El 10 de Mayo de 1994 hubo un eclipse de Sol al atardecer, visible desde España. En aquella ocasión me desplacé hasta la cima del monte Oiz (Vizcaya) con compañeros de la Sociedad Astronómica Izarra de Durango. Como equipo llevamos un telescopio Celestron de 114 mm y proyectamos las imágenes sobre una pantalla. Las fotografías fueron tomadas con una cámara Yashica FX2000 y película 100ISO. Como suele ser habitual por estas latitudes, las nubes no faltaron.