leo2016

Deriva diaria de las Leónidas. Crédito: IMO

Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el pasado día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 17 de Noviembre.

La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 17 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche. La Luna se encontrará en fase muy próxima a llena por lo que afectará considerablemente nuestras observaciones.

[…]

Con el cambio del horario de verano al de invierno y con los ocasos adelantados, los anocheceres se han alargado, y mediado el otoño ya advertimos cómo el círculo máximo de la eclíptica se alza y muestra sus constelaciones cada vez a mayor altura según pasan los días, lo que también advertimos cada noche cuando van pasando las horas y se adentra la madrugada.
Tras el crepúsculo podemos ver culminando en la eclíptica la constelación de ACUARIO, en la que, aunque no brillan mucho, destacamos Sadalmelik (Alpha Aqr) y Sadalsuud (Beta Aqr), y debajo de ella nos llamará la atención la brillante Fomalhaut (Alpha PsA), en el PEZ AUSTRAL. Una hora después tendremos que agudizar la vista para ver las tenues estrellas de la constelación de PISCIS. También tras el crepúsculo podemos ver culminando a gran altura la constelación de PEGASO
Siguiendo en la Eclíptica, en el cuadrante SO, al final del crepúsculo vemos a baja altura la constelación de CAPRICORNIO, y por encima, las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO, junto con las estrellas del conocido asterismo del “Triángulo de Verano” que conforme avance el anochecer irán declinando hasta desaparecer totalmente de madrugada; primero Altair (Alpha Aql) por el Oeste, luego Vega (Alpha Lyr) y finalmente Deneb (Alpha Cyg) por el NO. Es cerca de la medianoche cuando los “peces atados por las colas con un sedal” terminan de culminar.
En el cuadrante SE, por la eclíptica, además de Los Peces terminando de culminar, vemos a ARIES comenzando a hacerlo, aunque ya casi de madrugada. Debajo nos llaman la atención Menkar (Alpha Cet) y Diphda (Beta Cet) estrellas de la gran constelación de BALLENA Cetus. Y a su izquierda la constelación de ERIDANO que lleva el nombre del mitológico, largo y “misterioso” río del sur que vemos nacer a los pies de ORIÓN, en Cursa (Beta Eri) pero que, por nuestra septentrional latitud, no vemos dónde desemboca tras desaparecer debajo de nuestros horizontes meridionales. También vemos alzándose al Cazador junto con la LIEBRE. Y un poco antes de medianoche, vemos a asomar a Proción (Alpha CMi) principal del CAN MENOR y poco después a Sirio (Alpha CMa), del CAN MAYOR
A la vez, por el Este, podemos ver en la eclíptica a Aldebarán (Alpha Tau) la estrella principal de TAURO, junto con Las Pléyades; y saliendo por el NE a Cástor (Alpha Gem) y Pólux (Beta Gem) Los Gemelos y destacando sobre ellos a la brillante Capella (Alpha Aur) la estrella principal de AURIGA.
Cerca del cénit, tras el crepúsculo, vemos culminando la discreta y leve constelación de LAGARTO, y antes de medianoche le seguirá ANDRÓMEDA, con Alpheratz (Alpha And) su estrella principal; un buen momento para localizar con prismáticos y observar con telescopios a la Galaxia de Andrómeda, M31.
Mirando al norte, durante el crepúsculo náutico, cuando vemos brillar a Polaris (Alpha UMi), en la OSA MENOR, advertimos a la izquierda su pequeño asterismo del trapecio, que a lo largo del anochecer desciende por el N-NO en su rotación hasta cruzar el meridiano inferior cerca de la medianoche.  También en el cuadrante NO localizamos descendiendo al DRAGÓN, cuya cabeza va acercándose al horizonte. Tras el crepúsculo vemos en la parte superior de la circumpolar a CEFEO y también a CASIOPEA, mientras que simultáneamente, por la parte opuesta, rozando el horizonte vemos a la OSA MAYOR cruzando el meridiano inferior y comenzando a levantarse al llegar la medianoche; también tras el crepúsculo, a media altura, en el cuadrante NE vemos la tenue JIRAFA Camelopardalis, que cerca de la medianoche comenzará a culminar. También por el cuadrante NE vemos alzándose la brillante Capella, (Alpha Aur) la estrella principal de COCHERO Auriga, y por encima, persiguiendo a ANDRÓMEDA, vemos a PERSEO
El Sol comienza octubre entrando en la constelación de LIBRA y pasa a ESCORPIÓN el día 25, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Escorpio y entra en el signo de Sagitario el día 22.
En noviembre tenemos tres lluvias de meteoros destacables, la de las Táuridas, cuyo periodo de visibilidad va del 20 de octubre al 25 de noviembre, siendo su máximo el día 4; Las Androméidas, cuyo periodo de visibilidad va del 25 de septiembre al 16 de diciembre, siendo su máximo el día 14; y las Leónidas, las más interesantes, cuyo periodo de visibilidad va del 14 al 20 de noviembre, siendo su máximo el día 17.

[Josean Carrasco. Presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

Deriva diaria de las Leónidas. Crédito: IMO

Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 17 de Noviembre.
La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 17 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche. La Luna se encontrará prácticamente en fase nueva por lo que no afectará nuestras observaciones.

Este radiante, asociado al cometa 55P/Tempel-Tuttle, presenta meteoros muy rápidos y está situado en A.R. 152º y declinación +22º (Ver mapa del post).
Fuente de la imagen: IMO.

 

Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 17 de Noviembre.
 La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 17 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche, aunque la presencia de la Luna será muy molesta, pues prácticamente estará en fase llena.
Este radiante, asociado al cometa 55P/Tempel-Tuttle, presenta meteoros muy rápidos y está situado en A.R. 152º y declinación +22º (Ver mapa del post).
Fuente de la imagen: IMO.

Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 17 de Noviembre. La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 17 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). Por desgracia este año, la presencia de la Luna en fase prácticamente llena, impedirá observar en condiciones este importante radiante.
Este radiante, asociado al cometa 55P/Tempel-Tuttle, presenta meteoros muy rápidos y está situado en A.R. 152º y declinación +22º (Ver mapa del post)

Fuente de la imagen: IMO.
Fuente: IMO

Según nuevos datos mostrados por la International Meteor Organization (IMO), las Leónidas de este año podrían haber alcanzado una THZ de 60 meteoros por hora, a comienzos del día 20 de Noviembre. Tal y como comentamos (“El máximo de las Leónidas ha podido rondar los 25 meteoros por hora“) se había detectado un primer máximo el día 17 de Noviembre, que rondaría los 25 a 40 meteoros por hora. No obstante hay que ser cautelosos con la interpretación de un segundo máximo, ya que según se aprecia en el gráfico, existe un vacío entre ambos máximos.
Si se publican nuevos datos, os los haremos llegar a través del blog.

Según primeros y preliminares datos publicados por IMO (International Meteor Organization), el máximo de las Leónidas de este año podría haber rondado una THZ (Tasa Horaria Zenital) de 25 meteoros por hora, bastante por debajo de lo que se considera nivel de tormenta. Dicho máximo se situó a finales últimas horas del día 17 y primeras del día 18, desplazado respecto a la previsión inicial, de primeras horas (de las 9 a las 10 horas TU) del día 17.
No obstante, para aquellos que tuvisteis la posibilidad de observar dicho radiante el pasado fin de semana, seguro que dicha actividad fue de por si interesante. Aquí os dejamos el gráfico publicado por IMO. ¿Habrá niveles de tormenta para el próximo año?

Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 17 de Noviembre sobre las 9:30 TU (Muy favorable para los observadores europeos). La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 17 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche, aunque la presencia de la Luna no será molesta.

Este radiante, asociado al cometa 55P/Tempel-Tuttle, presenta meteoros muy rápidos y está situado en A.R. 152º y declinación +22º (Ver mapa del post)
Fuente de la imagen: IMO.
Este año la actividad de las Leónidas ha rondado alrededor de los 22 meteoros/hora durante el máximo, una cantidad bastante baja. Este año, además la presencia de la Luna en la proximidad del máximo no ha favorecido nada la observación.
En mi caso particular solamente pude observar (debido a un catarro que me impidió soportar más tiempo el frío que hacía en Valladolid) durante 0,60 horas, entre las 2:34 y 3:10 TU, en la noche del máximo (Del 17 al 18 de Noviembre). En total observé 4 meteoros de los cuales tres eran Leónidas y otro esporádico. De las tres Leónidas, dos eran de magnitud +1 y otra de la +0, presentando esta última estela. No obstante la MALE era muy baja, sobre +3,80, debido, como ya se ha comentado, a la presencia de la Luna.
Con estos datos no se puede evaluar la THZ ni la relación poblacional. No obstante ésto sí lo ha realizado el IMO (Internacional Meteor Organization). En el gráfico principal del post se ve la curva de actividad. Algo que destaca a primer golpe de vista, es la escasa cantidad de puntos en el gráfico, lo que delata los pocos observadores activos durante esta campaña. Los datos que ha usado el IMO corresponden a 196 Leónidas observadas en 78 intervalos (uno de ellos, el reportado por mi). Según estos datos, la THZ fue de 22 meteoros/hora y una relación poblacional r de 2,5.
Mas información en la página del IMO.
Leonidas
Nos encontramos ante uno de los grandes radiantes del año (Código IMO: LEO). Si bien su actividad media no suele ser excesivamente alta, si que presenta picos de muy alta actividad, con nivel de tormenta. Este año, la actividad se extenderá desde el próximo día 6 de Noviembre hasta finales de mes (hasta el día 30), presentando el máximo de actividad el día 18 de Noviembre sobre las 3:40 TU (Muy favorable para los observadores europeos). La actividad posiblemente ronde los 20 meteoros/hora, aunque nos podemos llevar una sorpresa, ya que es muy variable de año en año. Hay estudios que apuntan a que incluso podría haber actividad muy alta el día 16 (pero solo detectable con técnicas de detección por radio). El mejor momento para observar estos meteoros será a partir de medianoche, para evitar la presencia de una luna en fase menguante.
Este radiante, asociado al cometa 55P/Tempel-Tuttle, presenta meteoros muy rápidos y está situado en A.R. 152º y declinación +22º (Ver mapa del post)
Fuente de la imagen: IMO.