El pasado año, en base a datos del satélite de la NASA Swift y del HST, se encontró que el asteroide Scheila era más brillante de lo esperado. Un análisis detallado de las imágenes mostró que el posible motivo es una colisión con otro asteroide de menor tamaño.

Según David Jewitt (Universidad de California) se estima que el objeto que impactó contra Scheila fue un cuerpo de 30 metros a 17.000 km/h. La nube de polvo que rodea a Scheila es 10.000 veces más masiva que el material emitido por el cometa 9P/Tempel 1. Esta observación podría ser un indicio que la ausencia de hielo en el interior del asteroide.

En 2009 el HST también observó una colisión en P/2010A2.

Mas información en HubbleSite.