Esta espectacular fotografía fue registrada el pasado 16 de Febrero por la MRO (Mars Reconnaisance Orbiter) con su instrumento HiRISE. Se trata de un tornado (también denominado demonio de arena) en la superficie marciana, en concreto en la región Amazonis Planitia (hemisferio norte marciano). Tiene un tamaño de 800 metros.