Para acabar con las fotografías y vídeos que Verónica Casanova y yo tomamos el pasado 29 de marzo desde Ciguñuela (Valladolid), aquí van algunas:
Luna y Mercurio: focal 70 mm f/32 1 segundo 1600ISO (incluida en la galería de Sky and Telescope)
Luna: focal 300 mm f/16 1 segundo 100ISO
M42: focal 180 mm 8 exposiciones total 95 segundos a 3200ISO
Pléyades: focal 180 mm 4 exposiciones total 40 segundos a 3200ISO
Dubhe (UMa): focal 180 mm 10 exposiciones 190 segundos a 3200ISO

[…]

 

Siguiendo con las fotografías que Verónica Casanova y yo tomamos el pasado 24 de febrero desde la Parrilla (Valladolid), todo un clásico del firmamento invernal, las Pléyades (M45), un cúmulo abierto en Tauro a 443 años luz de la Tierra.

Telescopio 80/400 f/5, apilado de 20 imágenes con un tiempo total de 380 segundos de exposición a 3200ISO y 10 darks.

 

 

Estos días de marzo, durante el crepúsculo vespertino, al oeste, todavía podemos ver brillar a Venus a punto de ocultarse, en PISCIS, extinguiéndose conforme pasean los días; y desde mediados de mes empezamos a ver a Mercurio, también en el crepúsculo vespertino y también en PISCIS. Marte, cuando oscurece un poco, se deja ver en PISCIS, pasando a ARIES el día 8.
Las Pléyades. Cortesía de Juan P. Ramón Pérez
Entre el final del crepúsculo y la medianoche, podemos ver, cruzando nuestro meridiano local, el popular asterismo de “El Triángulo de Invierno” conformado por las estrellas Sirio (Alpha CMa) la estrella principal del Can Mayor; Proción (Alpha CMi), la principal del Can Menor; y Betelgeuse (Alpha Ori), en el hombro oriental de ORIÓN “el cazador”.
También vemos cruzando nuestro meridiano local la constelación de GÉMINIS, con Cástor y Pólux. (Alpha y Beta Gem), y a su derecha vemos TAURO, con Aldebarán (Alpha Tau). y el cúmulo abierto de Las Pléyades (M45),
También al final del crepúsculo vespertino, al este, ya podemos advertir sobre la eclíptica a Régulo (Alpha Leo), la estrella principal de LEO; y a su derecha, la discreta constelación de CÁNCER. Un poco más tarde vemos levantarse Arturo (Alpha Boo) la estrella más brillante del hemisferio norte, y enseguida vemos a su derecha a Júpiter en VIRGO junto a Espiga (Alpha Vir), la estrella principal de esta primaveral constelación.
A medianoche, extendida sobre todo el horizonte meridional, vemos completa la más extensa y alargada de todas las constelaciones, HIDRA.
Por el cénit, durante el crepúsculo advertimos a Capella (Alpha Aur) la principal de AURIGA; más tarde también vemos cerca del cénit las tenues estrellas de discretas constelaciones como LINCE y LEÓN MENOR.
Mirando al norte, tras el crepúsculo, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR levantándose por el noreste, y en la parte alta de la región circumpolar, la OSA MAYOR; la tenue CAMELOPARDALIS comienza a descender por el noroeste, y cayendo sobre el horizonte norte-noroeste vemos a CEFEO y CASIOPEA; levantándose por el este podemos ver DRAGÓN.
[…]