Últimas fotografías de la observación del pasado 24 de febrero desde la Parrilla (Valladolid) con Verónica Casanova:
– Nebulosa Piel de Zorro: Situada cerca de la nebulosa del Cono. Apilado de 31 fotografías a 3200ISO y tiempo total 571 segundos. R80/400 f/5.

– Lambda Orionis: También conocida como Meissa, está situada a 1100 años luz. Apilado de 5 fotografías a 3200ISO y tiempo total 95 segundos. R80/400 f/5.
– Géminis: Focal 18 mm f/5,6. 29 segundos a 3200ISO.

[…]

El pasado 29 de diciembre, además de realizar un time-lapse de la puesta del sol (Ver artículo “Puesta de Sol desde Ciguñuela. 29 de diciembre de 2016“), Verónica Casanova, Miguel Rodríguez y yo también hicimos observación nocturna desde Ciguñuela (Valladolid). Probamos a realizar astrofotografía con una montura que tenemos de uno de nuestros antiguos RET-50 (‘butanito‘. Ver última fotografía). Para ello quitamos el tubo y las anillas, y en su lugar pusimos la Canon EOS500D y un buscador 6×30 para facilitar el apuntado. La montura tiene un motor en AR, y aunque es de AC, pudimos conectarlo al power-tank mediante un inversor.

A pesar de que esta montura es muy inferior a las que hoy en día se venden (me atrevería a catalogarla como EQ 0.5) nos llevamos la sorpresa de que con únicamente un guiado a ojo -dado que no tiene buscador de la polar- era capaz de permitirnos tiempos de exposición de más de 15″ a focal de 250 mm. La gran ventaja es que se monta/desmonta en cuestión de minutos y apenas pesa u ocupa sitio, lo que está muy bien para observaciones rápidas.

[…]

20160412_2230_m42_detalle_inv

M42

Continuando con la serie de post sobre dibujo astronómico, os compartimos ahora algunos sobre objetos de cielo profundo.

[…]

17_m37_10x15s_1600iso_20161028

Aquí os compartimos las últimas fotografías tomadas durante la observación del 28 de octubre de 2016 desde La Parrilla (Valladolid). Todas ellas han sido tomadas con una cámara réflex Canon EOS500D con objetivo de focal 250 mm a f/5,6. Son apilados de 10 imágenes de 15 segundos cada una y 5 darks, a 1600ISO. Por este orden se muestran:

  • Cúmulo abierto M37 en Auriga
  • Nebulosa NGC2024 cerca de la estrella Alnitak (Orión)
  • Estrella Deneb (Alfa del Cisne)
  • Lambda Orionis

[…]

Galaxia M31. Crédito: NASA/JPL-Caltech

Un equipo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), liderado por Xuan Fang, ha presentado los resultados de una investigación de nebulosas planetarias en la cercana galaxia de Andrómeda (M31), situada a 2,2 millones de años luz de nuestro planeta y que resulta visible a simple vista en cielos oscuros.
Las nebulosas planetarias son el resultado de las últimas etapas en la vida de estrellas similares al Sol. Cuando la estrella no puede continuar realizando más procesos de fusión nuclear en su núcleo, pierde al espacio sus capas más externas, formando la nebulosa planetaria, mientras que el núcleo forma lo que se conoce como una estrella enana blanca.

Para el estudio los investigadores del IAA han empleado en Gran Telescopio Canarias (GTC), que les ha permitido estudiar en detalle las dos principales subestructuras de M31, conocidas como el espolón del norte y la corriente gigante. Ambas fueros descubiertas hace poco más de una década y se cree que son producto de la interacción con otras galaxias cercanas.
En concreto se han estudiado siete nebulosas planetarias y tal como se sospechaba, se ha observado que tienen movimientos parecidos y abundancias químicas similares, lo que sería indicador de un origen común, probablemente una galaxia satélite conocida como M32. Usando unos prismáticos M32 es fácilmente observable en las inmediaciones de M31.
Se puede ampliar información en “History of Andromeda galaxy studied through stellar remains” de Phys.org.
M57. Fuente: Wikipedia

 

M57, nebulosa del Anillo o NGC6720: tres formas de denominar a este bello objeto. Descubierta en 1779 por Antoine Darquier, esta espectacular nebulosa anular quizás sea la más popular de las conocidas y de las más usadas en los libros de astronomía como ejemplo de esta categoría de objetos. Se trata de una nebulosa en la constelación de Lyra, entre las estrellas Beta y Gamma, con una magnitud visual de +8,8 y con coordenadas AR 18h 53m Declinación +33º 2′.
Carta para localizar M57. Cartes du Ciel
Esta nebulosa lleva en expansión quizás unos 1600 años y la vemos con una inclinación con respecto a su eje de 30º. Se encuentra a 2300 años luz de nosotros y tiene un tamaño de 0,9 años luz.
En su centro se encuentra la estrella enana blanca originaria: su brillo es de +15,0, y se necesitan potentes telescopios para observarla. Sin embargo la nebulosa se puede observar fácilmente con telescopios pequeños, aunque lo ideal es usar fuertes aumentos (no menos de 100) y telescopios con un diámetros de al menos 150 mm.

[Fuente de la noticia: ESO]

ESO 378-1
ESO 378-1. Crédito: ESO

Esta extraordinaria burbuja, expandiéndose como el fantasma de una estrella en la oscuridad del espacio, puede parecer sobrenatural y misteriosa, pero es un objeto astronómico familiar: una nebulosa planetaria, el remanente de una estrella moribunda. Esta es la mejor imagen obtenida hasta el momento del objeto poco conocido ESO 378-1 y fue realizada con el Very Large Telescope del ESO (Chile)
Conocida como la Nebulosa del Búho del Sur, es una nebulosa planetaria con un diámetro de unos cuatro años luz. Su nombre informal procede de su ‘prima’ visual en el hemisferio norte, la Nebulosa del Búho. ESO 378-1, también catalogada como PN K 1-22 y PN G283.6+25.3, está situada en la constelación de Hydra.

Como todas las nebulosas planetarias, ESO 378-1 es un fenómeno de relativa breve existencia, durando únicamente unos pocos de cientos de miles de años, comparado con la vida típica de una estrella, de miles de millones de años.
Las nebulosas planetarias se crean por la emisión y expansión del gas de una estrella moribunda. Aunque son objetos brillantes en las etapas iniciales de su formación, estas burbujas se atenúan a medida que sus gases constituyentes se alejan de la estrella central.
Para que se forme una nebulosa planetaria, la estrella debe tener una masa menos a ocho veces la del Sol. Las estrellas que son más pesadas que este límite acabarán sus vidas en una dramática explosión supernova.
A medida que estas estrellas menos masivas envejecen comienzan a perder sus capas exteriores de gas. Después de que la mayor parte de estas capas externas se han disipado, el núcleo estelar caliente que queda comienza a emitir radiación ultravioleta, la cual ioniza el gas del entorno. Esta ionización causa la expansión de la capa del fantasmal gas, y a brillar en luminosos colores.
Después de que la nebulosa planetaria se ha disuelto, el remanente estelar seguir con la combustión por otros mil millones de años antes de consumir todo el combustible nuclear disponible. Entonces se volverá una pequeña -pero caliente y muy densa- enana blanca que se enfriará lentamente durante miles de millones de años. El Sol creará una nebulosa planetaria dentro de miles de millones de años y acabará como una estrella enana blanca.
Las nebulosas planetarias juegan un papel crucial en el enriquecimiento químico y en la evolución del Universo. Elementos como el carbono y el nitrógeno, así como otros elementos pesados, son creados en estas estrellas y retornan al medio interestelar. Se pueden formar nuevas estrellas, planetas e incluso vida a partir de este material. Tal y como dijo el astrónomo Carl Sagan: “Somos polvo de estrellas”.
Esta imagen procede del programa Cosmic Gems del ESO, una iniciativa para obtener imágenes de objetos interesante y visualmente atractivas, usando los telescopios del ESO, para própositos educativos y de difusión pública. El programa hace uso del tiempo de los telescopios que no puede ser usado para investigaciones científicas. Todos los datos recogidos también pueden ser usados para própositos científicos, y están disponibles para los astrónomos a través del archivo científico del ESO.
[Fuente de la noticia: ESO]

En este post tenemos:
– M57
– HD44179
– NGC 2392
– Remanente de la supernova SN1006
– NGC 3372

Fuente de las imágenes: HubbleSite.

En este post aparecen:
– NGC 2074
– M17
– V838 Monocerotis
– Nebulosa Helix
– Región de formación estelar S106

Fuente de las imágenes: HubbleSite.

 

Un post dedicado a bellas imágenes tomadas por el HST (Hubble Space Telescope) de nebulosas planetarias. La que encabeza el post, la nebulosa Ojo de Gato.