Últimamente, y en particular con los anuncios catastrofistas del fin del mundo en 2012, mucha gente se pregunta si, por ejemplo, es realmente el cometa Elenin el responsable de terremotos como el que sucedió en Japón. Evidentemente la respuesta es NO. No tiene ningún fundamento semejante idea, y la influencia gravitatoria de dicho cuerpo es prácticamente nula. Pero algunos insisten en hacernos creer que ciertas alineaciones entre Sol, Tierra, cometa Elenin y/u otros cuerpos son causantes de semejantes terremotos. La verdad es que si un día en el que ocurra una estas supuestas alineaciones [*] se «pronostica» que hay un terremoto…. se acierta casi al 100%. Como podéis ver en la imagen principal de post, en la última hora ha ocurrido un terremoto en EE.UU. de magnitud 3 en Oklahoma, unos 20 durante las últimas 24 horas (el más activo de magnitud 5,1 en Afganistan), y 272 en la última semana (de hasta 5,9 en la costa de Japón el día 11).
Alguien se preguntará si la Tierra se está destruyendo. La respuesta nuevamente es NO. Por ejemplo en el año 2000 se registraron 22.256, en 2010 fueron 21.545. Como se puede apreciar todos los años ocurren gran cantidad de terremotos. Estos terremotos son de diferentes magnitudes y, por suerte, ocurren muchas veces en lugares despoblados. En 2010 fueron más de 12.000 los que tenían una magnitud superior a 4. Estadísticamente hay más de 134 terremotos anuales de magnitud superior a la 6 y 1319 superiores a la magnitud 5. En el siguiente gráfico se pueden ver cuantos terremotos de magnitud superior a 5 han ocurrido en los últimos 21 años. Se observa que prácticamente la cantidad es idéntica a lo largo de los años. Conclusión obvia: el Elenin NO es responsable de ningún terremoto. No se debe olvidar que la Tierra es un planeta geológicamente activo y que gracias esta actividad (aunque a veces mueran miles de personas) es lo que permite que exista la vida en su superficie.

Ahora la pregunta es: ¿Creen que si pronostico que el día de mi cumpleaños ocurrirá un terremoto de magnitud superior a 5, acertaré?

Todos estos datos son los recogidos y analizados por la U.S. Geological Survey (USGS)

[*] No son realmente tales porque en la mayor parte de los casos se limitan a observar las órbitas desde un plano visual concreto, pero no su verdadera disposición espacial donde se observen las diferentes inclinaciones orbitales

[This post participates in Carnival of Space  #212 at Next Big Future]