Estos días son muy propicios para ver la Luna tanto al amanecer como al atardecer. Aquí hay dos imágenes tomadas, una al anochecer, entre horribles luminarias públicas que polucionan el firmamento, y otra al amanecer, 11 horas después. Ambas están tomadas con la cámara del móvil.