La saga de novelas Dune, escrita por Frank Herbert a partir de 1965 describe un futuro donde una humanidad esparcida por las estrellas, depende económica y políticamente de una sustancia, denominada especia y cuyo origen está en un desértico mundo denominado Arrakis. En este Universo Dune, gobernado por un emperador, las diferentes familias gobiernan los diversos mundos que lo componen.
Pues bien, para los amantes (entre ellos yo mismo) de esta saga (14 libros [1]) va dedicado este artículo. En Titán, el mayor satélite de Saturno (para más información puedes consultar el artículo “Titán. Principal satélite de Saturno“) existen diversas características geológicas superficiales que reciben nombre de alguno de los mundos de la saga (enlace a la IAU -International Astronomical Union-). Si también eres fan del Señor de los Anillos el artículo “Gandalf ya tiene sus colinas en Titán“, de Astrofísica y Física te gustará.

[…]

242B136D00000578-2880839-Scientists_at_the_American_Geophysical_Union_in_San_Francisco_sa-a-89_1419011976941

Concepción artística. Crédito: NASA

No son tan espectaculares como las que se pueden ver en nuestro planeta, pero nuevas imágenes presentadas en la reunión de la American Geophysical Union celebrada en San Francisco muestran la presencia de olas en los mares de Titán. Es la primera vez que se detectan olas en otro mundo distinto a la Tierra. Los mares de Titán, principal satélite de Saturno, están formados por hidrocarburos, principalmente metano líquido a -180º C.

La primera imagen de radar mostraba reflejos de luz en el Ligeia Mare. Posteriormente otras dos imágenes de radar mostraban el mismo fenómeno en otros mares. No obstante, se trata de olas de pequeñas dimensiones, con una altura de 1,5 centímetros que se desplazarían a 0,7 metros por segundo (unos 2,5 kilómetros por hora). Estas olas son indicadores de un ambiente activo, con vientos, sobre todo en el verano de Titán.

se puede ampliar información en el Artículo “Los mares de Titán nos muestran sus olas” de Astrofísica y Física.

 

Crédito: NASA/JPL/USGS/ESA

Esta imagen de radar obtenida por el orbitador Cassini muestra una fina banda de la superficie de Titán, la principal luna de Saturno. El terreno amarillento aparece como salpicado de lagos y mares de intenso azul. Sin embargo, no sería muy divertido zambullirse en ellos, pues en lugar de contener agua, están formados por metano líquido.
Cassini lleva orbitando Saturno desde 2004, y ha estado estudiando Titán en detalle. La sonda Huygens se separó del orbitador el 25 de diciembre de 2004 y aterrizó en Titán el 14 de enero de 2005. Ahora se cumplen 11 años de aquí hito. Fue el primer aterrizaje en un cuerpo del Sistema Solar exterior.

Huygens envío datos por un corto periodo de tiempo tras el aterrizaje -unos 72 minutos- antes de finalizar su misión. La sonda proporcionó una vista única de la densa atmósfera rica en nitrógeno de Titán durante el descenso, y recopiló in situ medidas de la superficie.
Uno de sus descubrimientos fue que el lugar de aterrizaje recordaba un lecho de lago seco, y que había canales y valles cercanos, con presencia esporádica de líquido superficial. Un año después la presencia de lagos llenos de líquido fue confirmada, haciendo de Titán el único cuerpo  conocido del Sistema Solar (aparte de la Tierra) en tener lagos y mares en su superficie.
Esta imagen está creada de observaciones recogidas durante el sobrevuelo de Titán del 22 de julio de 2006, cuando el orbitador pasó a 950 kilómetros de la superficie del cuerpo. Ha sido coloreada para dar una aproximación a lo que Cassini observó -que no refleja lo que el ojo humado puede ver-.
Las regiones más brillantes, que reflejan fuertemente la señal de radar de Cassini, se ven diferentes de aquellas que la reflejar débilmente: las áreas brillantes muestran un color amarillento, mientras que las menos reflectantes aparecen en oscuro, como parches. Estos parches han sido coloreados de azul para hacerlos más destacables. Se trata de una técnica de investigación usada por científicos para realzar y remarcar diversos detalles en sus observaciones.
Aunque la misión Huygens finalizó, hay muchas más oportunidades para explorar Titán usando Cassini. El orbitador realizará cerca de 40 sobrevuelos adicionales de Titán antes de que la misión finalice en septiembre de 2017. Cubrirá un amplio rango, desde sobrevuelos cercanos por debajo de los 1.000 kilómetros, como el responsable de esta imagen, hasta otros más distantes en los cuales la luna se verá como un punto a un millón de kilómetros.
La imagen fue originalmente publicada el 3 de enero de 2007.
Fuente de la noticia: “Dark pools on Titan” de ESA.

La saga de novelas Dune, escrita por Frank Herbert a partir de 1965 describe un futuro donde una humanidad esparcida por las estrellas, depende económica y políticamente de una sustancia, denominada especia y cuyo origen está en un desértico mundo denominado Arrakis. En este Universo Dune, gobernado por un emperador, las diferentes familias gobiernan los diversos mundos que lo componen.
Pues bien, para los amantes (entre ellos yo mismo) de esta saga (14 libros [1]) va dedicado este artículo. En Titán, el mayor satélite de Saturno (para más información puedes consultar el artículo “Titán. Principal satélite de Saturno“) existen diversas características geológicas superficiales que reciben nombre de alguno de los mundos de la saga (enlace a la IAU -International Astronomical Union-). Si también eres fan del Señor de los Anillos el artículo “Gandalf ya tiene sus colinas en Titán“, de Astrofísica y Física te gustará.

Mapa de Titán con VIMS y rádar. Haz click para ampliar

En concreto existen cinco labyrinthus (conjunto de valles que se interseccionan) y cuatro planitias (llanuras de gran extensión que son planas o con ligeras ondulaciones). Se pueden localizar en el mapa (imagen previa al párrafo) realizado con el instrumento VIMS y rádar (enlace a documento pdf). A continuación os las presentamos.

¡Advertencia Importante! Se incluye para cada mundo una descripción de su papel en el Universo Dune, pudiendo incluir detalles importantes de la trama. Si tienes pensado leer la saga te recomiendo no seguir leyendo. 

Labyrinthus
Ecaz Labyrinthus
Situado en latitud -83º y longitud 36,7º fue aprobado por la IAU el 8 de octubre de 2014. Planeta situado en la novela en la estrella Alfa Centauri B y mundo originario de la valiosa madera de Ecaz, que tiene la peculiaridad de poder ser modelada con el pensamiento humano. Gobernado por la casa de Ecaz, una gran casa del Landsraad, mantuvo constantes enfrentamientos con la Casa Moritani, siendo uno de ellos causados tras el asesinato de la hija del Archiduque Ecaz, Ilesa, durante su boda con el Duque Leto Atreides.

Kaitain Labyrinthus

Situado en latitud 52,4º y longitud 348,7º, y una extensión de 196 kilómetros,  fue aprobado el 8 de octubre de 2014. Kaitain pasa a ser la sede del Trono del León Dorado (Emperador) tras abandonar Salusa Secundus, y lo seguirá siendo hasta que cambia el gobierno del Imperio a Arrakis. Es gobernado por la Casa Corrino y su clima está controlado artificialmente. La capital, donde se encuentra el palacio imperial, está dominada por grandes rascacielos y surcada por enormes avenidas.
Richese Labyrinthus
Situado en latitud 41,8º y longitud 199º, y una extensión de 200 kilómetros,  fue aprobado el 8 de octubre de 2014. En la novela es el cuarto planeta de Eridiano A. Gobernado por la Gran Casa Richese fue aliado de los Atreides y notable manufacturador de tecnología. Siempre tuvo rivalidad con Ix (de la Casa Vernius) por la superioridad tecnológica de sus productos, si bien siempre se consideraron inferiores los de Richese.
Sikun Labyrinthus
Situado en latitud -77,9º y longitud 28,9º, y una extensión de 175 kilómetros,  fue aprobado el 6 de enero de 2010. Situado en la novela alrededor de la estrella 70 Ophiuchi A, es origen de la planta denominada akarso.
Tupile Labyrinthus
Situado en latitud -80,5º y longitud 32,2º, y una extensión de 84 kilómetros,  fue aprobado el pasado 20 de julio de 2015. Tupile es conocido como el planeta santuario de las Casas que han caído en desgracia y perdido su poder. Su ubicación es desconocida (incluso para el Emperador) excepto para la Cofradía Espacial.
Planitias
Arrakis Planitia
Situado en latitud -78,4º y longitud 243º, y una extensión de 337 kilómetros,  fue aprobado el 5 de abril de 2010. Escenario principal del Universo Dune, en la novela es el tercer planeta situado alrededor de la estrella Canopus y está orbitado por dos lunas. Este desértico mundo es el hogar de los Fremen y capital imperial tras la caída del emperador Shaddam IV de la casa Corrino. Es el único lugar de Universo de donde se puede obtener la especia (melange). Ni siquiera los avanzados conocimientos en química de los Tleilaxu permiten obtenerla sintéticamente.
Caladan Planitia
Situado en latitud 31º y longitud 134º, y una extensión de 2.800 kilómetros,  fue aprobado el 8 de octubre de 2014. En la novela es el tercer planeta de la estrella Delta Pavonis y sede la casa Atreides, hasta que Paul Atreides se ve forzado a trasladarse a Dune como gobernador. Se trata de un mundo pesquero y productor del importante arroz pundi.
Chusuk Planitia
Situado en latitud -5º y longitud 336,5º, y una extensión de 125 kilómetros,  fue aprobado el 4 de agosto de 2009. Chusuk es conocido como el “planeta musical” debido a la gran calidad de los instrumentos musicales (entre ellos los baliset) que allí se fabrican.
Poritrin Planitia
Situado en latitud 48º y longitud 336º, y una extensión de 1.900 kilómetros,  fue aprobado el 8 de octubre de 2014. En la novela es el tercer planeta alrededor de un sistema conocido como  Epsilon Alangue. Se trata de un tranquilo mundo cuya principal actividad económica es la agricultura, sostenida por ingentes cantidades de esclavos capturados en otros mundos. En este mundo reside el notable científico Tio Holtzman y durante el mandato de Lord Bludd ocurre una catastrófica rebelión de esclavos. Los Fremen de Arrakis lo consideran su mundo de origen.
[1] Relación de libros:
Leyendas de Dune
1.- Dune: La Yihad Buteriana
2.- Dune: La cruzada de las máquinas
3.- Dune: La batalla de Corrin
Preludio a Dune
4.- Dune: La Casa Atreides
5.- Dune: La Casa Harkonnen
6.- Dune: La Casa Corrino
Clasica
7.- Dune (1965)
8.- Mesias de Dune (1969)
9.- Hijos de Dune (1977)
10.- Dios Emperador de Dune (1981)
11.- Herejes de Dune (1984)
12.- Casa Capitular de Dune (1985)
Dune 7
13.- Cazadores de Dune
14.- Gusanos de arena de Dune

Descubierto el 25 de Marzo de 1655 por Christiaan Hygens, se trata del satélite más grande que tiene Saturno, y además es el segundo más grande del Sistema Solar (Ganímedes, alrededor de Júpiter). Orbita a 1.221.850 kilómetros y tiene un periodo de 15,5 días.Titán tiene un diámetro ecuatorial de 5.150 kilómetros y es el único satélite del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera notable.

La atmósfera de Titán, actualmente centro de intensas investigaciones, fue descubierta por el astrónomo español Josep Comas Sola en 1908. Se trata de una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y que tiene una alta abundancia de metano y otros hidrocarburos (Se cree que estos hidrocarburos se forman como resultado de la disociación del metano por la luz ultravioleta del Sol y que son los causantes de la bruma anaranjada), de modo muy similar a como se cree que era la atmósfera primitiva de la Tierra. Esto le ha convertido en objetivo de
las numerosas investigaciones. En 2005, la sonda Huygens descendió a la superficie de este satélite para su estudio en detalle.

En cuanto a su composición geológica, tiene una baja densidad, de 2 gramos por centímetro cúbico. Se compone de 50% de roca y otro 50% de hielo, siendo el núcleo una mezcla de ambos materiales.

Su observaciones con telescopios sencillos es fácil, pues tiene una magnitud aparente que varía entre +8 y +8,5, y puede llegar a separarse angularmente hasta 10 veces el diámetro aparente de Saturno. Incluso en condiciones favorables incluso se puede observar con unos buenos prismáticos.

Crédito: NASA/Phys.org

Titán, el mayor de los satélites de Saturno, está caracterizado por una densa atmósfera, ríos y lagos de hidrocarburos (tales como etano y metano), y un notable sistema de dunas en su superficie, que llegan a alcanzar cientos de metros de alto, más de un kilómetro de ancho y cientos de kilómetros de largo. Según los estudios de Cassini, los vientos predominantes ocurren de este a oeste. Sin embargo, Devon Burr (Departament de Ciencias Planetarias y de la Tierra, de la Universidad de Tennessee) y su equipo observaron que las dunas presentaban signos de una formación justamente en sentido contrario al viendo predominante.
Así Burr y su equipo decidió intentar resolver dos misterios. Por un lado el motivo por el cual las dunas presentaban una forma contraria a la esperada según el sentido de los vientos predominantes, y por otro lado, como era posible el transporte de granos de arena del tamaño que se cree que tienen en Titán, por vientos aparentemente insuficientemente rápidos. Para resolverlo usaran el túnel de viento de alta presión de la NASA, el cual ajustaron para usarlo con la densidad de la atmósfera de Titán. Así mismo usaron hasta 23 tipos diferentes de arena, dada la incertidumbre del tamaño adecuado, para intentar simular con la mayor precisión la superficie.

Tras dos años de estudio llegaron a la conclusión de que debían existir vientos hasta un 50% más rápidos que los observados por Cassini. En su estudio, publicado en Nature, indican que la forma adquirida por las dunas no se debe a los débiles vientos predominantes. Sería causada por vientos más rápidos que corren en sentido contrario. Sin embargo dichos vientos no han sido observados. Burr y su equipo defiende la hipótesis de que estos vientos son creados en ocasiones muy esporádicas. En concreto cada 30 años (un año de Saturno) ocurren dos reversiones causadas por el paso del Sol por el ecuador. Este fenómeno causaría la inversión de los vientos durante un breve periodo de tiempo, dando la característica forma de las dunas.
Se puede ampliar información en el artículo “Study offers explanation for Titan dune puzzle” de Phys.org.

Esta espectacular imagen nos envía la misión Cassini desde Saturno. Se trata los reflejos de la luz solar en el Mar del Kraken, en el principal satélite del planeta de los anillos, Titán. Aunque en otras ocasiones también había captado dicho reflejo, hasta ahora no había sido posible mostrar tanto el reflejo y el mar simultáneamente. La imagen fue tomada el pasado 21 de Agosto usando el instrumento VIMS.
El Mar del Kraken está situado en el hemisferio norte de Titán. En este satélite, los océanos están compuestos por hidrocarburos, principalmente metano y etano líquido. En la imagen también se observa una marca clara alrededor del mar. Los científicos de la misión creen que podría haber sido causado por la merma del tamaño del mar, de mayor extensión en el pasado.

Se puede ampliar información en el artículo “Cassini fotografía un mar soleado en Titán” de Astrofísica y Física.
Esta animación muestra las nubes de metano moviéndose por encima del gran mar de metano en Titán. Imagen, Crédito: NASA/JPL-Caltech
 La nave espacial Cassini ha capturado recientemente imágenes de nubes que se mueven a través de los mares de hidrocarburos del norte de la luna de Saturno, Titán. Según los científicos esta actividad podría marcar el comienzo de las tormentas de verano que los modelos atmosféricos han predicho desde hace tiempo.

La nave espacial Cassini obtuvo estas fotografías a finales de julio, cuando se alejó de Titán después de un sobrevuelo cercano. Cassini siguió el sistema de nubes en desarrollo disipándose sobre el gran mar de metano conocido como Ligeia Mare durante más de dos días. Las mediciones de movimiento de las nubes indican que la velocidad del viento en la zona es de alrededor de 3 a 4,5 metros por segundo.


Durante varios años tras la llegada de Cassini al sistema de Saturno en 2004, los científicos observaron con frecuencia la actividad de las nubes cerca del polo sur de Titán, un fenómeno que se registra siempre a finales del verano. Las nubes se siguieron observando cuando la primavera llegó a hemisferio norte de Titán. Pero, desde que una gran tormenta azotó las latitudes bajas de la luna helada a finales de 2010, sólo se han visto unas pocas y pequeñas nubes en todo el satélite. La falta de actividad de las nubes tiene sorprendido a los investigadores, que han llevado a cabo simulaciones por ordenador de la circulación atmosférica de Titán, lo que ha predicho que las nubes se incrementarían en el norte cuando se acercaba el verano, cuando las temperaturas son más cálidas.

“Estamos ansiosos por saber si las nubes observadas ahora por Cassini señalan el comienzo de los patrones climáticos de verano, o si se trata de un hecho aislado”, dijo Elizabeth Turtle, del equipo de imágenes de Cassini en la Universidad de Física Aplicada Johns Hopkins. “Además, ¿cómo son las nubes relacionadas con los mares en Titán? ¿Acaso Cassini simplemente las captó sobre ellos, o se forman preferentemente allí?”, dijo Elizabeth Turtle.

Un año en Titán dura aproximadamente 30 años de la Tierra, con cada estación que dura alrededor de siete años. Observar los cambios estacionales en Titán seguirá siendo un objetivo importante para la misión Cassini de la NASA.

Enlace original: NASA

¿Qué se formó antes? ¿Titán o Saturno? Lo lógico, dado que Titán es un satélite de Saturno, sería decir que primero se formó Saturno, y de los restos de su formación, se creó el satélite. Sin embargo ahora un nuevo estudio realizado de manera conjunta por investigadores de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA, y liderados por Kathleen Mandt (Southwest Research Institute, San Antonio), apunta a que Titán se podría haber formado antes que Saturno. El artículo ha sido publicado en Astrophysical Journal Letters.
El estudio ha comprobado que la proporción o ratio entre dos isótopos del nitrógeno existente en la atmósfera del satélite, el nitrógeno-14 y el nitrógeno-15, apunta a que se formó en condiciones similares a las de los cometas pertenecientes a la nube de Oort. La medición de las proporciones entre diferentes isótopos constituye una magnifica herramienta en el estudio del Sistema Solar y permite vincular eventos y sucesos con gran precisión. De este modo, han llegado a la conclusión de que Titán no se formó de los restos de la formación de Saturno, que presentarían un ratio diferente. Titán se habría formado de los restos de la formación del propio Sol y el Sistema Solar.

Los investigadores están esperando a la recogida de datos del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko por parte de la misión Rosetta de la ESA. Este cometa pertenece al cinturón de Kuiper, y por lo tanto, si es correcta la propuesta, el ratio entre ambos isótopos debería ser inferior al medido en cometas procedentes de la nube de Oort.
Descubierto el 25 de Marzo de 1655 por Christiaan Hygens, se trata del satélite más grande que tiene Saturno, y además es el segundo más grande del Sistema Solar (Ganímedes, alrededor de Júpiter). Orbita a 1.221.850 kilómetros y tiene un periodo de 15,5 días. Titán tiene un diámetro ecuatorial de 5.150 kilómetros y es el único satélite del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera notable.
La atmósfera de Titán, actualmente centro de intensas investigaciones, fue descubierta por el astrónomo español Josep Comas Sola en 1908. Se trata de una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y que tiene una alta abundancia de metano y otros hidrocarburos (Se cree que estos hidrocarburos se forman como resultado de la disociación del metano por la luz ultravioleta del Sol y que son los causantes de la bruma anaranjada), de modo muy similar a como se cree que era la atmósfera primitiva de la Tierra. Esto le ha convertido en objetivo de las numerosas investigaciones. En 2005, la sonda Huygens descendió a la superficie de este satélite para su estudio en detalle. 
En cuanto a su composición geológica, tiene una baja densidad, de 2 gramos por centímetro cúbico. Se compone de 50% de roca y otro 50% de hielo, siendo el núcleo una mezcla de ambos materiales.
Su observaciones con telescopios sencillos es fácil, pues tiene una magnitud aparente que varía entre +8 y +8,5, y puede llegar a separarse angularmente hasta 10 veces el diámetro aparente de Saturno. Incluso en condiciones favorables incluso se puede observar con unos buenos prismáticos.
Se puede ampliar información en el artículo “Titan’s building blocks might pre-date Saturn” de Phys.org.
Crédito: NASA/JPL

Si bien las dunas de Titán ya habían sido fotografiadas con anterioridad, la nueva imagen tomada mediante radar por la sonda Cassini el pasado 10 de Julio y analizada por un equipo liderado por Steve Wall (NASA/JPL), es la que ofrece mayor detalle hasta la fecha. La imagen muestra de manera detallada las rayas oscuras entre las dunas de arena. Estas dunas tienen una forma muy familiar, y nos recuerda a las existentes en las playas de nuestro planeta o incluso a las creadas en los jardines Zen japoneses.
Mientras que en la Tierra las dunas están creadas por granos de arena compuestos por silicatos, en Titán los granos de arena, cuyo tamaño es similar a los granos de arena terrestres, están compuestos por materiales orgánicos (no confundir con biológicos). Las dunas se formarían como consecuencia de vientos muy suaves, de tan sólo 1 metro por segundo (3,6 kilómetros por hora), y que soplan en direcciones opuestas a lo largo del año.

Descubierto el 25 de Marzo de 1655 por Christiaan Hygens, se trata del satélite más grande que tiene Saturno, y además es el segundo más grande del Sistema Solar (Ganímedes, alrededor de Júpiter). Orbita a 1.221.850 kilómetros y tiene un periodo de 15,5 días. Titán tiene un diámetro ecuatorial de 5.150 kilómetros y es el único satélite del Sistema Solar que cuenta con una atmósfera notable.

La atmósfera de Titán, actualmente centro de intensas investigaciones, fue descubierta por el astrónomo español Josep Comas Sola en 1908. Se trata de una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno (94%) y que tiene una alta abundancia de metano y otros hidrocarburos (Se cree que estos hidrocarburos se forman como resultado de la disociación del metano por la luz ultravioleta del Sol y que son los causantes de la bruma anaranjada), de modo muy similar a como se cree que era la atmósfera primitiva de la Tierra. Esto le ha convertido en objetivo de las numerosas investigaciones. En 2005, la sonda Huygens descendió a la superficie de este satélite para su estudio en detalle. En cuanto a su composición geológica, tiene una baja densidad, de 2 gramos por centímetro cúbico. Se compone de 50% de roca y otro 50% de hielo, siendo el núcleo una mezcla de ambos materiales.

Su observaciones con telescopios sencillos es fácil, pues tiene una magnitud aparente que varía entre +8 y +8,5, y puede llegar a separarse angularmente hasta 10 veces el diámetro aparente de Saturno. Incluso en condiciones favorables incluso se puede observar con unos buenos prismáticos.

Se puede ampliar información en el artículo “Cassini captures familiar forms on Titan’s dunes” de Phys.org.