Crédito: Pablo Santos

Pablo Santos, astrofísico del IAA ha enviado la siguiente información a través de la Sociedad Astronómica Syrma de Vallladolid (http://www.syrma.net/home.avx), relativa a la ocultación de una estrella por un TNO. La observación requiere equipos avanzados y CCD.

[…]

Esta charla pertenece a la sesión de Física del evento de divulgación científica Desgranando Ciencia. Y el conferenciante, el siempre grande Pablo Santos Sanz. Muchas felicidades Pablo por tu gran trabajo.

Concepción artística de Chariklo. Crédito: Don Davis

El número de cuerpos que podrían poseer anillos alrededor suyo dentro de nuestro Sistema Solar podría aumentar. Así lo sugiere una investigación liderada por José Ortiz y entre cuyos coautores se encuentra Pablo Santos (Instituto de Astrofísica de Andalucía-IAA). Se trata del centauro Quirón. Los centauros cuyo origen pudo ser el cinturón de Kuiper pero con una órbita más cercana al Sol. Esta diferencia orbital podría haber sido causada por perturbaciones de los planetas gigantes en el cinturón de Kuiper. Una notable peculiaridad de Quirón es su comportamiento cometario. 
De ser confirmado, no sería el primer centauro en el cual se descubre anillos. Este honor le corresponde a Chariklo. De momento el estudio sugiere la posibilidad de la existencia de anillos alrededor de Quirón aunque reconoce la posibilidad de que no fuese así. Sus observaciones indican un decaimiento del brillo de una estrella que paso por detrás de Quirón tanto antes como después del paso. Este comportamiento sugiere la existencia de un anillo. Sin embargo también existe la posibilidad de que corresponda a actividad cometaria del cuerpo. Tenemos que recordar que Quirón es un cuerpo muy pequeño y débil, y por lo tanto el grado de detalle está muy lejos del que podría aplicarse a otros cuerpos de mayor tamaño.

El autor sugiere incluso la posibilidad de que la distribución bimodal del color en el espectro de los centauros pudiera deberse a la presencia de anillos. Así por ejemplo, tanto Chariklo como Quirón tienen un color neutro, frente a otros con tonalidad rojiza.
¿Serán los anillos más comunes de lo que pensábamos? Se puede ampliar información en el artículo “Evidencias de anillos en torno al centauro Quirón” de Astrofísica y Física.


.

El Dr. Pablo Santos Sanz, investigador del Instituto Astrofísico de Andalucia (IAA), nos enseña que son los Objetos Trans-Neptunianos (TNOs), sobre los cuales realiza sus investigaciones y que le valió recibir el premio SEA-SF2A en 2013. [Fuente del vídeo: SEA]

Como todos los años, la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid y el Grupo Universitario de Astronomía organizan el V ciclo de conferencias de astronomía y cosmología Carlos Sánchez Magro. Las conferencias se celebrarán en el aula magna del aulario de la nueva Facultad de ciencias de Valladolid a las 19:30 la del lunes 17, que comenzará a las 18:00. A continuación detallamos el programa.

Lunes 17, 18:00: Javier Rodríguez-Pacheco. El Sol
La conferencia versará sobre la evolución a lo largo de la historia de las observaciones científicas que el ser humano ha realizado de su estrella, el Sol. Desde Galileo Galilei, pasando por las imágenes y películas obtenidas por los grandes observatorios terrestres, hasta la revolución que ha supuesto la exploración espacial, con misiones como SOHO o STEREO y futuras como Solar Orbiter, una misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) en colaboración con NASA y donde España tiene un protagonismo científico nunca antes alcanzado en las misiones científicas de la ESA.
Martes 18, 19:30: José Francisco Sanz Requena. Atmósferas planetarias
La atmósfera es una parte fundamental de un planeta. Sin ella la posibilidad de vida prácticamente sería nula. A lo largo de la charla hablaremos de las características de los planetas del sistema solar y de sus atmósferas y de cómo el conocimiento de estas nos permite conocer mejor la atmósfera de nuestro Planeta  así como fenómenos meteorológicos que se dan en ella o el clima. Además haremos una pequeña incursión en los planetas extrasolares.
Jueves 20, 19:30. Ángel Gómez Roldán. La exploración espacial: retos del futuro
Ha transcurrido poco más de medio siglo desde que el primer ser humano, el cosmonauta Yuri Gagarin, abandonaba la atmósfera de la Tierra, y se situaba en órbita alrededor de nuestro planeta. En estos años hemos asistido, entre expectantes e incrédulos, a un fulgurante desarrollo de la tecnología espacial, hasta llegar a un punto en el que la exploración –y utilización– del espacio se ha convertido en un hecho casi rutinario. El lanzamiento de un nuevo satélite de telecomunicaciones, o de una sonda robot para visitar algún planeta del Sistema Solar, casi no merecen comentarios en la prensa diaria. Incluso, los vuelos tripulados y la operación de la Estación Espacial Internacional se consideran como un aspecto cotidiano más (llamativo, eso sí) de la hoy mal denominada «carrera espacial».
Sin embargo, la historia de la exploración espacial es todo menos rutinaria y cotidiana. En el periodo de tiempo transcurrido desde que el Sputnik I emitió sus desafiantes ‘blips’ al mundo en plena guerra fría, en octubre de 1957, hasta las últimas misiones a la Estación Espacial, y gracias al desarrollo tecnocientífico fruto de la gigantesca industria aeroespacial, se ha producido una auténtica revolución en los usos de nuestra compleja sociedad. El interconectado mundo que vivimos en directo a través de la televisión e Internet es en gran parte consecuencia directa de la existencia de toda una red de satélites en órbita terrestre, centenares de ingenios que además predicen el clima, guían la navegación de barcos y aviones y vigilan el medio ambiente. La informática y la electrónica, auténticos pilares de nuestro tiempo, no serían en absoluto lo que son sin el impulso que les dio la carrera espacial. Y la medicina, la biología, o las ciencias de los materiales, se han beneficiado en muchas de sus ramas de las investigaciones llevadas a cabo por los astronautas durante sus largas estancias y experimentos en microgravedad, por no mencionar los extraordinarios avances en disciplinas básicas como la física o la astronomía.
La exploración espacial, además, siempre ha llamado la atención del gran público, probablemente debido a su componente de aventura, de frontera, de ir allá donde aún no ha llegado nadie. Una vez que todo nuestro pequeño planeta parece no guardar ya más secretos para el ansia de investigación del ser humano, el espacio más allá de la atmósfera se yergue como el último confín hacia el que dirigir los pasos.
Viernes 21, 19:30. Pablo Santos Sanz. Un viaje a las fronteras del sistema solar
¿Qué hay más allá del planeta Neptuno?, ¿qué secretos esconden esas frías y lejanas regiones de nuestro Sistema Solar?, ¿qué tipo de objetos habitan en esas regiones donde el Sol es sólo una estrella más?, ¿qué nos enseñan del origen y evolución de nuestro sistema planetario?, ¿y de los múltiples planetas descubiertos alrededor de otras estrellas?, ¿por qué Plutón ya no es considerado planeta?…en esta conferencia se dará respuesta a estas y otras cuestiones relacionadas con los cuerpos más remotos y menos evolucionados descubiertos en nuestro Sistema Solar: los objetos transneptunianos. Un apasionante viaje en el tiempo para intentar arrojar algo de luz en una historia que empezó hace 4600 millones de años cuando se formaron el Sol y los planetas.

Aquellos que sois asiduos de este blog seguramente conoceréis a Pablo Santos Sanz. Pablo, natural de Valladolid, es doctor en Astrofísica y trabaja en el Instituto Astrofísica de Andalucia (IAA). Es un notable y destacado investigador en su campo de trabajo: los TNOs (Objetos Trans-Neptunianos). Su curriculum es extenso, y entre sus logros está, junto a un equipo de investigadores del IAA, el descubrimiento del planeta enano Haumea. 
También ha sido galardonado con el primer premio al mejor proyecto científico de colaboración franco-española 2013, organizado por la Sociedad Española de Astronomía (SEA) y la Société Française d’Astronomie et d’Astrophysique (SF2A), y es investigador en el proyecto “TNOs are cool“, cuyo objetivo es caracterizar este tipo de cuerpos telescopio usando el telescopio espacial infrarrojo Herschel (ESA-NASA).
Ahora, Pablo también forma parte de los cuerpos de nuestro Sistema Solar. El Centro de Planetas Menores de la International Astronomical Union (IAU) ha rebautizado el asteroide 1981 EV46, perteneciente al cinturón principal de asteroides, como (9288) Santos-Sanz.

¡Enhorabuena Dr. Santos!!

Crédito: ESA/Herschel/PACS/SPIRE/Phys.org

El Telescopio Espacial Herschel de la ESA ha presentado los resultados de su estudio de TNOs tras 4 años de misión. En total ha estudiado 132 de estos cuerpos (actualmente se conocen unos 1.400) y ha aportado datos como el albedo o el tamaño. En el gráfico superior se puede ver un resumen del mismo. En el caso del color asociado a cada cuerpo, representa el albedo del mismo. Aquellos que son de tonalidad marrón apuntan a un albedo bajo y por lo tanto materiales oscuros en la superficie. Los que son blancos indicarían un albedo alto y por lo tanto hielos superficiales.
Estos resultados pertenecen al estudio conocido como “TNOs are cool: A survey of the trans-Npetunian region“. En este proyecto participa el doctor Pablo Santos (Instituto Astrofísico de Andalucia, IAA) y hace unos dos años (marzo de 2012) ya aportó un resumen del progreso del mismo en este blog. Os recomiendo este artículo donde podréis profundizar en la investigación: ““TNOs are cool”: Caracterización de 15 Objetos Trans-Neptunianos“.

Un TNO es un objeto Trans-Neptuniano. Por este se entiende, cualquier objeto del Sistema Solar cuya órbita esté situada a una distancia media superior a la de Neptuno. El más popular y primero en ser descubierto, es Plutón. Plutón inicialmente fue considerado planeta y posteriormente, reclasificado en 2006 por la IAU como planeta enano. De él, hablaremos más adelante.
Desde el descubrimiento de Plutón en 1930, no se descubrió ningún cuerpo más hasta 1992 (a excepción de Caronte, principal satélite de Plutón). Este año se descubrió el cuerpo llamado 1992 QB1. En l actualidad se conoce la existencia de unos 2000, con tamaños entre 50 y más de 2.000 kilómetros. De todos ellos, los más conocidos son (además de Plutón) Eris, Makemake, Haumea (también conocido como Ataecina, nombre asignado por el equipo descubridor) y Sedna.
Esta región de nuestro Sistema Solar, está dividida principalmente en tres regiones: el cinturón de Kuiper, el disco disperso y la nube de Oort. Dentro del cinturón de Kuiper, la distancia de los cuerpos varía de las 30 UA a las 55 UA. Los cuerpos dentro de esta región se clasifican en cuerpos en resonancia orbital con Neptuno (los que están en resonancia 1:2 se llaman twotinos, mientras que aquellos con resonancia 2:3 se denominan plutinos, ya que el cuerpo mayor con estas características es Plutón) y en cuerpos sin dicha resonancia (llamados cubewanos). En la región del disco disperso, más allá del cinturón de Kuiper, los cuerpos presentan órbitas irregulares.

Dado que estos días el evento más destacado van a ser las perseidas, el doctor Pablo Santos Sanz, astrofísico del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) y conocido divulgador, nos explica que es un superbólido en el vídeo que encontraréis a continuación.

El astrofísico y divulgador Pablo Santos Sanz (IAA) (junto a Emmanuel Lellouch) ha sido galardonado con el primer premio al mejor proyecto científico de colaboración franco-española 2013, organizado por la Sociedad Española de Astronomía (SEA) y la Société Française d’Astronomie et d’Astrophysique (SF2A).
El proyecto premiado se titula “Caracterización de objetos trans-neptunianos a partir de radiometría térmica y ocultaciones estelares”. cuyo objetivo es la determinación de las propiedades físicas de los TNOs, situados en el Cinturón de Kuiper.
Podéis encontrar más información en el enlace original de la SEA. También podéis consultar más información sobre los proyectos en los que trabaja Pablo Santos en el siguiente artículo: ““TNOs are cool”: Caracterización de 15 Objetos Trans-Neptunianos
¡Enhorabuena Pablo!

Organizado por la Sociedad Astronómica Syrma de Valladolid y el Grupo Universitario de Astronomía, durante esta semana se está celebrando en Valladolid el 4º ciclo de conferencias de Astronomía “Carlos Sánchez Magro“. Dentro del ciclo, el pasado sábado 18 de Mayo se realizó una observación del cielo dentro de las actividades de la noche de los museos.
Las conferencias se celebrarán en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias (edificio Aulario-Biblioteca) a las 19:30 horas. A continuación os detallamos dichas conferencias:

– Hoy lunes 20 de Mayo: “Hatusha, Comagene y Petra: Tres casos de arqueoastronomía en Oriente Próximo” por César González.
– Miércoles 22 de Mayo: “La exploración del Sistema Solar: Una perspectiva cosmonáutica” por Abel Calle.
– Viernes 24 de Mayo: “Meteoritos, cometas y asteroides, ¿Estamos al salvo?” por Pablo Santos Sanz.
La entrada es gratuita. Se puede encontrar más información en la página web de la Sociedad Astronómica Syrma.