Actualmente la física contempla a las partículas (fotones, electrones, quarks,…) como «esferas» indivisibles de materia/energía. La teoría de cuerdas enfoca el concepto de otro modo, asumiendo que las partículas son ondas de una cuerda: cada masa o cuanto de energía sería un «tono» de vibración de una cuerda (filamento, bucle o membrana).
La idea surgió en 1921 cuando Kaluza-Klein intentaron unificar el electromagnetismo y la gravedad en una sola teoría. No fue hasta la década de los 70 cuando esta teoría se retomó y cobró fuerza.
Como características de la teoría de cuerdas podríamos decir que:
– Es una teoría totalmente matemática
– Está aún sin demostrar
– Trata de llegar a una teoría del Todo unificando las cuatro fuerzas conocidas (fuerza nuclear débil, fuerza nuclear fuerte, electromagnetismo y gravedad) y explicando la masa y propiedades de todas las partículas.
– Existen diferentes modelos, aunque el principal y más aceptado actualmente es el llamado M.
A nivel del concepto de cuerda podríamos decir que:
– Vibran en una sola dimensión
– Hacen falta más dimensiones (10 u 11). Parte de ellas están «enrolladas» y es en estas dimensiones donde vibran las cuerdas
– Pueden ser abiertas, bucles o membranas (en dimensiones superiores las denominadas n-branas)
– Todas son iguales: cambia el patrón de vibración
Para aquellos que estén interesados en ampliar información pueden leer el libro «El Universo Elegante», de Brian Greene (editorial Crítica, serie Drakontos)