Fuente: Plataforma Sinc.
Ataecina, es el quinto planeta enano del Sistema Solar junto con Ceres, Eris, Makemake y Plutón. Se trata de un cuerpo de 2000 kms de largo y forma de «melón» que rota sobre su eje en 4 horas. Además, tiene dos satélites, Hi’iaka y Namaka. Ahora un grupo internacional ha descubierto que tanto Ataecina como Hi’iaka están cubiertos de de agua congelada en forma de hielo cristalino (con estructura ordenada) en lugar del hielo amorfo  debido a la radiación solar que se esperaba detectar. En el caso de Ataecina el hielo cubre el 75% de su superficie, mientras que en el caso de Hi’iaka el 100%.
Algunos lectores de mi blog se preguntarán, ¿Que cuerpo es Ataecina que no había oído hablar de él? ¿A qué se debe que en lugar de enumerar como quinto planeta enano a Haumea, aparezca Ataecina?. Pues bien, el motivo es que en este blog, al igual que las pseudociencias, la astrología,… Haumea no es bienvenido. En este blog se habla de Ataecina. Y todo esto tiene su historia: Dos equipos de astrónomos se disputaron el descubrimiento. Por una parte, el grupo del investigador español José Luis Ortiz Moreno del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), entre los que destacaba el astrofísico Pablo Santos, y por otra, el del astrofísico Michael E. Brown del Instituto Tecnológico de California (Caltech, EE.UU.). Al final, la Unión Astronómica Internacional optó por aceptar el descubrimiento del equipo español, pero bautizar al extraño planeta enano y sus satélites con los nombres que propuso el grupo estadounidense. ¿Entendéis el motivo de la decisión de la IAU de llamarlo Haumea? Yo no. En este blog será Ataecina, tal y como lo bautizó el equipo español.

Para más información de este caso visitar el enlace de Infoastro.com.