Y para terminar la serie de fotografías dedicadas a la conjunción entre Luna, Marte y Venus que Verónica Casanova y yo observamos el pasado 31 de enero desde Valladolid, os compartimos estas dos. En la primera aparece la estatua a Cervantes, situada detrás de la Catedral. En la segunda, la conjunción sobre los tejados de unas viviendas de la Plaza de Portugalete.

Esperamos que os hayan gustado.

[…]

Más fotografías de la conjunción de la Luna, Marte y Venus que Verónica Casanova y yo tomamos el pasado 31 de enero desde Valladolid. Nuevamente las simpáticas cigüeñas participaron del evento. En esta ocasión las de la iglesia de las Angustias.

[…]

Otra fotografía de la conjunción de la Luna, Venus y Marte de ayer 31 de enero, que Verónica Casanova y yo pudimos tomar desde Valladolid. En esta ocasión se nos unieron las cigüeñas de la Catedral. Fotografía tomada con la Canon EOS500D con focal de 110 mm a f/4. Exposición de 1,6 segundos a 1600ISO.

Los anocheceres de febrero, entre el final del crepúsculo y la medianoche, nos permiten ver en la eclíptica, culminando a gran altura, la constelación de TAURO, con el singular cúmulo abierto de Las Pléyades (M45), y la gigante naranja Aldebarán (Alpha Tau), el “rojo ojo del toro celeste”; y seguidamente, la constelación de GÉMINIS, con Cástor y Pólux. (Alpha y Beta Gem). Cayendo por el SO vemos los planetas Venus, Marte y Urano, en PISCIS y también en la eclíptica vemos ARIES que se oculta por el O-NO hacia medianoche.
Al Sur de la eclíptica, debajo de “los peces” vemos CETUS, “la ballena”, y debajo de “el toro” advertimos algunas de las estrellas de ERIDANO, “el río” que naciendo cerca de Rígel (Beta Ori), en los pies de ORIÓN desciende trazando un amplio arco hacia el Sur hasta desaparecer por nuestro horizonte meridional.
ORIÓN destaca en el cielo de invierno por su característico “cinturón” que alinea de izquierda a derecha a AlnitakAlnilam y Mintaka (Zeta, Épsilon y Delta Ori ); por encima del cinturón vemos la dorada Betelgeuse (Alpha Ori); hacia el SE, nos encontraremos con la estrella más brillante del firmamento nocturno, Sirio (Alpha CMa) en la constelación del CAN MAYOR, y hacia el Este de Betelgeuse al otro lado de la Vía Láctea, la estrella principal del CAN MENOR, Proción (Alpha CMi). Estas 3 estrellas conforman el popular asterismo de “el triángulo de invierno
Nebulosa de Orión M42. Foto cortesía  de Iñaki Taboada
En ORIÓN, debajo del cinturón, con un pequeño telescopio podremos admirar la brillante Nebulosa de Orión (M42).
También tras el crepúsculo, por el Este vemos levantarse la pequeña constelación de CÁNCER, perseguida por LEO, y más tarde, cerca de medianoche, por el E-SE las primeras estrellas de la constelación de VIRGO que traen consigo al gigante gaseoso Júpiter y sus lunas.
Por el cénit, al final del crepúsculo ya advertimos a Capella (Alpha Aur) en la constelación de AURIGA.
[…]

Tal y como os adelanté ayer en el artículo “Mañana al anochecer, la Luna volverá a aparecer junto a Marte y Venus“, hoy era visible en el firmamento una hermosa conjunción entre la Luna, Marte y el brillante Venus.

Aunque las nubes amenazaban con impedir la observación, finalmente hemos tenido suerte, pudiendo realizar algunas fotografías, de las cuales os adelantamos una. Ha sido tomada desde la parte trasera de la Catedral de Valladolid. Hemos usado una cámara Canon EOS500D sobre trípode y con un objetivo de 70 mm de focal. El tiempo de exposición ha sido de 1 segundo, a 1600ISO y f/4.

Y vosotros, ¿habéis podido observarlo?

 

¡Alegrón del día! Hemos visto como una de nuestras fotografías ha sido publicada en la sección “Astrofotografía” de la revista AstronomíA (http://www.astronomia-mag.com/) del mes de Febrero 2017 (Número 212-Época II). La tomamos Verónica Casanova y yo el pasado 2 de octubre desde Ciguñuela (Valladolid). Y justamente esta misma fotografía logró ser AAPOD el pasado 27 de diciembre. En el siguiente enlace podréis encontrar información: “¡¡¡¡ AAPOD !!!!“.

Esta mañana para los madrugadores había una preciosa conjunción entre la Luna, Júpiter y Spica (alfa de Virgo). A pesar de la temperatura que había aquí en Valladolid (-5,5ºC), he logrado capturarla antes de que la escarcha que se estaba formando en el objetivo arruinase la sesión fotográfica.

En la primera imagen únicamente está la Luna y Júpiter, pues está sacada a una focal de 250 mm (recortada). En la segunda ya aparece también Spica (abajo) al usar una focal de 124 mm. Cada una es un apilado de cuatro imágenes con diferentes diafragmas para evitar la saturación de la Luna.

[…]

El pasado 7 de enero, Verónica Casanova y yo fuimos a realizar una observación desde Ciguñuela (Valladolid). La sesión comenzó con la preparación de un time-lapse de la puesta de Sol, que aquí os compartimos. Se trata de una secuencia de 298 imágenes tomadas con la cámara Canon EOS500D, focal 250 mm, 1/800 segundos, f/45 e ISO3200. Como siempre que os compartimos este tipo de vídeos, os recordamos que hay que ser prudente cuando se observa el Sol. (ver artículo “Precauciones con la observación solar“).

[…]

[Fuente del artículo: Astrofísica y Física]

En en vídeo superior podéis ver las fases de la Luna y sus movimientos de libración a lo largo de todo el año 2017 en el hemisferio norte. Y en el vídeo inferior, podéis ver la misma información pero en esta ocasión, la correspondiente al hemisferio sur.

[…]

Las tempranas puestas de Sol en enero nos permiten ver numerosas constelaciones en la eclíptica; todavía, y desde el final del crepúsculo distinguimos las tenues estrellas de las constelaciones otoñales; las de ACUARIO, ocultándose por el SO entre las que encontramos a Venus y Marte, y las evasivas de PISCIS que se llevarán el planeta Urano hacia medianoche. Al final del crepúsculo vemos culminar a Hamal, (Alpha Ari) la estrella principal de la pequeña constelación de ARIES, que pasa desapercibida a la derecha de la más llamativa Aldebarán (Alpha Tau) una gigante roja y estrella principal de TAURO, que también podemos ver culminando a gran altura antes de medianoche. También podemos llegar a ver emergiendo por el horizonte oriental a las de primavera, CÁNCER, LEO, y alrededor de la medianoche, los brazos de la doncella VIRGO.Aunque durante el crepúsculo tal vez advirtamos todavía las estrellas del Triángulo de Verano hundiéndose por el NO, los anocheceres de enero son idóneas para disfrutar de la observación de las constelaciones de invierno con sus brillantes estrellas que ya han comenzado a atraer nuestra atención en diciembre. Destaca sobre todas la estrella Sirio (Alpha CMa), la principal del CAN MAYOR y la estrella más brillante del firmamento nocturno; que junto con Betelgeuse (Alpha Ori) la gigante roja en el hombro de ORION, el cazador, y Proción (Alpha CMi), la principal del CAN MENOR, conforman el conocido como Triángulo de Invierno, asterismo que vemos culminar a medianoche.
[…]