08_denebvega_20130810_27mm_32x10s_3200iso

 

Continuando con las fotografías que Verónica Casanova y yo sacamos el 10 de agosto de 2013, os compartimos una nueva tanda de 3 fotografías tomadas con la Canon EOS500D, centradas en la región del Cisne/Deneb. Todas están tomadas a 3200ISO y focal de 27 mm. Sus tiempos de exposición varían de los 100 segundos hasta los 320 segundos.

Al final, incluimos una ampliación de la zona de Deneb donde es posible apreciar la nebulosa Norteamérica (NGC7000), situada la izquierda de la imagen.

[…]

img_1775

El pasado 29 de septiembre Verónica Casanova y yo fuimos a Ciguñuela a realizar la observación del paso de la ISS (enlace). Pero además de ver dicho paso, también pudimos disfrutar de un hermoso atardecer, del que os presentamos varias fotografías. Además también os incluimos una fotografía de Venus (cabecera), de Sagitario y de Cisne/Lyra.

 

Todas las imagenes han sido tomadas con una cámara reflex Canon EOS500D. En el caso de la fotografía de Venus con objetivo de 55mm a 1600ISO y 1/15 s. Para Sagitario un objetivo de 18mm a 6400ISO y 5 s. La imagen de Cisne/Lyra es un apliado de 25 imágenes con objetivo de 18 mm a 6400 ISO y 5 segundos cada una. Las del atardecer fueron tomadas con un objetivo de 55mm.

[…]

CONSTELACIONES, ESTRELLAS BRILLANTES Y PLANETAS EN SEPTIEMBRE 2016

MAPA SEPTIEMBRE
En los anocheceres de este mes que despide el verano, con las últimas luces del crepúsculo vespertino, podemos advertir culminando en la eclíptica, y a muy baja altura, las estrellas más orientales de la constelación de SAGITARIO, y sobre éstas, aunque fuera de la eclíptica, la discreta constelación de ESCUDO. Cerca de la medianoche, y a algo más de altura, es la constelación de CAPRICORNIO la que vemos culminar, y en ella destacan las estrellas Prima Giedi (Alpha1 Cap) y Secunda Giedi (Alpha2 Cap) en los cuernos de la Cabra-Pez. También al anochecer podemos ver culminando a las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO.

[…]

Vega. La estrella que da nombre a este blog. Una de las características más destacadas de esta brillante estrella es su disco de polvo. El disco de polvo de Vega fue descubierto en los años 80 con el satélite IRAS. Sin embargo, los datos más detallados llegaron en 2005 de la mano del telescopio espacial Spitzer (ver imagen de este blog), que lo observó en diferentes longitudes de onda. Así, en diversas longitudes de onda, este disco, mostró diferentes tamaños. En 24 micrómetros su tamaño es de 330 UAs (una Unidad Astronómica (UA) equivale a la distancia media Sol-Tierra). En 70 micrómetros el tamaño es mayor, llegando a las 540 UAs. En 160 micrómetros, este tamaño llega a 815 UAs. Por tanto se creo que el tamaño del disco podría estar situado entre 900 y 1.000 UAs.

Por otro lado, las observaciones apuntan a que la zona interior se sitúa en una región entre 70 y 100 UAs de Vega, y el material situado en esta región sea producto de colisiones entre cometas y/o asteroides en regiones más interiores, y posteriormente desplazados los restos por la intensa radiación de la estrella. De las observaciones realizadas por Spitzer, probablemente la mayor parte de disco esté formado por partículas de polvo con una tamaño entre 1 y 50 micrómetros, y su masa total sea únicamente de 0,003 veces la masa terrestre. Es por ello, que cada vez se piensa más en dicho disco, como un disco de polvo, en lugar de un disco protoplanetario.


No obstante, observaciones realizadas en 1997 y 2006, apuntan a un posible estado de formación de un sistema planetario alrededor de Vega. En 1997, astrónomos usando el telescopio James Clerk Maxwell encontraron anomalías en el disco, en una distancia de 70 UAs, que si bien en un primer momento se asoció a un posible cuerpo de gran masa, observaciones posteriores lo descartaron. Nuevas observaciones en 2006, detectaron una nueva región de polvo a 8 UAs. Una posible explicación de su existencia sería el estar causado por un bombardeo de cometas de dicha región (y contra hipotéticos cuerpos que podrían existir en la región). Todo ello deja, de momento, sin respuesta la pregunta sobre la verdadera naturaleza del disco de polvo que rodea a Vega.

M57. Fuente: Wikipedia

 

M57, nebulosa del Anillo o NGC6720: tres formas de denominar a este bello objeto. Descubierta en 1779 por Antoine Darquier, esta espectacular nebulosa anular quizás sea la más popular de las conocidas y de las más usadas en los libros de astronomía como ejemplo de esta categoría de objetos. Se trata de una nebulosa en la constelación de Lyra, entre las estrellas Beta y Gamma, con una magnitud visual de +8,8 y con coordenadas AR 18h 53m Declinación +33º 2′.
Carta para localizar M57. Cartes du Ciel
Esta nebulosa lleva en expansión quizás unos 1600 años y la vemos con una inclinación con respecto a su eje de 30º. Se encuentra a 2300 años luz de nosotros y tiene un tamaño de 0,9 años luz.
En su centro se encuentra la estrella enana blanca originaria: su brillo es de +15,0, y se necesitan potentes telescopios para observarla. Sin embargo la nebulosa se puede observar fácilmente con telescopios pequeños, aunque lo ideal es usar fuertes aumentos (no menos de 100) y telescopios con un diámetros de al menos 150 mm.
Constelación de Escorpio sobre el horizonte sur

En este tercer y último artículo sobre nuestra observación desde la Parrilla os presentamos diversas fotografías de gran campo de algunas constelaciones (Todas ellas han sido tomadas con una cámara réflex Canon EOS 500D con objetivos 18-55 mm y 100-300 mm) y parte del trabajo realizado por Miguel Rodríguez, que se centró en el estudio de la estrella variable RR Lyrae (de la que incluimos la curva de luz obtenida). También os compartimos el vídeo que Miguel creó con el objetivo all-sky.
También al final os incluimos una imagen de Saturno, obtenida a foco primario del telescopio Meade ETX105, de 1450 mm de focal. Debido a la turbulencia no presenta gran nitidez, pero si la suficiente como para ver los anillos.

Vega, A la izquierda el sistema cuadruple epsilon Lyrae

Escorpio

Curva de luz de la estrella RR Lyrae donde se aprecia claramente el cambio de brillo. Miguel Rodríguez

 

Saturno

En los anocheceres de este mes que despide el verano, con las últimas luces del crepúsculo vespertino, podemos advertir culminando en la eclíptica, y a muy baja altura, las estrellas más orientales de la constelación de SAGITARIO, y sobre éstas, aunque fuera de la eclíptica, la discreta constelación de ESCUDO. Cerca de la medianoche, y a algo más de altura, es la constelación de CAPRICORNIO la que vemos culminar, y en ella destacan las estrellas Prima Giedi (Alpha1 Cap) y Secunda Giedi (Alpha2 Cap) en los cuernos de la Cabra-Pez. También al anochecer podemos ver culminando a las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO.
Siguiendo en la eclíptica, en el cuadrante SO, vemos Antares, la estrella principal de ESCORPIÓN, una constelación que vemos desapareciendo, a la vez que a LIBRA, que vemos  llevándose a Saturno. También en la Eclíptica, por encima de Antares, vemos la gran constelación de OFIUCO, con Ras Alhague (Alpha Oph), su estrella principal y cabeza del Serpentario. Y muy cerca, Ras Algethi (Alpha Her), la cabeza de HÉRCULES, El Arrodillado, cabeza abajo y adornado en su costado izquierdo (a nuestra derecha) por Alphekka La Gema (Alpha CrB) la estrella principal de la constelación CORONA BOREAL.
Más al Oeste, vemos destacar Arturo (Alpha Boo) El Guardián de la Osa, la estrella principal de BOYERO, y la más brillante de nuestros cielos boreales, que desaparecerá por el O-NO a medianoche
En el cuadrante SE, por la eclíptica, podemos advertir, en cuanto las luces crepusculares se debiliten, las estrellas de ACUARIO, y también las tenues de PISCIS, constelaciones que en la antigüedad se relacionaban con la época de lluvias; y debajo de ellas podemos advertir el  PEZ AUSTRAL con su brillante Fomalhaut (Alpha PsA) y parcialmente la BALLENA. También al anochecer podemos ver alzarse a gran altura la extensa constelación de PEGASO cuya estrella principal es Markab (Alpha Peg), aunque en el vértice superior oriental de su característico cuadrado vacío de estrellas destaque en brillo Alpheratz, estrella que en el pasado perteneció a la constelación del Caballo Alado, pero que actualmente es la estrella principal de ANDRÓMEDA (Alpha And).
Tras el crepúsculo, dominando las alturas y culminando, vemos el conocido asterismo del “Triángulo de Verano” conformado por Vega (Alpha Lyr) la estrella principal de LIRA, Deneb (Alpha Cyg), la principal de CISNE, y Altair (Alpha Aql) la principal de AGUILA, todas ellas estrellas de primera magnitud.
Mirando al norte, desde el anochecer y hasta la medianoche, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR volteado y en descenso por el N-NO en su rotación en torno a Polaris (Alpha UMi). También en el cuadrante NO localizamos al serpenteante DRAGÓN. En el mismo cuadrante NO vemos a la OSA MAYOR cayendo hacia el horizonte y en el cuadrante NE, vemos a media altura y levantándose, a CASIOPEA, por debajo de CEFEO y por encima de CAMELOPARDALIS. También por el cuadrante NE vemos alzándose a PERSEO y ANDRÓMEDA, y alineada con estas constelaciones, asomando sobre el horizonte N-NE cerca de la medianoche, una estrella brillante, Capella, (Alpha Aur) la estrella principal de AURIGA.
El Sol, en la constelación de LEO, pasa a VIRGO el día 17, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Virgo y entra en el signo de Libra el día 23. Este año el Equinoccio de Otoño, cuando Sol –en su movimiento aparente- pasa del hemisferio boreal al austral, tiene lugar el miércoles 23 a las 08:21h Tiempo Universal, es decir, las 10:21 en Tiempo Local comienza el otoño boreal y la primavera austral. 

El domingo 13 tiene lugar un Eclipse Parcial de Sol (no visible desde la península) que será visible desde el sur de África, el Océano Índico y la Antártida. 

Y el lunes 28 tiene lugar el Eclipse de Luna, que es Total y que será visible (si las nubes no lo impiden) desde Europa durante la madrugada, comenzando la totalidad a las 03:11 y terminando a las 06:27, con el máximo a las 04:48 (Tiempo Local)

En Septiembre no tenemos ninguna lluvia de meteoros destacable

[Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

En los anocheceres de Agosto, con las últimas luces del crepúsculo -a partir de las 22:00h en tiempo local- podemos advertir en la eclíptica, y a muy baja altura, sobre el horizonte meridional, las estrellas de la constelación de ESCORPIÓN que acaban de culminar. Entre ellas destaca Antares (Alpha Sco), su estrella principal, una gigante roja de primera magnitud. A su izquierda vemos también las estrellas de SAGITARIO, de entre las que ninguna destaca especialmente, pero de las que advertimos su característico asterismo en forma de  “tetera”. Esta constelación austral es característica de los anocheceres de Agosto, y la podemos apreciar recortándose contra el polvo y el gas del centro de la Vía Láctea albergando brillantes cúmulos y nebulosas que podemos advertir a simple vista y que nos maravillarán con prismáticos o pequeños telescopios.
Siguiendo en la Eclíptica, en el cuadrante SO, vemos las estrellas principales de LIBRA, Zuben El Genubi (Alpha2 Lib) y Zuben El Chamali (Beta Lib) que se esconderán al filo de la medianoche llevándose –este año- a Saturno con sus magníficos anillos. También en la Eclíptica, por encima de Antares, vemos la gran constelación de OFIUCO, con Ras Alhague (Alpha Oph), su estrella principal y cabeza del Serpentario. Y muy cerca de ésta, la cabeza de HÉRCULES, Ras Algethi (Alpha Her).
Más al Oeste, en la eclíptica, con las luces del crepúsculo, vemos todavía, pero a baja altura, a Espiga (Alpha Vir) la estrella principal de VIRGO que antes de la medianoche ya se habrá ocultado, y sobre ella sigue llamando nuestra atención la brillante Arturo (Alpha Boo) la estrella principal de BOYERO, y la más brillante de nuestros cielos boreales, que desaparecerá por el O-NO comenzada la madrugada.
En el cuadrante SE, podemos advertir, en cuanto las luces crepusculares se debiliten, las estrellas de CAPRICORNIO. Y al filo de la medianoche también advertiremos completa la constelación de ACUARIO. También al anochecer, a media altura en este mismo cuadrante, podemos ver a las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO, y al Este de ellas,  la extensa constelación de PEGASO con su gran cuadrado vacío de estrellas visibles.
Dominando el firmamento en la región cenital, y culminando en el intervalo de tiempo que va desde el crepúsculo hasta pasada la medianoche, vemos a  la brillante Vega (Alpha Lyr) la estrella principal de LIRA, y a Deneb (Alpha Cyg), la principal de CISNE. Estas estrellas de primera magnitud, junto con la también brillante Altair (Alpha Aql) la principal de AGUILA –que también vemos culminando pero cerca del Ecuador Celeste-, conforman el conocido asterismo del “Triángulo de Verano”.
Mirando al norte, durante el crepúsculo, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR volteándose hacia el Oeste en su rotación en torno a Polaris (Alpha UMi), con la que estará a similar altura respecto al horizonte llegada la medianoche. También volteándose hacia el Oeste la cabeza y gran parte del serpenteante DRAGÓN. En el cuadrante NO vemos a la OSA MAYOR cayendo hacia el horizonte y en el cuadrante NE, a su misma altura pero levantándose, a CASIOPEA, por debajo de CEFEO y por encima de CAMELOPARDALIS. También por el cuadrante NE comenzamos a ver PERSEO y ANDRÓMEDA..
El Sol, en la constelación de CÁNCER, pasa a LEO el día 21, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Leo y entra en el signo de Virgo el día 23.
En Agosto tenemos la lluvia de meteoros de las Perseidas, la más destacable y copiosa del año, cuyo periodo de visibilidad va del 23 de Julio al 22 de Agosto, siendo su máximo el 12 de Agosto
[Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

Se trata un radiante menor y con pocos datos. Las Lyridas de Junio (Código IMO: JLY) fue observado en la década de 1960 y 1970. Posteriormente no hay registros hasta 1996. La actividad se extiende del 11 al 21 de Junio, alcanzando el máximo el 16 de Junio. Durante el máximo podría alcanzar una THZ de hasta 5 meteoros a la hora, si bien hay años en los que no se han observado. 
El radiante está en ascensión recta 277º y declinación +35º, muy cerca de la estrella Vega. En la imagen cabecera del post se puede ver su deriva diaria (Fuente IMO). Sus meteoros presentan velocidades de lenta a moderada (31 kms/s). Este año, la presencia de la Luna únicamente molestará al comienzo de la noche.


Continuamos la galería de fotografías tomadas desde La Parrilla primero mostrando el Time-Lapse realizado por Miguel Rodríguez el 26 de Julio de 2014 de todo el firmamento, y a continuación apuntando a el Triángulo del Verano, formado por Vega, Deneb y Altair. Todas ha sido tomadas con una cámara Canon EOS500D con objetivo 18-55 mm y procesadas con Deep Sky Stacker.

Zona de la constelación del Delfín

águila
Águila
Águila
Cisne
Cisne

Cisne
Cisne