Gran sorpresa ante el descubrimiento un proto-cúmulo de galaxias que aparenta ser solamente de 1.000.000.000 años después del Big Bang, convirtiéndolo en el más lejano observado hasta el momento. La noticia acaba de ser publicada en Nature y Peter Capak, del California Institute of Technology ha usado telescopios como el Keck, el HST, el Chandra y el Spitzer para su estudio.

Fuente: Space.com