Seguimos con las fotografías de la observación desde La Parrilla (Valladolid) del 26 de julio de 2014. En esta ocasión, las fotografías corresponden a la zona del Triángulo del Verano.

[…]

01_cyglyr_20160730_18mm_3200iso_10x13s

 

Os compartimos un par de fotografías tomadas el 30 de julio de 2016 desde Ciguñuela (Valladolid) junto con Verónica Casanova. Fueron realizadas con una cámara réflex Canon EOS500D sobre trípode. Los datos son:

  • Triángulo del Verano (fotografía superior): objetivo 18 mm, f/4,5, 3200ISO, apilado de 10 imágenes de 13 segundos cada una de ellas (total 130 segundos de exposición).
  • Cassiopea (fotografía inferior): objetivo 32 mm, f/4,5, 3200ISO, apilado de 11 imágenes de 10 segundos cada una de ellas (total 110 segundos de exposición).

[…]

cisne_20160929_26x5s_3dark_dss_pi

La espina dorsal de la noche. Esta imagen, tomada junto con Verónica Casanova, nos la muestra en la noche del 29 de septiembre de 2016 desde Ciguñuela (Valladolid). Cubre la zona del Triángulo del Verano (Vega/Deneb/Altair). Fue tomada con una Canon EOS500D, objetivo de 18 mm, f/3,5 a ISO6400. Apilado de 26 imágenes de 5 segundos (130 segundos en total). Sólo con trípode, sin seguimiento.

Nunca dejará de maravillarme su observación desde los páramos pucelanos. Y es que ciertamente en esas noches oscuras de verano da la sensación de que sostiene la bóveda celeste.

🙂

 

Los crepúsculos del último mes del año, con sus tempranas puestas de Sol y sus dilatados anocheceres, nos dejan ver todavía en los dominios occidentales de la eclíptica las constelaciones otoñales de CAPRICORNIO, ACUARIO, y PISCIS, esta última cruzando largamente el meridiano local por debajo de la gran constelación de PEGASO, El Caballo Alado; y por encima de la también gran constelación de BALLENA Cetus.
ARIES, El Carnero, con su estrella principal Hamal (Alpha Ari), es la pequeña constelación que, también al anochecer, vemos cruzar nuestro meridiano local cuando está terminando de hacerlo Alrisha (Alpha Psc) la principal de PISCIS, y es la avanzadilla de las constelaciones de invierno cuyas brillantes estrellas y asterismos ya comienzan a atraer nuestra atención en los dominios orientales. LAS PLÉYADES, Aldebarán (Alpha Tau) en LAS HÍADES, Capella (Alpha Aur) en AURIGA, Betelgeuse (Alpha Ori) y Rigel (Beta Ori) en ORIÓN, junto con las tres estrellas del característico asterismo de El Cinturón de Orión Mintaka (Delta Ori) Almilan (Epsilon Ori) y Alnilah (Zeta Ori), Cástor y Pólux (Alpha y Beta Gem), Proción (Alpha CMi) y destacando sobre todas la brillante Sirio (Alpha CMa) la estrella más brillante de la bóveda celeste (exceptuando el Sol, claro).
A pesar de estar a las puertas del invierno, las tempranas puestas de Sol nos permiten advertir todavía las estrellas del Triángulo de Verano a gran altura por el Oeste durante el crepúsculo. Pero conforme anochece las vemos declinar, primero Altair (Alpha Aql), luego Vega (Alpha Lyr) y finalmente Deneb (Alpha Cyg). 
En los largos anocheces de diciembre, por el cénit vemos pasar tras el crepúsculo las constelaciones de ANDRÓMEDA y PERSEO.
Mirando al norte, durante el crepúsculo náutico, cuando vemos brillar a Polaris (Alpha UMi), en la OSA MENOR, advertimos a la izquierda su pequeño asterismo del trapecio, que a lo largo del anochecer desciende por el N-NO en su rotación hasta cruzar el meridiano inferior antes de medianoche. También tras el crepúsculo, rozando el horizonte norte, si la bruma nos lo permite, vemos a la OSA MAYOR cruzando el meridiano inferior. Entre ambas osas podemos advertir al DRAGÓN, cuya cabeza localizamos descendiendo por el O-NO, y también al anochecer, en la parte alta de la región circumpolar, vemos a CEFEO seguido de CASIOPEA cruzando el meridiano local.
El Sol comienza diciembre entrando en la constelación de OFIUCO y pasa a SAGITARIO el día 18, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Sagitario al comenzar el mes y entra en el signo de Capricornio el día 22. El solsticio de invierno tiene lugar el martes 22 a las 04:48 TU, momento en el que el Sol alcanza su mínima declinación -23,437º dando lugar al comienzo del invierno boreal, que durará 88,99 días.
Durante este mes tendremos dos lluvias de meteoros merecedoras de nuestra atención, la de las Gemínidas, la más interesante, cuyo periodo de visibilidad va del 6 al 19 de diciembre, siendo su máximo el día 13; y la de las Úrsidas, cuyo periodo de visibilidad va del 17al 24 de diciembre, siendo su máximo el día 22.

[Josean Carrasco. Presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]

En los anocheceres de este mes que despide el verano, con las últimas luces del crepúsculo vespertino, podemos advertir culminando en la eclíptica, y a muy baja altura, las estrellas más orientales de la constelación de SAGITARIO, y sobre éstas, aunque fuera de la eclíptica, la discreta constelación de ESCUDO. Cerca de la medianoche, y a algo más de altura, es la constelación de CAPRICORNIO la que vemos culminar, y en ella destacan las estrellas Prima Giedi (Alpha1 Cap) y Secunda Giedi (Alpha2 Cap) en los cuernos de la Cabra-Pez. También al anochecer podemos ver culminando a las pequeñas constelaciones de ZORRILLA, FLECHA, DELFÍN y CABALLITO.
Siguiendo en la eclíptica, en el cuadrante SO, vemos Antares, la estrella principal de ESCORPIÓN, una constelación que vemos desapareciendo, a la vez que a LIBRA, que vemos  llevándose a Saturno. También en la Eclíptica, por encima de Antares, vemos la gran constelación de OFIUCO, con Ras Alhague (Alpha Oph), su estrella principal y cabeza del Serpentario. Y muy cerca, Ras Algethi (Alpha Her), la cabeza de HÉRCULES, El Arrodillado, cabeza abajo y adornado en su costado izquierdo (a nuestra derecha) por Alphekka La Gema (Alpha CrB) la estrella principal de la constelación CORONA BOREAL.
Más al Oeste, vemos destacar Arturo (Alpha Boo) El Guardián de la Osa, la estrella principal de BOYERO, y la más brillante de nuestros cielos boreales, que desaparecerá por el O-NO a medianoche
En el cuadrante SE, por la eclíptica, podemos advertir, en cuanto las luces crepusculares se debiliten, las estrellas de ACUARIO, y también las tenues de PISCIS, constelaciones que en la antigüedad se relacionaban con la época de lluvias; y debajo de ellas podemos advertir el  PEZ AUSTRAL con su brillante Fomalhaut (Alpha PsA) y parcialmente la BALLENA. También al anochecer podemos ver alzarse a gran altura la extensa constelación de PEGASO cuya estrella principal es Markab (Alpha Peg), aunque en el vértice superior oriental de su característico cuadrado vacío de estrellas destaque en brillo Alpheratz, estrella que en el pasado perteneció a la constelación del Caballo Alado, pero que actualmente es la estrella principal de ANDRÓMEDA (Alpha And).
Tras el crepúsculo, dominando las alturas y culminando, vemos el conocido asterismo del “Triángulo de Verano” conformado por Vega (Alpha Lyr) la estrella principal de LIRA, Deneb (Alpha Cyg), la principal de CISNE, y Altair (Alpha Aql) la principal de AGUILA, todas ellas estrellas de primera magnitud.
Mirando al norte, desde el anochecer y hasta la medianoche, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR volteado y en descenso por el N-NO en su rotación en torno a Polaris (Alpha UMi). También en el cuadrante NO localizamos al serpenteante DRAGÓN. En el mismo cuadrante NO vemos a la OSA MAYOR cayendo hacia el horizonte y en el cuadrante NE, vemos a media altura y levantándose, a CASIOPEA, por debajo de CEFEO y por encima de CAMELOPARDALIS. También por el cuadrante NE vemos alzándose a PERSEO y ANDRÓMEDA, y alineada con estas constelaciones, asomando sobre el horizonte N-NE cerca de la medianoche, una estrella brillante, Capella, (Alpha Aur) la estrella principal de AURIGA.
El Sol, en la constelación de LEO, pasa a VIRGO el día 17, aunque según el zodíaco ya se halla en el signo de Virgo y entra en el signo de Libra el día 23. Este año el Equinoccio de Otoño, cuando Sol –en su movimiento aparente- pasa del hemisferio boreal al austral, tiene lugar el miércoles 23 a las 08:21h Tiempo Universal, es decir, las 10:21 en Tiempo Local comienza el otoño boreal y la primavera austral. 

El domingo 13 tiene lugar un Eclipse Parcial de Sol (no visible desde la península) que será visible desde el sur de África, el Océano Índico y la Antártida. 

Y el lunes 28 tiene lugar el Eclipse de Luna, que es Total y que será visible (si las nubes no lo impiden) desde Europa durante la madrugada, comenzando la totalidad a las 03:11 y terminando a las 06:27, con el máximo a las 04:48 (Tiempo Local)

En Septiembre no tenemos ninguna lluvia de meteoros destacable

[Josean Carrasco, presidente de la Asociación Astronómica Izarbe de San Sebastián]


Continuamos la galería de fotografías tomadas desde La Parrilla primero mostrando el Time-Lapse realizado por Miguel Rodríguez el 26 de Julio de 2014 de todo el firmamento, y a continuación apuntando a el Triángulo del Verano, formado por Vega, Deneb y Altair. Todas ha sido tomadas con una cámara Canon EOS500D con objetivo 18-55 mm y procesadas con Deep Sky Stacker.

Zona de la constelación del Delfín

águila
Águila
Águila
Cisne
Cisne

Cisne
Cisne

Durante este mes de Julio ya se pueden observar fácilmente las tres constelaciones que forman el triángulo del Verano: Lyra, Cisne y Águila. Dentro de estas constelaciones tenemos gran cantidad de objetos fáciles para observar. Por recomendar uno en cada constelación:

– En Lyra podemos observar el sistema cuadruple epsilon Lyrae, fácil de localizar cerca de la brillante estrella Vega. Para separar en dos componentes principales es suficiente usar unos prismáticos. Sin embargo para desdoblar todo el sistema necesitaremos un telescopio de al menos 200 mm.
– En Cisne podemos también deleitarnos con la estrella doble Albireo, cuyos componentes tienen una alta diferencia cromática, siendo todo un espectáculo su observación incluso con prismáticos.
– En Águila vamos a por un objeto difícil, la nebulosa planetaria NGC6751, de la magnitud +11,9, solo accesible a instrumentos de 200 mm.
Así mismo será la última oportunidad que tendremos para observar constelaciones con Leo o Virgo, que nos han acompañado durante la primavera. En ambas cartas se muestra el firmamento para este mes a primera hora de la noche. La carta superior muestra tal y como se observará desde una latitud 43º Norte, y la segunda a 43º Sur. Fuente: Cartes du Ciel.
Luna a través del ETX105

El pasado día 2, Verónica Casanova y yo fuimos a Goiuria para realizar una observación. Aquí os mostramos los resultados de la misma, en tres posts. En la primera os mostramos las fotografías de Júpiter y la Luna. En el segundo imágenes tomadas con cámara sin telescopio y finalmente, en el tercero, las tomadas con telescopio. El instrumental fue un telescopio Meade ETX105, unos prismáticos 10×50, una cámara compacta Panasonic Lumix 12Px y una cámara Canon EOS500.

En total, pudimos observar la Luna, Júpiter, el cometa Garradd, el doble cúmulo de Perseo, Albireo, epsilon Lyrae, M11, M13, M15, M27, M31, M33, M39, M45, M57, M71 y M92, además de varios meteoros y ¡gran cantidad de aviones! Esperamos que os gusten.

Luna a través del ETX105
Júpiter a través del ETX105

Júpiter a través del ETX105

Júpiter y sus satélites a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

La Luna a través del ETX105

Para finalizar, un vídeo de la Luna realizado por Verónica.

En la imagen (Fuente Cartes du Ciel) se puede ver el aspecto que tendrá el firmamento nocturno durante el mes de Junio hacia las 22h desde nuestras latitudes. Ya podemos comenzar a hacer los primeros intentos de observar el Triángulo del Verano, que comienza a aparecer por el este, y que ganará altura a partir de medianoche. Aquel que quiera observar las galaxias de Virgo o Leo tendrá que apurar las primeras horas de la noche.

Se incluye también en la siguiente imagen el aspecto del firmamento desde el hemisferio sur, a latitudes de 45ºS.