La constelación de Orión es una de las más destacadas del firmamento invernal, y posiblemente del año, contando con dos estrellas de la primera magnitud y cuatro de la segunda.

Las estrellas principales son:
– Alfa: llamada Betelgeuse, de magnitud 1,0 y color rojo, es una estrella supergigante situada a más de 460 años luz de nosotros y es 400 veces más grande que el Sol.
– Beta: llamada Rigel, de magnitud 0,3 y color azul, esta más lejos que Betelgeuse, a 1300 años luz y es una estrella doble, con una compañera de la magnitud 6,7.
– Gamma: llamada Bellatrix, de magnitud 1,7 situada a 326 años luz.
– Delta: llamada Mintaka, de magnitud 2,5, situada a 1300 años luz y con una compañera de la magnitud 6,8.
– Epsilon: llamada Alnilam, de la magnitud 1,8 y situada a 1300 años también.
– Zeta: llamada Alnitak, de magnitud 2,1, y situada también a 1300 años luz. Junto con Delta y Epsilon formar el conocido cinturón de Orión.
– Kappa: llamada Saiph, de brillo 2,2.
– Tetha: de la magnitud 4,5, es un sistema cuádruple de estrellas gigantes, observable con telescopios y que es conocido como Trapecio de Orión, en el interior de la famosa nebulosa de Orión.

Los objetos no estelares más destacados de la constelación son:
– M42: llamada nebulosa de Orión. Es visible a simple vista al sur del cinturón de Orión.
– M78: Es una nebulosa gaseosa de magnitud 8,3 con lo que es necesario usar telescopio para observarla.
– NGC2024 e IC434: nebulosas situadas visualmente en la zona de la estrella Zeta. IC434 es famoso al tener una nebulosa oscura, la nebulosa de cabeza de caballo o B33, delante suyo creando una de las imágenes más bellas y famosas del firmamento. Sin embargo visualmente es difícil observar estos objetos salvo con grandes telescopios o mediante fotografía de larga exposición.

En la entrada además del mapa de la constelación podéis encontrar tres imágenes capturadas con una CCD Starlight MX5 de la región de Zeta Orión y M42.