Concepción artística de Keple-10b. Fuente: NASA
La misión Kepler de la NASA ha confirmado el descubrimiento de su primer exoplaneta rocoso. El exoplaneta, llamado Kepler-10b, tiene un tamaño de 1,4 veces el de la Tierra, convirtiéndolo en el más pequeño descubierto hasta ahora, y se encuentra 20 veces más cerca de su estrella que Mercurio del Sol. El descubrimiento se ha producido tras 8 meses de mediciones fotométricas muy precisas.

Fuente: NASA