[Post cedido por Verónica Casanova de su blog Astrofísica y Física]
Un equipo de investigadores de Reino Unido, Canadá y EE.UU, liderados por Stephen M. Feeney, han descubierto en un reciente estudio sobre el Big Bang, cuatro patrones circulares, estadísticamente poco probables, en el Fondo Cósmico de Microondas (FCM). Los científicos creen que estas marcas podrían ser «golpes» que nuestro Universo ha recibido en cuatro ocasiones por otros universos. Si esta teoría resulta ser correcta, sería la primera evidencia de que existen otros universos aparte del nuestro.
La idea de la existencia de otros universos no es nueva, ya que los científicos han sugerido anteriormente que vivimos en un «multiverso» consistente en un número infinito de universos. El concepto de multiverso parte de la idea de una inflación eterna: el período inflacionario que nuestro Universo atravesó justo después del Big Bang, fue uno de los muchos períodos inflacionarios que las diferentes partes del espacio están experimentando todavía. Cada parte del espacio experimentó su propia inflación creando un universo diferente con sus propiedades físicas. Como su nombre indica, la inflación eterna se produce un número infinito de veces, con la creación de un número infinito de universos, lo que da como resultado el multiverso.
Estos universos infinitos a veces son llamados universos burbuja a pesar de que son de forma irregular, no redondos. Los universos burbuja pueden moverse y de vez en cuando chocan con otros universos burbuja. Como Feeney y sus colegas explican en su artículo, estas colisiones producen inhomogeneidades en la cosmología del centro de la burbuja, que podrían aparecer en el FCM. Los científicos desarrollaron un algoritmo para la búsqueda de colisiones en nuestra «burbuja» en el FCM con propiedades específicas, que los llevó a encontrar los cuatro movimientos circulares.
Sin embargo, los científicos reconocen que es fácil encontrar estadísticamente variedades en las propiedades del FCM ya que cuentan con un conjunto muy grande de datos. Por ello, los investigadores enfatizan que se necesita más trabajo para confirmar esta afirmación,que podría llegar en poco tiempo, ya que Planck tiene una resolución tres veces mayor que WMAP, del que proceden los datos actuales, así como una orden de magnitud de mayor sensibilidad. Sin embargo, esperan que la búsqueda de colisiones en la burbuja podría proporcionar una cierta penetración en la historia de nuestro Universo, si las colisiones resultan ser reales.
 
«Aunque no se ha confirmado una colisión en nuestra burbuja, este estudio se puede utilizar para establecer límites estrictos en las teorías que dan lugar a la inflación eterna, sin embargo, si una colisión en la burbuja es verificada por los futuros datos, a continuación, vamos a obtener una visión no sólo de nuestro propio Universo, sino de un multiverso situado más allá «, escriben los investigadores en su estudio.

Este es el segundo estudio realizado el mes pasado que ha utilizado datos del FCM para buscar lo que podría haber ocurrido antes del Big Bang. En el primer estudio, Roger Penrose y Gurzadyan Vahe encontraron círculos concéntricos con una variación de temperatura más baja que el promedio en el FCM, que podría ser evidencia de una cosmología cíclica en la que el Big Bang ocurre una y otra vez.

Más información en el enlace.

[Post cedido por Verónica Casanova de su blog Astrofísica y Física]