Para finalizar la nochevieja apunté la Canon EOS500 hacía Orión, ahora situado en el oeste, por lo avanzado de la noche. La primera imagen corresponde a Orión con objetivo 18 mm, f/4,5, 3200 ISO y 5 segundos de exposición. La segunda imagen es nuevamente Orión pero con objetivo 55 mm, f/5,6, 3200 ISO y 20 segundos de exposición. Por último, Betelgeuse, a foco del ETX105EC (focal 1450 mm), 3200 ISO y 0,8 segundos de exposición.