En los anocheceres de junio, con sus largos crepúsculos que se alargan hasta la medianoche, podemos ver en la eclíptica, cruzando nuestro meridiano local, a la extensa constelación de VIRGO, entre cuyas estrellas encontramos este año a Júpiter, que ya percibimos a pesar de la luz crepuscular a la derecha de la estrella principal Espiga (Alpha Vir), y un poco más tarde con el cielo un poco más oscuro, más a la izquierda vemos las estrellas Zuben El Genubi (Alpha2 Lib) y Zuben El Chamali (Beta Lib), las principales de la constelación de LIBRA
También en la eclíptica, apagados por la luz del crepúsculo y por estar a tan baja altura, despareciendo por el noroeste, vemos a los GEMELOS, Cástor y Pólux, (Alpha y Beta Gem), y a las tenues estrellas de CÁNCER, casi imperceptibles. Tras ellas va Régulo (Alpha Leo), la estrella principal del LEÓN, que desaparecerá apenas una hora después de medianoche.
Antares (Alpha Sco). Cortesía de Aitor Abadía

Al sureste, vemos brillar en la eclíptica a Antares (Alpha Sco) el “corazón” de ESCORPIÓN y cerca, a su izquierda, vemos Saturno, que a mediados de mes se encontrará en oposición. También sobre la eclíptica vemos la gran constelación de OFIUCO, y asomando por el horizonte a SAGITARIO, el “arquero a caballo”

Al noreste y todavía en el crepúsculo empezamos a ver las tres estrellas que conforman el popular asterismo del “Triángulo de Verano”  Vega (Alpha Lyr), Deneb (Alpha Cyg) y Altair (Alpha Aql)

Por el cénit, también durante el crepúsculo vemos la constelación de BOYERO, y cruzando nuestro meridiano local a gran altura -65 grados- a Arturo (Alpha Boo) su estrella principal que se alzará sobre Júpiter
Mirando al norte vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR por encima de Polaris (Alpha UMi), y serpenteando en la parte alta de la región circumpolar a DRAGÓN. Descendiendo por el noroeste vemos a la OSA MAYOR mientras que por la parte baja apenas se advierte CAMELOPARDALIS.  Hay que esperar a la madrugada para poder ver por encima de la bruma las estrellas de CASIOPEA y las de CEFEO

 

 

En el crepúsculo vespertino de las primeras semanas de mayo, al Oeste, todavía vemos fugazmente Sirio (Alpha CMa) junto con Betelgeuse (Beta Ori) y Proción (Alpha CMi) desapareciendo por el Oeste. También al Oeste advertimos Aldebarán (Alpha Tau), con MARTE, muy apagado por su cercanía al Sol, y sobe ellos Capella (Alpha Aur), Cástor Pólux, (Alpha y Beta Gem). Y al Este vemos brillar Arturo (Alpha Boo)
Cúmulo  de Coma (Mel 111). Foto cortesía de Belén Santamaría

Al anochecer podemos ver en la eclíptica, cruzando nuestro meridiano local, las dos grandes constelaciones de la primavera, LEO, con su estrella principal, Régulo (Alpha Leo); y VIRGO, con Espiga (Alpha Vir), junto a la cual destaca llamando la atención JÚPITER. Sobre éste, a la derecha de Arturo, se encuentra la discreta constelación de COMA BERENICE, en la que podemos advertir a simple vista el cúmulo estelar de Coma (Melotte 111), un cúmulo abierto que podemos observar mejor con prismáticos.

Time-lapse de la puesta de Sol del pasado 29 de marzo, desde Ciguñuela (Valladolid). Realizado junto con Verónica Casanova. 255 imágenes a focal 300 mm f/45, 1/3200 segundos, 100ISO.

[…]

Parece que el Sol comienza a mostrar un poco de actividad. Aquí os compartimos una fotografía del mismo tomada el día 1 de abril a las 10:30, a través de un Solarscope. En ella se pueden apreciar perfectamente las regiones activas 2644 y 2645.

 

 

En este mes de abril, durante el crepúsculo vespertino, seguimos advirtiendo las brillantes estrellas de El Hexágono de Invierno” desapareciendo por el Oeste y llevándose al planeta Marte, mientras que al Este nos llaman la atención Arturo (Alpha Boo) y a su derecha Júpiter cerca de Espiga (Alpha Vir). Y Régulo (Alpha Leo) lo vemos alto aprestándose a cruzar nuestro meridiano local.
M44. Cúmulo abierto de El Pesebre. Cortesía de Fran Sevilla y Verónica Casanova
Después del crepúsculo y antes de la medianoche, ya podemos ver en la eclíptica, cruzando nuestro meridiano local, la tenue constelación de CÁNCER con su singular cúmulo estelar abierto de “El Pesebre” (M44). que por su magnitud 3.1, puede percibirse a simple vista en cielos oscuros como un objeto difuso no puntual que resulta magnífico con prismáticos.
Debajo de CÁNCER, LEO y VIRGO, extendida sobre todo el horizonte meridional, casi no advertimos las estrellas de la más extensa y alargada de todas las constelaciones, HIDRA, con Alphard (Alpha Hya) su estrella principal; la cabeza de este monstruo mitológico la localizamos entre Proción y Régulo, y sobre su cola vemos las constelaciones de COPA y CUERVO.
[…]

img_0052

También durante nuestra visita a Tenerife intentamos retratar el firmamento, aunque sin mucha suerte. La calima presente durante la mayor parte de los días lo impidió. Aquí os mostramos algunos resultados. Primero con el Sol sobre el horizonte.

[…]

 

Estos días de marzo, durante el crepúsculo vespertino, al oeste, todavía podemos ver brillar a Venus a punto de ocultarse, en PISCIS, extinguiéndose conforme pasean los días; y desde mediados de mes empezamos a ver a Mercurio, también en el crepúsculo vespertino y también en PISCIS. Marte, cuando oscurece un poco, se deja ver en PISCIS, pasando a ARIES el día 8.
Las Pléyades. Cortesía de Juan P. Ramón Pérez
Entre el final del crepúsculo y la medianoche, podemos ver, cruzando nuestro meridiano local, el popular asterismo de “El Triángulo de Invierno” conformado por las estrellas Sirio (Alpha CMa) la estrella principal del Can Mayor; Proción (Alpha CMi), la principal del Can Menor; y Betelgeuse (Alpha Ori), en el hombro oriental de ORIÓN “el cazador”.
También vemos cruzando nuestro meridiano local la constelación de GÉMINIS, con Cástor y Pólux. (Alpha y Beta Gem), y a su derecha vemos TAURO, con Aldebarán (Alpha Tau). y el cúmulo abierto de Las Pléyades (M45),
También al final del crepúsculo vespertino, al este, ya podemos advertir sobre la eclíptica a Régulo (Alpha Leo), la estrella principal de LEO; y a su derecha, la discreta constelación de CÁNCER. Un poco más tarde vemos levantarse Arturo (Alpha Boo) la estrella más brillante del hemisferio norte, y enseguida vemos a su derecha a Júpiter en VIRGO junto a Espiga (Alpha Vir), la estrella principal de esta primaveral constelación.
A medianoche, extendida sobre todo el horizonte meridional, vemos completa la más extensa y alargada de todas las constelaciones, HIDRA.
Por el cénit, durante el crepúsculo advertimos a Capella (Alpha Aur) la principal de AURIGA; más tarde también vemos cerca del cénit las tenues estrellas de discretas constelaciones como LINCE y LEÓN MENOR.
Mirando al norte, tras el crepúsculo, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR levantándose por el noreste, y en la parte alta de la región circumpolar, la OSA MAYOR; la tenue CAMELOPARDALIS comienza a descender por el noroeste, y cayendo sobre el horizonte norte-noroeste vemos a CEFEO y CASIOPEA; levantándose por el este podemos ver DRAGÓN.
[…]

El pasado 19 de febrero Veronica Casanova y yo, tras visitar el precioso Monasterio de la Santa Espina, nos dirigimos hasta la localidad de Robladillo (Valladolid) donde pudimos disfrutar de una hermosa aunque fría puesta de Sol. Este #timelapse lo muestra.
Son 181 imágenes a focal 180 mm, 1/125 segundos, 100ISO, f/36. A pesar de reducir la focal de 300 a 180, el viento causó movimientos que se aprecian en el vídeo.

[…]

Crédito: www.timeanddate.com/Slooh

Así está siendo el eclipse de Sol en estos momentos. Aunque ya ha lleva un rato, a través de este enlace podréis seguirlo online. En Astrofísica y Física podréis encontrar información sobre el mismo en el artículo “Guía completa para observar el eclipse de Sol del 26 de febrero de 2017“.

10 Feb / 2017

El Sol en 2016

Crédito: ESA/Royal Observatory of Belgium

Este montaje de 366 imágenes muestra nuestro Sol a través de los ojos del satélite Proba-2 de la ESA, tal y como se observó cada día en 2016. La cámara SWAP del satélite trabaja en longitudes de onda del ultravioleta para capturar la caliente y turbulenta atmósfera del Sol, conocida como corona solar.

Cada imagen fue creada a partir de 30 imágenes separadas centradas en la 1:00 GMT de cada día, y que fueron procesadas para destacar los detalles que se extienden desde el disco solar.

A lo largo de 2016 la actividad del ciclo solar de 11 años ha continuado hacia su mínimo, un periodo durante el cual el número de manchas solares, regiones activas y erupciones disminuye. La región más activa del pasado año puede ser vista en la imagen del 17 de Julio. La región brillante cercana al centro visual del Sol produjo 8 de las 20 erupciones más destacadas del pasado año.

[…]