La misión Opportunity en Marte de la NASA ha descubierto una veta mineral que aporta evidencias sobre posibles flujos de agua en este planeta. Esta veta (que no excede de los 50 centímetros) es de un material brillante llamado gypsum (de fórmula química CaSO4·2H2O) y a diferencia de otros materiales encontrados en otras ocasiones, tal y como indica Steve Squyres, es puro. También en esa misma región (cráter Endeavour) han sido encontradas otros materiales que apuntan en la misma dirección.