca de la medianoche.  También en el cuadrante NO localizamos descendiendo al DRAGÓN, cuya cabeza va acercándose al horizonte. Tras el crepúsculo vemos en la parte superior de la circumpolar a CEFEO y también a CASIOPEA, mientras que simultáneamente, por la parte opuesta, rozando el horizonte vemos a la OSA MAYOR cruzando el meridiano inferior y comenzando a levantarse al llegar la medianoche; también tras el crepúsculo, a media altura, en el cuadrante NE vemos la tenue JIRAFA Camelopardalis, que cerca de la medianoche comenzará a culminar. También por el cuadrante NE vemos alzándose la brillante Capella, (Alpha Aur) la estrella principal de COCHERO Auriga, y por encima, persiguiendo a ANDRÓMEDA, vemos a PERSEO
El Sol comienza octubre entrando en la constelación de LIBRA y pasa a ESCORPIÓN el día 25, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Escorpio y entra en el signo de Sagitario el día 22.
En noviembre tenemos tres lluvias de meteoros destacables, la de las Táuridas, cuyo periodo de visibilidad va del 20 de octubre al 25 de noviembre, siendo su máximo el día 4; Las Androméidas, cuyo periodo de visibilidad va del 25 de septiembre al 16 de diciembre, siendo su máximo el día 14; y las Leónidas, las más interesantes, cuyo periodo de visibilidad va del 14 al 20 de noviembre, siendo su máximo el día 17.

[Josean Carrasco. Presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

Hoy Vega 0.0 cumple cinco años. Vega 0.0 Surgió el 19 de Septiembre de 2010, justo el último día del XIX Congreso Estatal de Astronomía (CEA) celebrado en Madrid. Todo este proyecto no hubiese sido posible sin el apoyo y ayuda de Verónica Casanova. ¡Gracias Vero!
Tras 5 años, más de 2.780 artículos publicados y una cantidad de visitas que era inimaginable cuando arrancamos, quiero daros nuevamente gracias a todos.
Este quinto año comenzó con cierta incertidumbre. Posiblemente muchos habréis leido y escuchado sobre el llamado Canon AEDE. Básicamente este canon tiene por objetivo el cobrar un importe por incluir partes significativas de contenidos digitales de medios asociados a esta asociación, AEDE. 
Ya hablamos sobre este tema durante la celebración del cuarto aniversario, así como en el momento de su entrada en vigor, por lo que no me extenderé explicando en que consiste.

Para lograr adaptarnos a este nuevo canon no nos quedó más remedio que evitar enlaces a páginas web españolas, y únicamente enlazar a páginas extranjeras. Lo habréis notado bastante pues todas las noticias (sobre todos en los ‘Destellos desde Vega’) tienen su fuente en páginas web no españolas. Esperamos que algún día podamos volver a lo que considero normal y podamos enlazar cualquier página.


Para celebrar este quinto aniversario, presentamos uno de los primeros posts publicados en este blog….

El cometa Hartley se acerca a Capella

El cometa 103P/Hartley se encuentra en el mejor momento para su observación, alcanzando la máxima aproximación a nuestro planeta el próximo día 20 de Octubre. Durante estos días se encontrará cerca de la brillante estrella Capella (Alfa Aurigae), fácilmente observable con prismáticos o pequeños telescopios.

En la imagen, el cometa Hartley pasado al lado de la nebulosa del Corazón y del doble cúmulo de Perseo (fuente APOD).

Mas información en el blog de Verónica Casanova (http://astrofisicayfisica.blogspot.com/) y en Space Weather (http://spaceweather.com/).

Figura 1. Situación de Capella en el firmamento. Crédito: Stellarium
Capella, la estrella alfa de la constelación de Auriga y la sexta más brillante del firmamento, constituyo un hermoso y sorprendente sistema estelar: es un sistema cuádruple. Capella, situada a unos 43 años luz de la Tierra, se puede localizar en ascensión recta 5h 16m 41s, declinación +45º 59′ 52″ (al final del artículo se incluye una carta de localización), y es muy sencilla de localizar en el firmamento entre finales del otoño y comienzos de primavera. El nombre de Capella, procede del latín, más concretamente es el diminutivo de Capra, o cabritilla, y según la mitología fue la cabra que amamantó Zeus.
El sistema cuádruple, es en realidad dos sistemas binarios, separados por 10.000 UAs (una unidad astronómica son unos 150.000.000 kilómetros). El primer sistema binario está compuesto por dos estrellas gigantes (estrellas denominadas componente A y componente B), mientras que el segundo está compuesto por dos enanas rojas de muy baja luminosidad (estrellas denominadas componente C y componente D). Además, otra peculiaridad de esta estrella, es que pertenece al llamado grupo de las Hyades (constelación de Tauro), con las que comparte el movimiento en la misma dirección.
Su verdadera naturaleza fue descubierta en 1899 mediante observaciones espectroscópicas (el primer par, estrellas A y B). Posteriormente R. Furuhjelm, en 1914, descubre un tercer componentes (estrella C). Finalmente, en 1936, C.L. Stearns descubre el cuarto componente (estrella D).

 

Características orbitales
El sistema cuádruple se compone de dos pares separadas unas 10.000 UAs. El primer par es un sistema no eclipsante, separados unas 0,7 UAs, completando una órbita en un periodo de 104 días. La órbita, inclinada 137,2º respecto a la Tierra, es circular (excentricidad 0). El segundo par están separadas más distancias: 48 UAs. En este caso, el periodo orbital es de 388 años y su órbita, al igual que con el par de componentes A y B, es circular. La inclinación orbital con respecto a nosotros es de 65º

 

 

Capella A
Se trata del primer componente del sistema, y a la vez, el más destacado, aunque con poca diferencia con el su compañera, la componente B. Se trata de una estrella gigante de color amarillo-anaranjado, de tipo espectral G8-K0IIIe, en la que se han detectados emisiones en rayos X débiles (está catalogada como fuente de rayos X, con el número de catálogo del ROSAT 1RXS J051642.2 + 460001) debido a una actividad intensa en su corona, y de magnesio-II. Además, al igual que se observa en la componente B, en el UV presenta líneas de emisión de hierro.
Además, esta estrella de la magnitud aparente +0,91, es una variable de tipo RS CVn (este tipo de estrellas variables se caracterizan por amplitudes que rondan las 0,2 magnitudes, y cuya variabilidad podría tener como origen alta cantidad de manchas debido a una alta actividad cromosférica) y cuyo número de catálogo sería NSV1897.
Comparada con el Sol es una estrella bastante más grande. Tiene 12 veces el radio solar, tiene 2,7 veces más de masa y es 79 veces más luminosa. Su temperatura superficial, a pesar de estas diferencias, es similar a la solar, 4900K. Hay que tener en cuenta esta estrella (al igual que la componente B) esta camino de convertirse en una estrella gigante roja, por lo que sus características son totalmente diferente a nuestra estrella. En concreto, ya ha comenzado a fusionar su helio en carbono e incluyo en oxígeno (nuestra estrella aún continúa con la fusión del hidrógeno en helio)

Capella B

Se trata de una estrella muy similar a la componente A. Estrella gigante de tipo espectral G1III, tiene 9 veces el radio solar, una mas de 2,6 veces la del Sol y brilla 78 veces más intensa. También su temperatura superficial es similar, unos 5700K. Sin embargo, a pesar de ser ligeramente menor que la componente A, es más brillante, con una
magnitud aparente de +0,76.
Al igual que la componente A, también está en el camino de convertirse en una estrella gigante roja, si bien, en este caso aún no ha comenzado la etapa de fusión del helio en carbono (aunque si se ha medido la contracción de su núcleo de helio). Posee una actividad cromosférica mayor que la componente A debido a una rotación sobre su propio eje mucho más rápida.

Capella C y Capella D

La componente C es una estrella enana roja con tipo espectral M1V, cuyas características (y las de la componente D) son radicalmente diferentes a las de las componentes A y B. En este caso, la componente C tiene 0,3 veces la masa del Sol, un radio de únicamente el 60% del solar, y un 1,2% de luminosidad.
Capella D es también de una estrella enana roja, como la componente C, pero aún menos destacada. Con un tipo espectral M4-5V, su radio es únicamente un 30% del solar y posee una luminosidad del 0,05% de la luminosidad del Sol (motivo por el que se tardó más tiempo en descubrir).


Búsqueda de exoplanetas

En Capella aún no ha sido descubierto exoplaneta alguno. Si bien es interesante destacar que por las características del sistema, sus órbitas podrían ser muy inestables. En concreto, las zonas de habitabilidad, según el par, son muy dispares. En el caso de los componentes A y B, esta zona estaría situada entre las 8 y 9 UAs (similar a la distancia del Sol a Saturno). Además, debido a su expansión en su evolución hacia gigantes rojas, parte de los posibles planetas que pudiesen existir habrán sido “tragados”. Mientras que para las componentes C y D, debería estar sobre las 0,1 UA de uno de los componentes, aunque teniendo en cuenta las características del par, el hipotético exoplaneta pasaría entre ambas componentes habitualmente. Así pues, es improbable localizar planetas que reunan características de habitabilidad.Metalicidad

Quizás el punto más significativo del trabajo de Fuhrmann (“A model atmosphere analysys of alpha Auriage A“, The Astrophysical Journal, Klaus Fuhrmann, 2011) consiste en el estudio de la metalicidad de esta estrella. Para ello ha usado espectrometría de alta resolución. Para calcular la metalicidad recurrimos a la siguiente fórmula:

 

donde nos muestra la relación de hierro con respecto al hidrógeno, y en comparación con la existente a nuestra estrella (de este modo asumimos que la nuestra es el valor de referencia 0,0). N(Fe) y N(H) indica el número de átomos de hierro e hidrógeno respectivamente por unidad de volumen. En su trabajo, Fuhrmann llega al resultado de +0,07 dex (siendo dex la unidad usada para medir dicha metalicidad). Este resultado arroja un dato interesante. Se trata de un valor muy similar al grupo de movimiento de las Híades (Tauro), por lo que posiblemente Capella (y por ende, el sistema cuádruple) esté vinculado al mismo.

 

Figura 2. Datos recogidos por Fuhrmann. Crédito: The Astrophysical Journal/Klaus Fuhrmann


Otros datos de interés

Gracias a este estudio detallado, llega a más conclusiones sobre la estrella. Establece un valor de 104 días como periodo de rotación y su eje de rotación está alineado con el de su estrella compañera. También se ha calculado que se trata de una estrella muy joven, con una edad estimada de 0,5 Gyr (o 500.000.000 años, aproximadamente un 10% de la edad el Sol). Por otro lado, también se establecen más datos como la temperatura superficial, de unos 4951 K +/- 80 K, su masa, de 2,573 +/- 0,009 veces la masa del Sol, y su radio, de unas 12 veces el radio solar.

 

Desde luego un estudio fascinante de una estrella fascinante. Para aquellos que lo deseéis, podéis acceder al documento en el siguiente enlace.