Crédito: www.timeanddate.com/Slooh

Así está siendo el eclipse de Sol en estos momentos. Aunque ya ha lleva un rato, a través de este enlace podréis seguirlo online. En Astrofísica y Física podréis encontrar información sobre el mismo en el artículo “Guía completa para observar el eclipse de Sol del 26 de febrero de 2017“.

Los anocheceres de febrero, entre el final del crepúsculo y la medianoche, nos permiten ver en la eclíptica, culminando a gran altura, la constelación de TAURO, con el singular cúmulo abierto de Las Pléyades (M45), y la gigante naranja Aldebarán (Alpha Tau), el “rojo ojo del toro celeste”; y seguidamente, la constelación de GÉMINIS, con Cástor y Pólux. (Alpha y Beta Gem). Cayendo por el SO vemos los planetas Venus, Marte y Urano, en PISCIS y también en la eclíptica vemos ARIES que se oculta por el O-NO hacia medianoche.
Al Sur de la eclíptica, debajo de “los peces” vemos CETUS, “la ballena”, y debajo de “el toro” advertimos algunas de las estrellas de ERIDANO, “el río” que naciendo cerca de Rígel (Beta Ori), en los pies de ORIÓN desciende trazando un amplio arco hacia el Sur hasta desaparecer por nuestro horizonte meridional.
ORIÓN destaca en el cielo de invierno por su característico “cinturón” que alinea de izquierda a derecha a AlnitakAlnilam y Mintaka (Zeta, Épsilon y Delta Ori ); por encima del cinturón vemos la dorada Betelgeuse (Alpha Ori); hacia el SE, nos encontraremos con la estrella más brillante del firmamento nocturno, Sirio (Alpha CMa) en la constelación del CAN MAYOR, y hacia el Este de Betelgeuse al otro lado de la Vía Láctea, la estrella principal del CAN MENOR, Proción (Alpha CMi). Estas 3 estrellas conforman el popular asterismo de “el triángulo de invierno
Nebulosa de Orión M42. Foto cortesía  de Iñaki Taboada
En ORIÓN, debajo del cinturón, con un pequeño telescopio podremos admirar la brillante Nebulosa de Orión (M42).
También tras el crepúsculo, por el Este vemos levantarse la pequeña constelación de CÁNCER, perseguida por LEO, y más tarde, cerca de medianoche, por el E-SE las primeras estrellas de la constelación de VIRGO que traen consigo al gigante gaseoso Júpiter y sus lunas.
Por el cénit, al final del crepúsculo ya advertimos a Capella (Alpha Aur) en la constelación de AURIGA.
[…]
23 Jul / 2016

¿Qué son los saros?

DSCN1583

Los saros o ciclos de saros es un periodo de 223 lunas (o meses sinódicos), equivalente a unos 6585 días (unos 18 años y 10 días), y en el cual la Tierra y la Luna se sitúan en el mismo punto orbital que al comienzo del ciclo. Esto da lugar a la repetición de los eclipses de modo cíclico, permitiendo su pronóstico con bastante antelación.

No obstante, el ciclo completo es de 6582,32 días, causando está diferencia de 0,32 días, que en cada eclipse, no ocurra en el mismo lugar en cada ciclo, ya que la Tierra rota casi una tercera parte de su revolución diaria. Además cada ciclo contiene 38 estaciones de eclipses que se repiten cada medio año aproximadamente. De este modo que en cada estación ocurren dos o tres eclipses, ya sean de Luna o de Sol. También el saros presenta de media 42 eclipses de Luna (Tanto penumbrales, parciales o totales) y otros 42 de Sol (Tanto anulares como totales). Además existen ciclos de 600 años en el que los saros sobrepasan la media, y otros quedan por debajo.

eclipse_epc_2016068

Crédito: DSCOVR/NASA

Así fue como observó la Deep Space Climate Observatory (DSCOVR, NASA) el eclipse de Sol del pasado 9 de marzo. DSCOVR retrato el movimiento de la sombra de la Luna a través de la superficie terrestre usando su instrumento Earth Polychromatic Imaging Camera (EPIC), un telescopio Cassegrain con una CCD de 4 megapíxeles de resolución. El gif está formado a partir de 13 imágenes.

DSCOVR no fue el único testigo privilegiado para ver el eclipse de una manera peculiar. También Proba-2 fue testigo desde el espacio del fenómeno, tal y como contamos en el artículo “Proba-2 observa el eclipse de Sol“. Puedes ampliar información en el artículo “An EPIC Eclipse” de Earth Observatory/NASA.

wp_Video-icon

Hace unas horas, aquellos que tuvieron la suerte de estar por las zonas de China, el Pacífico u Oceanía, fueron testigos de un eclipse total de Sol. Para aquellos que no pudieron viajar hasta allí pudieron seguir el eclipse por internet (ver artículo “Sigue online el eclipse total de Sol del 9 de marzo“). Otro testigo del fenómeno fue el minisatélite Proba-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA), que pudo observarlo desde el espacio. Aquí os presentamos un vídeo mostrando como lo observó Proba-2. Eso sí, para el satélite fue únicamente parcial.

 

wp_Video-icon

SE2016Mar09T

Zonas de observación del eclipse total de Sol. Crédito: NASA

Como ya comentamos en diciembre, el año 2016 no será favorable para la observación de eclipses solares (ni lunares) desde España (ver artículo “Eclipses de Sol durante 2016“). En concreto, el primero de los dos eclipses de Sol de este año, que será total, ocurrirá en pocas horas. En la noche del 8 al 9 de marzo aquellos afortunados que se encuentren en China, Oceanía o en el océano Pacífico, podrán observarlo. Comienza a las 0:15 horas TU y finaliza a las 3:38 horas TU, alcanzando el máximo de la totalidad a las 1:57 horas TU.

Sin embargo, aquellos que no hemos podido desplazarnos hasta tan lejos, y queremos sacrificar algunas horas de sueño, podremos seguirlo online por Internet gracias al grupo de expediciones científicas Sheilos (http://www.shelios.org/) y su página web sky-live.tv. Podéis acceder a la retransmisión en el siguiente enlace:

Seguir online el eclipse total de Sol 9-marzo-2016 – Sheilos

La retransmisión se realizará desde Palu, en Indonesia. La primera conexión se realizará para emitir el inicio de la parcialidad, entre las 23:25 horas TU y las 23:30 horas TU. La segunda conexión se realizará para la totalidad, el segundo y tercer contacto. Será entre las 0:32 horas TU y las 0:42 horas TU.

Puedes ampliar información sobre eclipses con el artículo “Descripción de un eclipse de Luna y un eclipse de Sol” y sobre este en concreto en la página “NASA Eclipse web site” de la NASA.

 

EclipseSolMonteOiz10Mayo1994 (1)

Eclipse de Sol de 1994. Crédito: Fran Sevilla

A pocas horas del final de este año 2015, creo que es bueno mirar atrás, y recordar que noticias y eventos han sido los más destacados. Ha sido un año emocionante astronómicamente hablando. En un aspecto más personal comenzó de manera terrible. Nuestro querido Johnsy, incansable compañero y protagonista de numerosos artículos, nos dejo a finales de Enero.

Chiquitín, nunca te olvidaremos.

Cara a recordar lo más destacado del año os he preparado una colección de 12 posts, uno por cada mes, que he considerado como más destacados. Evidentemente es una elección personal, pero espero que os guste. 

Enero
Un espectacular cometa surcó el firmamento invernal. El cometa Lovejoy llegó a ser observable incluso a simple vista desde lugares poco polucionados:
Febrero
El año pasado se descubrió que además de Saturno, Júpiter, Urano y Neptuno, un TNO tenía anillos. En Febrero investigadores del IAA encontraron indicios de la existencia de anillos alrededor del centauro Quirón. Los anillos comienzan a ser habituales:
Destellos desde Vega: Posibles anillos alrededor de Quirón
Marzo
El día 20 de marzo fue posible observar un eclipse total de Sol (parcial desde España). Eso sí, allí donde la climatología lo permitió:
Fotografías del eclipse de Sol desde Valladolid

Abril
Curiosity no deja de sorprendernos. En abril se anunció el hallazgo de condiciones favorables para la formación de agua líquida transitoria en forma de salmueras en el cráter Gale:
Destellos desde Vega: Curiosity encuentra evidencias de agua salada en Marte
Mayo
Tras varios años operativo, MESSENGER nos decía adiós. Arrancábamos el mes con la última imagen enviada a la Tierra.
Última imagen tomada por MESSENGER
Junio
Tras siete meses sin contacto con Philae, el 14 de junio recibíamos una grata sorpresa. Philae había despertado de un largo sueño:
¡Philae ha despertado!!!
Julio
Sin duda alguna, durante el mes de julio la estrella indiscutible fue la sonda New Horizons, que realizó su sobrevuelo sobre el planeta enano Plutón el 14 de julio y nos envío unas magníficas imágenes del remoto cuerpo:
Primeros resultados del sobrevuelo de New Horizons a Plutón y sus lunas, presentados hoy por la NASA
Agosto
La IAU ha puesto nombre a los exoplanetas descubiertos alrededor de 20 estrellas. Una propuesta española para la estrella mu Arae:
#NameExoWorlds #YoEstrellaCervantes
Septiembre
A finales del mes la Luna se tiñó de un intenso rojo. Todos nos maravillamos con un hermoso eclipse total de Luna, visible desde España y Sudamérica:
Fotografías del eclipse de Luna obtenidas con el teléfono móvil
Octubre
El firmamento del amanecer durante este mes nos ofreció unas hermosas vistas, la alineación de los planetas Venus, Marte y Júpiter, y durante algunos días, también la Luna se unió:
Alineación planetaria visible al amanecer que no te puedes perder
Noviembre

La teoría de la Relatividad General ha cumplido 100 años. Einstein nos proporcionó una nueva forma de ver y entender el espacio-tiempo:
100 años de Relatividad General
Diciembre
Al igual que en 2014 y nuevamente por diciembre un cometa nos sorprendía. Su denominación es C/2013 US10, más conocido como Catalina, y ha sido fácilmente observable al amanecer:
Guía de observación del cometa C/2013 US10 Catalina

El año 2016 arranca de modo similar a como arrancó 2015. Con incertidumbre. Nada más comenzar 2015 entró en vigor el canon AEDE (ver artículo “Nota informativa sobre la entrada en vigor del Canon AEDE“), que ha afectado muy negativamente a esta página, al no poder enlazar páginas españolas (lo que potencialmente puede ser causa de obligación de pago de dicho canon). Ahora, 2016 arranca con la incertidumbre del denominado Snipped Tax, que apunta a ser la versión europea del canon AEDE. Si este llegase a entrar en vigor y en los mismos términos que el canon AEDE… mejor no pensar en ello.

No quiero finalizar este post sin antes agradecer todas vuestras visitas y desearos un buen comienzo de año 2016. Gracias por acompañarnos un año más. También quiero agradecer a Verónica Casanova, por toda la ayuda que ha prestado a Vega 0.0 desde que arrancó en Septiembre de 2010, y sin la cual este blog, no existiría.
¡Os deseamos una feliz noche! ¡Nos leemos el año que viene!

Eclipse del 9 de marzo. Crédito: NASA Eclipse web site

El año 2016 estará marcado por la “sequía” de eclipse solares visibles ya sea desde España como desde Sudamérica. Tendremos dos. El primero el 9 de marzo, y el segundo el 1 de septiembre. Únicamente este segundo será visible desde España, en concreto desde las Islas Canarias, aunque en condiciones totalmente desfavorables.
El eclipse del 9 de marzo será total, siendo visible desde China, Oceanía y el océano Pacífico. Comenzará a las 0:15 horas TU y finalizará a las 3:38 horas TU, alcanzando su máximo a las 1:57 horas TU.

El eclipse del 1 de septiembre será anular, siendo visible desde las Islas Canarias, África y el océano Índico. Comenzará a las 7:17 horas TU y finalizará a las 10:55 horas TU. El máximo será a las 9:06 horas TU.

Os incluimos los gráficos de ambos eclipses (Fuente NASA). Puedes también consultar este artículo sobre eclipses: “Descripción de un eclipse de Luna y un eclipse de Sol

Eclipse del 1 de septiembre. Crédito: NASA Eclipse web site

El domingo 13 de Septiembre tendrá lugar un Eclipse Parcial de Sol visible desde el Sur de África, el océano Indico y la Antártida. (no visible desde la península). La duración completa del eclipse será de 4h 24m, El máximo de la parcialidad tendrá lugar a las 06:54h en Tiempo Universal sobre una latitud de 72º Sur. La magnitud estimada en el máximo es 0.78.




La secuencia de tiempos es la siguiente (en TU):

Inicio del eclipse:………………. 04:42
Conjunción en AR:……………..06:41
Máximo del eclipse:……………06:54
Final del eclipse:…………………09:06
Fuente: Anuario del Real Observatorio de Madrid

Descripción de un eclipse solar

Un eclipse solar se produce cuando la Luna se interpone entre el Sol y la Tierra, estando los tres cuerpos alineados de manera que el eje del cono de sombra producido por la Luna interseca la superficie de la Tierra. A pesar de que en cada lunación (mes lunar) la Luna se encuentra en conjunción con el Sol (los tres cuerpos se encuentran en sicigia), como la órbita lunar esta inclinada aproximadamente 5°9´ respecto a la de la Tierra, en la mayor parte de estos encuentros, la Luna no queda alineada con respecto al Sol y la Tierra, por lo que el cono de sombra que proyecta la Luna pasa por encima o por debajo de la Tierra. De no darse esta circunstancia, cada Luna Nueva, se produciría un eclipse de Sol. (y cada luna Llena un eclipse de Luna). 
Desde otra perspectiva, el eclipse tiene lugar cuando el Sol y la Luna coinciden en alguno de los nodos. Los nodos son los puntos por donde la Luna cruza la eclíptica; de sur al norte por el nodo ascendente, y de norte a sur por el nodo descendente. El intervalo de tiempo entre dos pasos consecutivos de la Luna por cada nodo, ascendente o descendente, es de 27d 5h 5m. (mes draconítico).
Debido al tamaño de la Luna y a su lejanía, el diámetro del cono de sombra es menor que el diámetro de la Tierra; en consecuencia, la superficie terrestre oscurecida por la sombra de la Luna abarca una zona muy pequeña (270km máx.) La sombra se desplaza sobre la superficie terrestre trazando una franja de sombra llamada Línea de Totalidad, (3200 km/h) y con una trayectoria dependiente de la velocidad y el movimiento combinado de la rotación de la Tierra y de su movimiento orbital alrededor del Sol y el de la Luna alrededor de la Tierra.
Tipos de Eclipses de Sol:
Dependiendo de la localización del observador, el eclipse de Sol puede verse como Total o como Parcial.
· Total: Desde cualquier localización donde el cono de sombra de la Luna interseca la superficie terrestre y va recorriendo ésta formando la estrecha banda de sombra (Línea de Totalidad) se observa que la Luna llega a cubrir por completo el disco solar. 
El diámetro máximo de la franja no supera los 270 kilómetros y se desplaza en dirección Este a unos 3.200 km/h, cubriendo una longitud máxima de unos 9.600 kilómetros (15.000 contando los momentos de parcialidad previos y posteriores). La duración de la fase de la totalidad puede durar entre 2 y 7,5 minutos.
· Parcial: En los aledaños de esa banda, se encuentra la franja donde la sombra no alcanza la superficie, el eclipse entonces es observado como eclipse parcial, porque la Luna sólo cubre parte del disco solar, en mayor o menor medida según la distancia a la línea de totalidad. La franja de penumbra puede tener unos 270 km de anchura
· Anular: Como las órbitas de la Luna y la Tierra son elípticas, su tamaño aparente difiere según la distancia a la que ésta se encuentre de nosotros. Cuando la Luna está cercana a su perigeo (el punto más próximo de su órbita ) los diámetros aparentes son prácticamente iguales, por lo que la Luna oculta completamente al Sol produciéndose un eclipse total, pero, por el contrario, cuando la Luna se encuentra cerca de su apogeo (el punto más alejado) su tamaño angular es más pequeño que el del Sol y no cubre por completo el disco solar produciéndose un eclipse anular. 
En menor medida, el tamaño del disco solar también depende de la distancia a la que la Tierra se encuentre del Sol. Cuando la Tierra se encuentra en el perihelio, (el punto más cercano al Sol) su diámetro aparente alcanza a ser de 32’ 34”, y si se encuentra en el afelio, (el punto más alejado del Sol) su diámetro aparente baja a 31’ 30” 
La relación entre las distancias y los tamaños aparentes de la Luna y el Sol es singular; el Sol, a 150 millones de km de distancia, está 399 veces más lejos de nosotros que la Luna, a 384.000 km; pero el diámetro del Sol (1.392.000 km), es 400 veces mayor que el de la Luna (3.476 km); como el diámetro aparente de ambos es casi el mismo (0.5º), el disco de la Luna, superpuesto sobre el del Sol, lo cubre completamente, y por eso se dan los eclipses totales de Sol.
· Híbrido o mixto: estos eclipses son los más peculiares. Se producen cuando el cono de sombra roza tangencialmente la curvatura terrestre y la línea de totalidad se estira debido al ángulo de incidencia del eje del cono de sombra sobre la curvatura de la Tierra; también depende de la posición orbital de la Luna y su distancia a la Tierra (apogeos / perigeos).  Es habitual cuando el eclipse es visible desde regiones próximas a los polos terrestres. Dependiendo de la localización del observador en la línea de totalidad, el eclipse puede observarse como Total o como Anular. El eclipse híbrido comienza y termina con la apariencia de un eclipse anular, pero durante un tiempo y para los observadores que estén sobre la línea de totalidad, se observará como un eclipse total. Los eclipses híbridos representan alrededor del 5 por ciento de todos los eclipses solares que se producen.
Anchura de la Línea de totalidad: máximo 270 km (100 km durante un eclipse anular) 
Longitud  3200 km/h

Frecuencia de eclipses de Sol

Los eclipses de Sol ocurren cuando hay Luna Nueva. El intervalo de tiempo medio entre dos lunas nuevas consecutivas es de 29d 12h 44m. (mes sinódico), pero no siempre que hay Luna Nueva tiene lugar un eclipse. Como la órbita lunar esta inclinada 5°9´ respecto a la de la Tierra, la mayor parte de las veces que hay Luna Nueva, ésta no se encuentra en el nodo, por lo que no hay alineamiento con el Sol y la Tierra, de modo que el disco de la Luna pasa por encima o por debajo del Sol. Los nodos son los puntos por donde la Luna cruza la eclíptica, y sólo puede haber un eclipse de Sol cuando la Luna se encuentra en el nodo opuesto al del Sol.

Teniendo en cuenta la latitud eclíptica de la Luna y la diferencia entre las longitudes eclípticas del nodo lunar y el Sol, es decir, la separación angular entre la línea de nodos  y el eje del cono de sombra, habrá eclipse total de Sol cuando la latitud eclíptica de la Luna sea menor a 0º52’20” y la separación entre el nodo y el eje del cono de sombra sea menor a 9º27’. No habrá eclipse de Sol, ni siquiera parcial, cuando la latitud eclíptica de la Luna sea mayor a 1º35’ y la separación entre el nodo y el eje del cono de sombra sea mayor a 18º27’.

Como el periodo sinódico de los nodos, es decir, el intervalo de tiempo entre dos pasos consecutivos del Sol por el nodo lunar es de 346,62 días (año eclíptico), la longitud eclíptica del Sol, medida a partir del nodo lunar crece 1,0386º al día; y entre luna nueva y luna llena, 15º35’, que es una separación menor a las separaciones máximas que descartan un eclipse, de Luna o de Sol, de manera que, 15 días después de un eclipse de Sol por ejemplo, tendrá lugar otro de Luna, y viceversa; también es frecuente que los eclipses consecutivos sean 3, es lo que se llama sesión o estación de eclipses. Esta es la razón de que cada año tenga como mínimo 4 eclipses y 7 como máximo (4 de Sol y 3 de Luna, o 5 de Sol y 2 de Luna).

[Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

En los anocheceres de este mes que despide el verano, con las últimas luces del crepúsculo vespertino, podemos advertir culminando en la eclíptica, y a muy baja altura, las estrellas más orientales de la constelación de SAGITARIO, y sobre éstas, aunque fuera de la eclíptica, la discreta constelación de ESCUDO. Cerca de la medianoche, y a algo más de altura, es la constelación de CAPRICORNIO la que vemos culminar, y en ella destacan las estrellas Prima Giedi (Alpha1 Cap) y Secunda Giedi (Alpha2 Cap) en los cuernos de la Cabra-Pez. También al anochecer podemos ver culminando a las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO.
Siguiendo en la eclíptica, en el cuadrante SO, vemos Antares, la estrella principal de ESCORPIÓN, una constelación que vemos desapareciendo, a la vez que a LIBRA, que vemos  llevándose a Saturno. También en la Eclíptica, por encima de Antares, vemos la gran constelación de OFIUCO, con Ras Alhague (Alpha Oph), su estrella principal y cabeza del Serpentario. Y muy cerca, Ras Algethi (Alpha Her), la cabeza de HÉRCULES, El Arrodillado, cabeza abajo y adornado en su costado izquierdo (a nuestra derecha) por Alphekka La Gema (Alpha CrB) la estrella principal de la constelación CORONA BOREAL.
Más al Oeste, vemos destacar Arturo (Alpha Boo) El Guardián de la Osa, la estrella principal de BOYERO, y la más brillante de nuestros cielos boreales, que desaparecerá por el O-NO a medianoche
En el cuadrante SE, por la eclíptica, podemos advertir, en cuanto las luces crepusculares se debiliten, las estrellas de ACUARIO, y también las tenues de PISCIS, constelaciones que en la antigüedad se relacionaban con la época de lluvias; y debajo de ellas podemos advertir el  PEZ AUSTRAL con su brillante Fomalhaut (Alpha PsA) y parcialmente la BALLENA. También al anochecer podemos ver alzarse a gran altura la extensa constelación de PEGASO cuya estrella principal es Markab (Alpha Peg), aunque en el vértice superior oriental de su característico cuadrado vacío de estrellas destaque en brillo Alpheratz, estrella que en el pasado perteneció a la constelación del Caballo Alado, pero que actualmente es la estrella principal de ANDRÓMEDA (Alpha And).
Tras el crepúsculo, dominando las alturas y culminando, vemos el conocido asterismo del “Triángulo de Verano” conformado por Vega (Alpha Lyr) la estrella principal de LIRA, Deneb (Alpha Cyg), la principal de CISNE, y Altair (Alpha Aql) la principal de AGUILA, todas ellas estrellas de primera magnitud.
Mirando al norte, desde el anochecer y hasta la medianoche, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR volteado y en descenso por el N-NO en su rotación en torno a Polaris (Alpha UMi). También en el cuadrante NO localizamos al serpenteante DRAGÓN. En el mismo cuadrante NO vemos a la OSA MAYOR cayendo hacia el horizonte y en el cuadrante NE, vemos a media altura y levantándose, a CASIOPEA, por debajo de CEFEO y por encima de CAMELOPARDALIS. También por el cuadrante NE vemos alzándose a PERSEO y ANDRÓMEDA, y alineada con estas constelaciones, asomando sobre el horizonte N-NE cerca de la medianoche, una estrella brillante, Capella, (Alpha Aur) la estrella principal de AURIGA.
El Sol, en la constelación de LEO, pasa a VIRGO el día 17, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Virgo y entra en el signo de Libra el día 23. Este año el Equinoccio de Otoño, cuando Sol –en su movimiento aparente- pasa del hemisferio boreal al austral, tiene lugar el miércoles 23 a las 08:21h Tiempo Universal, es decir, las 10:21 en Tiempo Local comienza el otoño boreal y la primavera austral. 

El domingo 13 tiene lugar un Eclipse Parcial de Sol (no visible desde la península) que será visible desde el sur de África, el Océano Índico y la Antártida. 

Y el lunes 28 tiene lugar el Eclipse de Luna, que es Total y que será visible (si las nubes no lo impiden) desde Europa durante la madrugada, comenzando la totalidad a las 03:11 y terminando a las 06:27, con el máximo a las 04:48 (Tiempo Local)

En Septiembre no tenemos ninguna lluvia de meteoros destacable

[Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]