Abr 25 2018

La Gran Mancha Roja de Júpiter se hace más alta a medida que se reduce

Crédito de la imagen: NASA’s Goddard Space Flight Center

Aunque una vez fue lo suficientemente grande como para tragar tres Tierras con espacio de sobra, la Gran Mancha Roja de Júpiter se ha estado reduciendo durante un siglo y medio. Nadie está seguro de cuánto tiempo seguirá contrayéndose o si desaparecerá por completo.

Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que no todo ha sido un descenso. La tormenta parece haber aumentado en área al menos una vez en este intervalo, y cada vez es más alta a medida que se hace más pequeña.

Para Amy Simon, experta en atmósferas planetarias en el Goddard Space Flight Center de la NASA (Greenbelt, Maryland) y autora principal del nuevo artículo publicado en el Astronomical Journal, “Las tormentas son dinámicas, y eso es lo que vemos con la Gran Mancha Roja. Cambia constantemente de tamaño y forma, y sus vientos cambian también”.

Las observaciones de Júpiter datan de hace siglos, pero la primera observación confirmada de la Gran Mancha Roja fue en 1831 (Los investigadores no están seguros de si los primeros observadores que vieron una mancha roja en Júpiter estaban mirando la misma tormenta).

Los observadores han podido medir el tamaño y la deriva de la Gran Mancha Roja durante mucho tiempo. Un registro continuo de al menos una observación de este tipo por año se remonta hasta 1878.

Simon y sus compañeros recurrieron a este rico archivo de observaciones históricas y las combinaron con datos de naves espaciales de la NASA, comenzando con las dos misiones Voyager en 1979. En particular, el grupo se basó en una serie de observaciones anuales de Júpiter que los miembros del equipo han estado realizando con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA como parte del proyecto Outer Planets Atmospheres Legacy (OPAL). Los científicos del equipo OPAL tienen su base en Goddard, la Universidad de California en Berkeley y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (Pasadena, California).

El equipo rastreó la evolución de la Gran Mancha Roja, analizando su tamaño, forma, color y velocidad de deriva. También miraron las velocidades del viento interno de la tormenta, cuando esa información estaba disponible.

Los nuevos hallazgos indican que la Gran Mancha Roja recientemente comenzó a desplazarse hacia el oeste más rápido que antes. La tormenta siempre se mantiene en la misma latitud, sostenida por corrientes en chorro hacia el norte y el sur, pero gira alrededor del globo en la dirección opuesta en relación con la rotación hacia el este del planeta. Históricamente, se ha asumido que esta deriva es más o menos constante, pero en observaciones recientes, el equipo descubrió que no es así.

El estudio confirma que la tormenta ha estado disminuyendo en general desde 1878. Pero el registro histórico también indica que el área creció temporalmente en la década de 1920.

Para Reta Beebe, profesora emérita de la Universidad Estatal de Nuevo México y coautora, “Hay evidencia en las observaciones archivadas de que la Gran Mancha Roja ha crecido y disminuido con el tiempo. Sin embargo, la tormenta es bastante pequeña ahora, y ha pasado mucho tiempo desde la última vez que creció”.

Debido a que la tormenta se ha ido contrayendo, los investigadores esperaban encontrar que los poderosos vientos internos se volvían aún más fuertes, como un patinador de hielo que gira más rápido cuando pliega sus brazos.

En lugar de girar más rápido, la tormenta parece forzada a aumentar de altura. De modo similar a como ocurre con la arcilla en una rueda de alfarero. A medida que la rueda gira, un artista puede transformar un bulto corto y redondo en un jarrón alto y delgado empujando hacia adentro con las manos. Cuanta más pequeña sea la base, más alto crecerá. En el caso de la Gran Mancha Roja, el cambio de altura es pequeño en relación con el área que cubre la tormenta, pero aun así es notable.

El color de la Gran Mancha Roja ha ido cambiando, volviéndose intensamente anaranjado desde 2014. Los investigadores no están seguros de por qué está sucediendo, pero es posible que los compuestos químicos que colorean la tormenta sean transportados a la atmósfera a medida que la mancha se hace más alta. En altitudes más altas, los compuestos químicos estarían sujetos a más radiación ultravioleta.

Los investigadores no saben si la mancha se contraerá un poco más y luego se estabilizará o se romperá por completo. Tal y como indicó Rick Cosentino, “Si las tendencias que vemos en la Gran Mancha Roja continúan, los próximos cinco a diez años podrían ser muy interesantes desde un punto de vista dinámico. Podríamos ver cambios rápidos en la apariencia física y el comportamiento de la tormenta, y tal vez la mancha roja termine no siendo tan grande”.

Fuente de la noticia: “Jupiter’s Great Red Spot Getting Taller as it Shrinks, NASA Team Finds“, de NASA.

Abr 25 2018

Dibujo: Catedral de Valladolid

Aprovechando el paseo matinal de ayer, un dibujo de la Catedral de Valladolid (entrada que da a la Plaza de la Universidad). Realizado sobre papel A5 y con bolígrafo negro.

 

Abr 24 2018

Solarscope día 23

Por fin algo de actividad en en Sol. Fotografía tomada esta mañana con el móvil y usando el solarscope de la AR2706 (cerca del centro, un poco a la derecha y abajo).

 

Abr 23 2018

Dawn revela cambios recientes en la superficie de Ceres

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA/ASI/INAF

Las observaciones de Ceres han detectado variaciones recientes en su superficie, revelando que el único planeta enano en el sistema solar interno es un cuerpo dinámico que continúa evolucionando y cambiando.

La misión Dawn de la NASA ha encontrado depósitos recientemente expuestos que nos brindan nueva información sobre los materiales en la corteza y cómo están cambiando, según dos artículos publicados el 14 de marzo en Science Advances que documentan los nuevos hallazgos.

Las observaciones obtenidas por el espectrómetro de mapeo visible e infrarrojo (VIR) en la nave espacial Dawn encontraron previamente hielo de agua en una docena de sitios en Ceres. El nuevo estudio reveló la abundancia de hielo en la pared norte de cráter Juling, un cráter de 20 kilómetros de diámetro. Las nuevas observaciones, realizadas desde abril hasta octubre de 2016, muestran un aumento en la cantidad de hielo en la pared del cráter.

Continuar leyendo »

Abr 22 2018

La impresionante superficie de Europa

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SETI Institute

La desconcertante y fascinante superficie de la helada luna de Júpiter, Europa, ocupa un lugar predominante en esta imagen a color recién reprocesada, hecha a partir de imágenes tomadas por la nave espacial Galileo de la NASA a finales de la década de 1990. Esta es la imagen en color de Europa realizada por Galileo que muestra la porción más grande de la superficie de la luna con la resolución más alta.

La imagen fue publicada anteriormente como un mosaico con una resolución más baja y un color muy realzado. Para crear esta nueva versión, las imágenes se ensamblaron en una vista en color más realista de la superficie que se aproxima a cómo Europa se mostraría al ojo humano.

Continuar leyendo »

Abr 21 2018

El borde de la noche

Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

La sombra de Saturno recorre los anillos en una imagen capturada el 5 de noviembre de 2006 por la nave espacial Cassini de la NASA. En la mitad inferior de la imagen, las innumerables partículas heladas que componen los anillos iluminadas por el sol a plena luz del día. En la mitad superior, se mueven a través de la sombra de Saturno. En el lado derecho de la imagen, el lado nocturno del planeta, débilmente iluminado por la luz reflejada del anillo, se puede ver a través de los huecos de los anillos oscurecidos.

Esta imagen es un mosaico de cuatro imágenes de luz visible tomadas con la cámara de ángulo estrecho de la Cassini a una distancia de aproximadamente 1,5 millones de kilómetros de Saturno. La nave espacial Cassini finalizó su misión el 15 de septiembre de 2017.

Continuar leyendo »

Abr 20 2018

Luna y Venus. 17 de abril de 2018

Fotografías de la Luna y Venus del anochecer del 17 de abril. Han sido tomadas desde dos lugares diferentes de Valladolid. Estas tres primeras fotografías son del primer lugar, la plaza de San Pablo. Tomadas con la Canon EOS500D a 400ISO. Focales de 70 mm, 130 mm y 300 mm.

Continuar leyendo »

Abr 19 2018

Venus y la Luna. Multiexposición, bonus EPOD y más…. 17 de abril de 2018

Fotografía de la conjunción del 17 de abril entre Venus y la Luna. Esta vez tomada desde el Paseo de Isabel la Católica (Valladolid). Son 30 imágenes de 1/8 segundos a 800ISO, con objetivo de 70 mm.

Y para sorpresa mía, hoy he podido arrancar la mañana con un tweet del Planetario de Madrid ¡dando los buenos días con esta fotografía!

Continuar leyendo »

Abr 19 2018

Líridas 2018: Guía de observación

[Artículo cedido por Astrofísica y Física]

En el mes de abril se produce la lluvia de estrellas de las Líridas. Los meteoros de esta lluvia tienden a ser muy brillantes con restos estelares muy persistentes ya que penetran profundamente en la atmósfera terrestre. En los últimos años se ha observado un promedio de 10 a 20 meteoros por hora.
Este fenómeno se produce cuando nuestro planeta, en su órbita alrededor del Sol, atraviesa los residuos polvorientos dejados por el cometa Thatcher. Este cometa fue descubierto el 5 de abril de 1861 por el astrónomo AE Thatcher de Nueva York. Por entonces contaba con una magnitud de 7,5 y se encontraba en dirección a la constelación de Draco. Fue descrito como “una nebulosa sin cola de 2 minutos de arco de diámetro, con una condensación central.”
Su posterior estudio estableció que la órbita del cometa era elíptica y que su periodo era de 415 años.
Existen registros de la observación de esta lluvia desde el año 687 a.C, siendo uno de los eventos astronómicos más antiguos en registrarse. La THZ, o número máximo de meteoros observados en condiciones favorables, suele ser aproximadamente de entre 14 y 23 meteoros por hora lo que supone entre unos 8 y 15 meteoros por hora reales. En las mejores condicionas podrían observarse hasta tres meteoros por minuto. Pero en varios años se han observado estallidos que han elevado esta tasa a cifras muy superiores, como las ocurridas en 1803, 1922 y 1982. Por ejemplo, en 1982 se alcanzaron los 200 meteoros por hora. Por ello, los científicos clasifican a esta lluvia de estrellas como impredecible. ¿Qué ocurrirá este año?

Continuar leyendo »

Abr 18 2018

Dibujo: Astronauta Alan Bean del Apolo XII

Dibujo del astronauta Alan Bean del Apolo XII. Realizado sobre papel negro con lápiz Conté Blanco 630, pasteles blanco 101, gris 74, 94 y 230, rojo 191, azul 51, grafito HB, carboncillo 4B y difumino.

 

Entradas más antiguas «