Al final se cumplieron los peores pronósticos, y aquí, en Durango (Vizcaya) ha amanecido lloviendo. Tendremos que esperar al siguiente para tener más suerte.